Miércoles, 28 de septiembre de 2016Actualizado a las 23:43

Mujica: "Hay que tener el coraje de castigar impositivamente la acumulación desenfrenada"

por 12 marzo 2014

Mujica:
El mandatario uruguayo abogó por la fraternidad y una verdadera integración de los pueblos, para encarar esos males, invitando a aprender del pasado y a superarlo para avanzar hacia el futuro.

El Presidente de Uruguay, José Mujica, manifestó este miércoles que los temas como el hambre, las desigualdades sociales y la depredación de la naturaleza, son problemas políticos que no sólo competen a las naciones, sino a toda la humanidad.

El mandatario abogó por la fraternidad y una verdadera integración de los pueblos, para encarar esos males, invitando a aprender del pasado y a superarlo para avanzar hacia el futuro, destacando además que "hay que tener el coraje de castigar impositivamente la acumulación desenfrenada".

Junto con afirmar que hoy la moda "es ser libre", el gobernante uruguayo reconoció que se siente un poco abrumado con el cariño que ha recibido del pueblo chileno, en el marco del encuentro denominado "De cara al futuro con José Mujica", organizado en una de las sedes del Senado chileno en Santiago. El ex guerrillero dijo que la política no es una profesión, sino que es una pasión para abocarse a la lucha social, aclarando que hoy hay que defenderse en contra de "una lucha despiadada de intereses económicos".

"Como nos toca vivir tiempos de hipercapitalismo, como todo se transforma en mercadería, como todo es comprable, como todo es vendible, también se abraza la política y se juzga la política con criterios de mercado y hay una respuesta sorda a las masas, esa respuesta sorda no cree en la política", explicó el jefe de Estado.

Mujica planteó que "hay gente que adora la plata, se mete en la política, si adora tanto la plata que se meta en el comercio, en la industria, qué haga lo que quiera, no es pecado, pero la política es para servirle a la gente. No es que se pueda ser desinteresado, no hay ser viviente que sea desinteresado, hay una cuota dentro de nosotros que así nos mandata, la vida es el juego de solidaridad, de fraternidad. A la alta política le interesa ese cariño de la gente, algo que se transmite, que no tiene precio y que no se compra en el supermercado".

El Presidente de Uruguay, aseguró que "no es una pose poética, es un cálculo fríamente materialista, no esclavizar la vida por cuestiones materiales para tener el mayor margen de libertad y tiempo de la vida, para gastarlo en las cosas que a uno lo motivan".

"El ser sobrio es un cálculo bien premeditado, tener tiempo para ser libre y entonces no te dejes afanar la vida, no te dejes transformar en un esclavo, no te acostumbres a vivir a costillas de los otros", recomendó.

Mujica concluyó advirtiendo que "nos llenamos la boca con el libre comercio y hay como 300 o 400 tratados de libre comercio que no los entiende ni Mandrake. Con una expansión brutal de las fuerzas productivas, con una acumulación de capital y de conocimiento como no ha habido en toda la historia de la humanidad (…), crece la pobreza, pero más crece la desigualdad. Eso rompe los ojos, la humanidad tiene recursos para hacer cosas grandiosas".

"Hay que tener el coraje de castigar impositivamente la acumulación desenfrenada y aunque no nos den pelotas, hay que plantearlo y pelearlo", recalcó el mandatario que fue postulado para el Premio Nobel de la Paz 2014.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes