Martes, 27 de septiembre de 2016Actualizado a las 13:44

Ministros presidenciables en primer gallito al interior del gabinete

La soterrada tensión entre Gómez y Rincón por liderar la agenda de la nueva Constitución

por 23 abril 2014

La soterrada tensión entre Gómez y Rincón por liderar la agenda de la nueva Constitución
En el gobierno dicen que hasta hoy el ministro Gómez trata de “recuperar su espacio en este tema”, que “está buscando un lugar en el debate” y adelantan que este gallito no se desactivará tan fácilmente, considerando que el segundo semestre es el plazo que dio la propia Presidenta para que se defina el mecanismo para zanjar el cambio de Constitución.

Es sabido en el mundo de la Nueva Mayoría que en la administración de Michelle Bachelet no hay mucho espacio para las agendas personales, menos en esta recta inicial del mandato. Por lo mismo, ha generado ruido interno en La Moneda el “gallito” entre su ministro de Justicia, José Antonio Gómez, y su par de la Segpres, Ximena Rincón, por el tema constitucional, una pugna que es mayor a lo que se ve en las declaraciones públicas y que sigue latente.

En el gobierno y en la Nueva Mayoría, todos reconocen la tensión entre Rincón y Gómez, es comentario general, todos están al tanto. Es que se trata de dos ministros conocidos por sus aspiraciones presidenciales, misma razón por la que desde que fueron nombrados para el gabinete, fueron varias las voces que esperaban este roce político. De los dos en el oficialismo se dice que tienen agenda propia y es la explicación que en la propia Moneda hay para las salidas de libreto de ambos hasta ahora, mientras otros en Palacio recalcan que la “pugna” actual no existiría “si ambos no tuvieran el perfil de presidenciables”.

La ministra Rincón ha sido criticada en público y en privado por más de una declaración, como cuando reconoció sus intenciones de volver a postularse como senadora por el Maule en cuatro años más. Y tampoco pasó inadvertida su afirmación de que en materia constitucional ella “sería D'Artagnan” y que el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, y Gómez serían “sus mosqueteros”.

Días después salió Gómez públicamente agregando que “lo que hemos estado haciendo con la ministra secretaria general de la Presidencia, Ximena Rincón, es elaborar un plan de trabajo, que va a sancionar la Presidenta Bachelet en el segundo semestre de este año, para la reforma constitucional".

En La Moneda consideraron que estuvo de más tratar de aparecer como parte activa del trabajo constitucional y asimismo explicaron que esa labor conjunta “no es tal”, en buena parte porque el estilo de la ministra Rincón en este tema no es muy proclive a “compartir” las tareas, en este caso puntual, con Gómez.

A finales de marzo, la Presidenta Bachelet resolvió dejar el tema constitucional en manos de la Segpres y no entregárselo a Gómez, en circunstancias de que muchos consideraban que era una materia que debió llevar el Ministerio de Justicia, considerando que el cambio de la Constitución es un planteamiento que ha levantado el ministro radical por varios años.

Pero en el gobierno explicaron que la razón para no darle la conducción a él pasó precisamente por lo vinculada que está su figura con el mecanismo de una Asamblea Constituyente (AC), una opción que –agregaron– genera un fuerte debate al interior del gobierno y de la Nueva Mayoría.

En la Nueva Mayoría son varios los que dicen que este “gallito” es inconducente, porque llegado el momento “no será ninguno de los dos quien lidere el tema”. Es que es la propia Presidenta Bachelet, coinciden en los Ministerios de La Moneda, la que está “encima” del tema constitucional, supervisándolo todo, por lo que muchos apuestan a que terminará siendo el ministro Peñailillo el que “conduzca ese proceso”, pues es el brazo derecho de la mandataria, el más cercano a ella.

Rincón públicamente también se ha manifestado a favor de la AC, como cuando, para la segunda vuelta, llamó con varias parlamentarias a marcar el voto, pero el punto –explicaron en Palacio– es que no está tan amarrada como su par de Justicia. “Gómez estaba muy casado con una fórmula, no era viable que él liderara el debate, iba a tensionarlo más”, explicaron en el gobierno.

Desde entonces, en la Segpres se conformó un equipo de expertos, liderados por Tomas Jordán, y en paralelo –hace unos quince días– el ministro Gómez admitió, en un almuerzo con los diputados y senadores de la comisión de Constitución, Legislación y Justicia, que era Rincón quien lideraba el tema constitucional, ante la “confusión” reinante en el mundo parlamentario.

En el gobierno dicen que hasta hoy el ministro Gómez trata de “recuperar su espacio en este tema”, que “está buscando un lugar en el debate” y adelantan que este gallito no se desactivará tan fácilmente, considerando que el segundo semestre es el plazo que dio la propia Presidenta para que se defina el mecanismo para zanjar el cambio de Constitución.

Los críticos de Gómez dicen que el ministro radical “convenció” a La Moneda de que sus salidas de libreto –como adelantar el debate del matrimonio igualitario eclipsando el anuncio de urgencia del AVP– “no fueron intencionales”, que se disculpó. Agregan que es evidente que tiene una agenda “muy particular, personal, se le olvida a veces que es ministro de la Presidenta” y advierten que “está jugando al límite, está forzando su papel”.

Pero los críticos de Rincón sacan a colación los mismos argumentos de “la agenda personal” y recuerdan que ella es “tan presidenciable como Gómez”. Dicen que el ministro de Justicia lo que ha tratado de hacer es “defender un rol”, porque considera que el debate constitucional le corresponde liderarlo a su cartera.

Tanto Rincón como Gómez gozan de una buena relación con Bachelet, aunque es sabido que la ministra de la Segpres tiene línea directa con la Presidenta y una “buena” sintonía. En Palacio dicen que la Mandataria está al tanto de este gallito, del “ruido” que han provocado soterradamente ambos, pero que hasta ahora el buen despliegue de los temas de sus respectivas carteras ha equilibrado las cosas.

Las verdaderas riendas

En la Nueva Mayoría son varios los que dicen que este “gallito” es inconducente, porque llegado el momento “no será ninguno de los dos quien lidere el tema”. Es que es la propia Presidenta Bachelet, coinciden en los ministerios de La Moneda, la que está “encima” del tema constitucional, supervisándolo todo, por lo que muchos apuestan a que terminará siendo el ministro Peñailillo el que “conduzca ese proceso”, pues es el brazo derecho de la Mandataria, el más cercano a ella.

El ministro del Interior ya irrumpió en la agenda con el anuncio del proyecto para cambiar el sistema binominal, iniciativa que esta mañana firmará la presidenta Bachelet para ser enviada al Congreso.

La propuesta apunta a reconfigurar distritos y circunscripciones, establecer entre tres a nueve diputados en cada uno y de dos a cinco senadores, todo según la cantidad de población en cada zona. Con ello, la Cámara Baja aumentaría de 120 a 154 escaños, mientras que el Senado de 38 a 50 y, para neutralizar varias de las críticas esgrimidas desde ya en la oposición, la idea del gobierno es no asignar más recursos al Congreso, a pesar del aumento de parlamentarios, sino que hacer una reasignación.

Anoche Peñailillo encabezó una reunión en Valparaíso con los jefes de las bancadas de diputados y senadores de la Nueva Mayoría, más los presidentes de la Cámara Baja, Aldo Cornejo (DC), y de la Cámara Alta, Isabel Allende (PS), cita en la que estuvo acompañado del vocero Álvaro Elizalde y de la ministra Rincón.

En La Moneda coinciden en que la arremetida del tema binominal de Peñailillo tiene varias razones. La principal, dar la señal de retomar las riendas de la agenda política, tras semanas marcadas por el despliegue en terreno debido a las emergencias del terremoto en el norte y el incendio de Valparaíso.

Pero también que tomar esas riendas, agregan, implica una suerte de rayado de cancha, de llamado al orden, una señal. “El ministro ya puso el tema del binominal en la mesa, si lo saca adelante, todo indica que él se hará cargo del resto del tema constitucional”, afirmaron en el oficialismo.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes