Domingo, 25 de septiembre de 2016Actualizado a las 09:47

Bachelet decreta zona de catástrofe y viaja a zona para evaluar daños

SHOA cancela alarma de tsunami para todo el país

por 2 abril 2014

SHOA cancela alarma de tsunami para todo el país
La jefa de Estado lamentó la pérdida de al menos seis vidas a consecuencia del sismo de 8.2 grados Richter y anunció el inmediato viaje a la zona del subsecretario del Interior y de dos generales, del Ejército y la FACh, quienes respectivamente tomarán el mando en Arica y Parinacota y Tarapacá para “evitar situaciones de saqueos y de desorden". Y además de hacer un llamado a la calma, la jefa de Estado destacó que ante la emergencia “se han tomado las medidas necesarias para proteger las vidas y los bienes de las personas”.

Esta madrugada y desde el Palacio de La Moneda, la Presidenta Michelle Bachelet se refirió al sismo de 8,2 grados Richter que sacudió la zona norte del  país y que gatiló que se emitiera una alerta de tsunami que en una primera instancia se extendió a todo el borde costero del país. Y esta vez la mandataria no tardó en decretar como zona de catástrofe a las regiones de Arica y Parinacota y de Tarapacá.

Bachelet destacó que “desde el primer momento se constituyó en la Onemi el Comité de Emergencia a cargo del Ministerio del Interior y en cada región afectada se constituyeron los comités de emergencia correspondientes sin ningún problema. La alerta de tsunami fue dada con prontitud y hemos visto una evacuación ordenada de las personas que han colaborado desde el primer momento”. Asimismo, lamentó el fallecimiento de cinco personas en Iquique y Alto Hospicio, cuyas identidades, señaló, "están siendo confirmadas".

Fuerzas Armadas

También explicó que la decisión de decretar Zona de Catástrofe obedece a la necesidad de mantener el orden público y resguardar los bienes de las miles de personas que permanecían esta madrugada pernoctando en zonas de seguridad.

"He decretado zona de catástrofe para las regiones de Arica y Parinacota y Tarapacá, lo que implica que en esta misma noche se trasladan a la zona el general de Ejército Miguel Alfonso Bellet, a la zona de Arica y Parinacota, y el general de la FACh Alfonso Merino Núñez, a la zona de Tarapacá, para tomar el mando del orden público y evitar situaciones de saqueos y de desorden, junto con colaborar con la autoridad de la zona en las labores de ayuda que ya han comenzado”, agregó.

A ello se suma el envío de un avión con 100 efectivos de Fuerzas Especiales de Carabineros y 30 de Gendarmería, que salió desde Santiago con dirección a Iquique para ayudar a la policía uniformada y a las Fuerzas Armadas a garantizar la seguridad, con el antecedente adicional de la fuga de 300 internas que escaparon de la cárcel de la ciudad tras ocurrido el sismo. Pocas horas después se había informado la captura de sólo una veintena de ellas.

Además, la jefa de Estado informó que instruyó al subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, para que “viaje inmediatamente a Iquique a coordinar en terreno las ayudas a la población, la entrega de insumos de emergencia, la mantención del orden público y las medidas necesarias para volver a la normalidad cuanto antes”.

En tanto, informó que el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, “se mantendrá a cargo del Comité de Emegencia en la Onemi, monitoreando toda la noche hasta la cancelación de la alarma de tsunami. Entre sus tareas estará coordinar los distintos Ministerios para hacer los catastros correspondientes y seguir tomando las medidas necesarias para ir en ayuda de nuestros compatriotas”.

Inspección en terreno

“Es verdad que el balance total de los daños los podremos conocer a cabalidad y con mayor claridad con el paso de las horas y también cuando se pueda recorrer con la luz del día las zonas afectadas”, aseguró la Presidenta, quien agradeció los llamados telefónicos que recibió de la mandataria argentina, Cristina Fernández, del mandatario peruano Ollanta Humala, y del embajador de Brasil, quien se contactó con la Cancillería con el mismo propósito. Asimismo, señaló que este miércoles viajará junto a un grupo de ministros hasta las zonas afectadas "para mirar cómo podemos apoyar a las regiones que están siendo afectadas".

Por último, Bachelet instó a la población que reside en las zonas afectadas a “mantener la calma, a seguir las instrucciones de la autoridad y todo lo necesario para asegurar, valga la redundancia, la seguridad de las personas y las familias. Se han tomado las medidas necesarias para proteger sus vidas y los bienes de las personas y el gobierno va a seguir trabajando el tiempo que sea necesario para afrontar esta emergencia y proteger a nuestros conciudadanos”.

Acto seguido, procedió a firmar, junto al titular de Defensa, Jorge Burgos, y al del Interior, los decretos de zona de catástrofe para las dos regiones del extremo norte, ante la presencia también de la ministra de la Segpres, Ximena Rincón, y del ministro vocero del Ejecutivo, Álvaro Elizalde.

La jefa de Estado evitó, así, cometer los mismos errores de hace cuatro años después del terremoto y tsunami del 27 de febrero de 2010, cuando se le criticó no sólo por la fallida alerta de maremoto, sino que también por la tardanza con que finalmente tomó la decisión de enviar a las Fuerzas Armadas a la Región del Bío Bío para evitar que se registraran saqueos y actos delictuales.

Además, esta vez optó por mantenerse en La Moneda y no concurrir a las dependencias de la Onemi, como sí lo hizo en 2010. En cambio, delegó en Peñailillo la tarea de coordinar con el organismo de emergencia las vocerías sobre el curso de la situación.

Alerta de tsunami

Minutos antes de que saliera al aire la mandataria, el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, informó sobre la decisión de la Onemi de levantar la alerta de tsunami en el borde costero desde Puerto Chacabuco hasta la Antártica. Durante la madrugada, el SHOA fue levantando paulatinamente la alerta de tsunami, primero desde Antofagasta hasta Valparaíso, y pasadas las cuatro de la madrugada, el propio Peñailillo informó que la entidad dependiente de la Armada había levantado la emergencia en prácticamente todo el país, excepto en 14 comunas: Arica, Pisagua, Iquique, Patache, Mejillones, Tocopilla, Isla de Pascua, Tomé, Lirquén, Dichato, Isla Quiriquina, Talcahuano, San Vicente y San Pedro de la Paz.

"Las personas que se encuentran en estas zonas deben permanecer en las áreas de seguridad, hasta nuevo aviso de las autoridades", señaló la Onemi.

Consultado por la situación de seguridad y orden público en las zonas más afectadas, Peñailillo insistió en que "tanto en Iquique como en Arica personal de las Fuerzas Armadas está colaborando intensamente con el resto de las autoridades y personal de Carabineros, y en este momento está saliendo un avión con cien efectivos de Fuerzas Especiales más treinta efectivos de Gendarmería a Iquique, con objeto de colaborar en todo el proceso de restablecimiento del orden".

Sobre la suspensión de clases en el norte del país, la autoridad señaló que cada intendente iba a comunicar en qué comunas se aplicaría esta medida de acuerdo a la situación de la evacuación vivida en la zona. "Nosotros les hemos pedido a los intendentes que lo comuniquen lo antes posible y es lo que va a suceder", agregó. Y, de hecho, fue momentos más tarde el Mineduc el que precisó que éstas se suspendían totalmente en cinco regiones –Arica, Tarapacá, Antofagasta, Coquimbo y Magallanes–, mientras que en todas las demás la medida regía sólo en las comunas del borde costero.

Por su parte, el director de la Onemi, Ricardo Toro, dijo que, cuatro horas después de producirse el terremoto, los centros hospitalarios en las zonas afectadas funcionaban normalmente, salvo 11 hospitales ubicados en las zonas de inundación que fueron evacuados y que correspondían a los de Mejillones, Chañaral, Huasco, Taltal, Toltén, Corral, Quellén, Achao, Balmaceda, Puerto Cisnes y Chacabuco. Señaló que éstos volverían a funcionar normalmente una vez que se levantara la alarma.

Respecto a los aeropuertos, detalló que se encontraban operativos, pero que el personal que trabaja en ellos debía permanecer evacuado hasta que se levantara la alerta de tsunami.

Toro indicó que la empresa Tur Bus suspendió durante la emergencia todos sus recorridos por la ruta del borde costero en la zona afectada. También, que las empresas de telecomunicaciones se encontraban abasteciendo combustible a sus fuentes de poder para continuar con su funcionamiento y que el Ministerio de Energía comunicó que las centrales eléctricas de Tarapacá, Mejillones y Atacama no se encontraban operando, mientras que las de Antofagasta, Calama y Tocopilla funcionaban esta madrugada de forma normal.

Hasta este informe, emitido pasada la una de la madrugada, el director de la Onemi indicó que el suministro eléctrico se había restablecido para el 40% de los clientes de Arica y que antes de las 3:00 AM debía restablecerse más del 50%. En esa ciudad y en Iquique se autorizó a las cuadrillas de emergencia de electricidad para efectuar la revisión de la línea de distribución “sobre la cota 30”.

Asimismo, dijo que el ministro de Defensa, Jorge Burgos, “ha dispuesto que se ejecuten los planes institucionales en apoyo a la fuerzas de Carabineros, para asegurar las zonas de evacuación en las zonas de Arica e Iquique” y recalcó que “no se han reportado saqueos ni situaciones de orden público”.

“Reiteramos el llamado a las personas a que permanezcan en las zonas de seguridad hasta que las autoridades indiquen lo contrario. Además deben informarse por los canales oficiales, considerando que se ha dispuesto que los intendentes regionales provean los recursos que se requieran para que las personas permanezcan sobre la cota 30”, concluyó.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes