Martes, 27 de septiembre de 2016Actualizado a las 10:41

Informe del gobierno de Piñera alerta sobre posible "anticoncertacionismo" anarquista que tendrá que enfrentar Bachelet

por 17 marzo 2014

Informe del gobierno de Piñera alerta sobre posible
El documento, que analiza las nuevas tendencias de las corrientes anarquistas en nuestro país, alerta sobre un especial desprecio hacia la Alianza por Chile, pero consigna además un rechazo igualmente fuerte hacia la antigua Concertación, que podría extenderse incluso al Partido Comunista por sumarse a las filas de la Nueva Mayoría.

Un informe formulado a fines del gobierno de Sebastián Piñera, realizado por salientes analistas de La Moneda, alertó sobre la existencia de un nuevo escenario en materia de tendencias anarquistas en nuestro país, las que tendrá que enfrentar la nueva Presidenta Michelle Bachelet. La consolidación de una nueva guerrilla urbana anarquista, un anticoncertacionismo como tendencia y el “postanarquismo contraciudadano”, son algunos de los tópicos que abarca el documento.

Serían 30 láminas que incluyen las fichas sobre el ingreso a Chile de miembros del movimiento ácrata de Argentina, Bélgica, España, Italia, Brasil, Suiza, Francia, México, Austria y Ecuador. Cada uno de los integrantes figura con su fotografía adjunta, aunque no todos son citados con nombres y apellidos, según reveló el diario La Segunda.

Asimismo, se incluye una nómina de 50 miembros de distintos grupos chilenos identificados mediante sus nombres y lazos internacionales, considerados entre lo más activos. 

Un poco de historia

El informe comienza con una reseña sobre los orígenes del anarquismo moderno en Chile. Allí figuran los formadores del Kolectivo Kamina Libre –Marcelo Villarroel Sepúlveda, Juan Aliste Vega y Freddy Fuentevilla Saa– como referentes del “anarquismo insurreccional, quienes prefirieron continuar en la cárcel, antes de firmar un documento gubernamental que daba indulto a cambio de manifestar arrepentimiento y compromiso de dejar la vía armada. Para salir de prisión, los integrantes del colectivo utilizaron el hostigamiento constante a través de huelgas de hambre, ataques a cámaras de seguridad, locutorios de visitas e instrumental de los penales, formando, de manera paralela, redes sociales, etc., de forma de visibilizar sus acciones y acelerar el término anticipado de sus condenas.

Asimismo, aparecen en el informe Rodolfo Retamales y Pablo Morales, quienes tendieron puentes con anarquistas argentinos y fueron visitados en la Cárcel de Alta Seguridad por la bonaerense Organización Cruz Negra.

El texto cita además el incidente protagonizado en 2007 cuando "un grupo de ex Kamina Libres protagonizaron el asalto al Banco Security (2007), donde murió el cabo Luis Moyano. Fuentevilla y Villarroel fueron detenidos en Argentina (2008), donde tenían redes de apoyo y se consolidaron como símbolos actuales del movimiento anticarcelario". A esto, el documento añade que "según fuentes del anterior gobierno, todo lo que acontece hoy en el mundo insurreccional anarquista se relaciona, aunque sea parcialmente, con algún ex Kamina Libre". 

Como responsable de ese vía violenta e internacionalista, se menciona a Sebastián Oversluij, fallecido en el frustrado asalto al BancoEstado de diciembre de 2013, a quien se le identifica como "el primer anarquista puro (sin pasado como militante subversivo) que actúa en un asalto bancario”. Según se señala, la vía elegida por Oversluij es consecuencia del potenciamiento del “anarquismo insurreccional”, tras el fracaso del Caso Bombas .

“Generó en los imputados y en sus redes de apoyo sensación de impunidad, reforzando su moral”, añade el texto.

Según el documento en cuestión, la mayor parte de la acción subversiva relevante en la actualidad tiene que ver con la Federación Anarquista Informal (FAI) o el Frente Revolucionario Internacional (FRI), cuyos sellos sirven como método de comunicación y de validación de las actividades insurreccionales. Asimismo se menciona la Red Traductora de Contrainformación en la que se intercambian pensamientos, material ideológico, atentados y actividades vinculados a estas corrientes.

Los desafíos del nuevo gobierno

El análisis hace mención además a los principales inconvenientes que tienen los organismos de seguridad para combatir el anarquismo. En ese sentido, la carencia de una "vocería representacional", es decir, que cada uno de los “kombatientes” se presenta a sí mismo a través de sus acciones en el marco de una “nueva guerrilla urbana nihilista”, es un aspecto a considerar. 

Un segundo problema tiene que ver con la radicalización del postanarquismo y la política contraciudadana, encarnados en el ataque contra personas comunes y corrientes, considerada por los más extremos como cómplices del “Estado policial” a partir de su "sumisión". En esta línea, los analistas pronostican que seguirán sucediéndose ataques de tipo incendiarios contra objetos que representan al "ciudadano inconsciente", como árboles de Navidad, entre otros. 

El informe asegura además que existe un especial desprecio por parte del anarquismo hacia la Alianza por Chile. Sin embargo, consigna, el rechazo es igualmente fuerte en el caso de la antigua Concertación y hasta podría extenderse al Partido Comunista por haberse integrado a la filas de la Nueva Mayoría. De ahí que el documento advierta que en el futuro podría hacerse patente un "anticoncertacionismo" anarquista que tendría por aviso el escupitajo que recibió Bachelet en mayo de 2013 durante su campaña presidencial.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes