Lunes, 26 de septiembre de 2016Actualizado a las 22:31

Agrupación de Familiares DD.DD: "Carlos Cerda se atrevió a enfrentar a ese poder criminal que era el genocidio dictatorial"

por 16 abril 2014

Agrupación de Familiares DD.DD:
Diversos parlamentarios y organizaciones defensoras de los derechos humanos destacaron la aprobación del juez como miembro de la Corte Suprema. Lorena Pizarro, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, dijo que su designación es un acto de justicia que reivindica la ética de la judicatura frente a "la inmensa mayoría de los jueces que no la tuvieron en los años de dictadura".

Tras la aprobación del juez Carlos Cerda como miembro de la Corte Suprema, múltiples parlamentarios y organizaciones defensoras de los derechos humanos valoraron lo ocurrido y destacaron el trabajo que realizó el magistrado en favor de esclarecer los crímenes ocurridos en época de la dictadura.

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Lorena Pizarro, dijo que el juez "además de ser una persona con muchos méritos", tiene "inteligencia y una destacada labor al interior del Poder Judicial", según informa Radio Cooperativa.

Pizarro agregó que la designación de Cerda "es un acto de justicia que reivindica la ética" de la judicatura frente a "la inmensa mayoría de los jueces que no (la) tuvieron en los años de dictadura"

"Quizás él fue el único que se atrevió a enfrentar a ese poder criminal que era la represión y el genocidio dictatorial", dijo Pizarro.

Durante la dictadura Cerda procesó a más de 40 personas involucradas en la desaparición de militantes socialistas. Incluso en 1986 estuvo a punto de ser expulsado del Poder Judicial por negarse a aplicar la Ley de Amnistía en el proceso por el Comando Conjunto, donde sometió a proceso al ex comandante en jefe de la FACh, Gustavo Leigh.

Además, investigó el llamado Caso Riggs, donde llegó a procesar a la viuda de Augusto Pinochet, Lucía Hiriart, y a sus cinco hijos.

El ascenso de Cerda no es un tema menor, su nombre ya había sido vetado abiertamente en la Sala del Senado el año 2006 y durante una década fue “castigado” por el máximo tribunal con bajas calificaciones a su desempeño, por el papel que jugó en defensa de emblemáticos casos de violaciones a los DD.HH.

Consultado ayer por este hecho, el juez le bajó el perfil y señaló: "No conozco injusticia en mi persona. No quisiera yo aparecer como distinto a los demás jueces de Chile 'porque yo defiendo los derechos humanos'. Somos todos iguales y estamos en ese empeño. Ahora, hubo situaciones históricas donde el grado de entrega a esa labor varió por diversas circunstancias".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes