Martes, 27 de septiembre de 2016Actualizado a las 09:06

Responde a cuestionamientos a la reforma tributaria

Alberto Arenas: “Los de más bajos ingresos no son los que están hoy criticando”

por 6 abril 2014

Alberto Arenas: “Los de más bajos ingresos no son los que están hoy criticando”
“A aquellos agoreros, con frases como que habrá problemas en el mercado financiero; que habrá problemas con algunas inversiones; que podría ocurrir algo con el crecimiento; no hablan desde las cifras porque no los acompañan”, explica el ministro de Hacienda.

El ministro de Hacienda, Alberto Arenas, salió al paso de los cuestionamientos que se han hecho a la reforma tributaria, afirmando que este proyecto está estructurado para que paguen más los que tienen más, precisando que “los de más bajos ingresos no son los que están criticando hoy”.

Arenas en conversación con El Mercurio sostiene que la reforma ayudará a los objetivos fijados por el gobierno de Michelle Bachelet como es la reforma educacional y la protección social, por lo que “la sustentabilidad del programa de gobierno pasa por la aprobación de este proyecto”.

“La reforma está estructurada para que paguen más los que tienen más. Y si uno se da cuenta de las opiniones técnicas, o de las críticas, están bastante correlacionadas: es decir, los de más bajos ingresos no son los que están hoy criticando la reforma tributaria”, explica.

En cuanto a los cuestionamientos que se han hecho de aplicar una reforma tributaria en un periodo de desaceleración, Arenas menciona que la carga tributaria actual es la de hace 30 años comparándola con países de los mismos ingresos per cápita de la OCDE y “hasta ahora no he visto ningún debate respecto de eso, lo que demuestra que teníamos razón y que hay espacios para aumentar la carga”.

En cuanto al debate que se ha originado en torno a la reforma, el ministro sostiene que una reforma que va a generar 3,02 puntos del PIB en términos de ingresos es natural que se generen discusiones en los actores sociales.

Asimismo, estima que sobre los cuestionamientos que se han establecido hay un debate técnico que es bienvenido y otro “con un lenguaje  de campaña del terror, en las que el gobierno no se va a hacer eco”.

A renglón seguido sostiene que “a aquellos agoreros, con frases como que habrá problemas en el mercado financiero; que habrá problemas con algunas inversiones; que podría ocurrir algo con el crecimiento; no hablan desde las cifras porque no los acompañan. Todas las cifras de países desarrollados demuestran que es compatible avanzar en crecimiento con una mayor carga tributaria. El crecimiento potencial de Chile, de mediano plazo, no está en juego porque su diseño se hace cargo de una recaudación progresiva y de un gasto que invierte en capital humano”.

Sobre la desaceleración y lo que contempla la reforma, Arenas explica que en el corto plazo se ha considerado el ciclo económico con medidas específicas que se aplican en forma transitoria desde que se aprueba la ley por 12 meses y “nuestra recaudación se va construyendo en los años: o,3 puntos en 2014; 0,8 puntos en 2015; 1,8 en 2016; en torno a 2,5 en 2017 para llegar a 3,02 en 2018”.

Ante la consulta de quién finalmente pagará el impuesto, el titular de Hacienda menciona que el diseño elaborado implica que quienes tienen más aporten más, añadiendo que los primeros siete deciles se mantendrá con la misma carga, comenzando con un aumento marginal en el octavo, cambiando en el noveno y el último decil es el que tendrá una carga superior.

FUT: “Hay elusión en el pago de impuestos”

En cuanto a la oposición generado por la eliminación del Fondo de Utilidades Tributables (FUT), Arenas tiene una visión muy crítica al señalar que éste tuvo sentido en la década de los 80, pero que actualmente existe una elusión en el pago de impuestos.

“El FUT tuvo sentido en la década de los 80, cuando Chile entró en default, cuando no teníamos desarrollo de capitales. Hoy el diagnóstico es preciso: que a través de estas medidas hay elusión en el pago de impuestos y se tomó la decisión de cerrar esa puerta”.

Y desmiente las visiones catastrofistas, afirmando que los estudios muestran que cuando se cambian los impuestos de Primera Categoría no se afecta el nivel de inversión de las empresas grandes; y en las medianas y pequeñas, el efecto es muy marginal”.

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes