Lunes, 26 de septiembre de 2016Actualizado a las 08:55

En convocatoria previa a marcha por la Alameda que pasará frente a La Moneda

Melissa Sepúlveda: "Esta reforma prometía grandes cosas y hoy día lo único que hay es un proyecto de ley que nadie conocía"

por 8 mayo 2014

Melissa Sepúlveda:
Junto a los demás dirigentes de la Confech y secundarios, la presidenta de la Federación de Estudiantes de la U. de Chile advirtió que con los cambios que está impulsando el gobierno se intenta imponer "un modelo de Estado donde lo único que se hace es subsidiar la educación y no se garantiza el derecho social".

Los dirigentes de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) justificaron su llamado a marchar este jueves por el centro de la capital y en las principales ciudades del país para exigir que la reforma que impulsa el gobierno se ajuste a la necesidad de garantizar la educación como un derecho social. Esto, por cuanto se mostraron abiertamente decepcionados con las propuestas planteadas por el titular del Mineduc, Nicolás Eyzaguirre, ya que aseguran que sólo se limitan a aportar mayores recursos al mismo "sistema de segregación".

"Hemos pasado por muchas promesas de campaña, promesas de distintos gobiernos. Sin embargo, en Chile aún no hay un cambio estructural y real  del modelo de educación, que sabemos que lo único que hace es reproducir las desigualdades que existen en nuestro país (...). Hoy día, frente a un escenario donde se han generado grandes expectativas por un gobierno que toma las consignas del movimiento social y hace grandes promesas, se habla de educación gratuita, se habla de la educación como un derecho social, se habla de cambiar el paradigma de la educación", dijo la presidenta de la FECH, Melissa Sepúlveda.

La dirigente advirtió, sin embargo, que lo planteado por el ministro Eyzaguirre todavía "no se traduce en una reforma que conozcamos, no se traduce además en un modelo de participación donde los movimientos sociales, donde la gran mayoría de la población chilena, tenga capacidad de incidir en una reforma que, sabemos, hoy día es una emergencia. La crisis de la educación requiere una respuesta rápida y requiere también responsabilidad a la hora de enfrentar los cambios que nuestro país necesita".

Dijo que, por el contrario, "lo único que hay es un proyecto de ley que nadie conocía, un proyecto de ley que tampoco garantiza la seguridad de los estudiantes de las universidades privadas –hoy día están en toma los estudiantes de la Universidad Diego Portales de la carrera de medicina, de la carrera de enfermería– porque las condiciones de educación de los estudiantes son precarias, aun pagando altísimos aranceles, aun financiando directamente el Estado a los dueños de esas universidades".

Y enfatizó que "hoy día no se garantiza el derecho a la educación en Chile,  eso es lo que se contrapone: dos proyectos distintos, el proyecto de la educación de mercado que ha sido implementado en Chile y el proyecto que exige el pueblo de Chile, que es un proyecto de derechos sociales, un proyecto de recuperar la necesidad que tenemos de un proyecto de sociedad distinta".

Asimismo, dijo que "nos preocupa que los anuncios que se han hecho hasta este momento lo único que hacen  es inyectar un poco más de dinero al este mismo sistema de segregación, a este mismo sistema que genera educación para ricos y educación para pobres, pero ahora con un poco más de dinero del Estado. Eso no ha sido lo que ha exigido el movimiento social, eso no ha sido lo que ha exigido el pueblo de Chile. Lo que necesitamos es una verdadera reforma que aborde todos los niveles de la educación".

"Cuando el ministro habla de continuar el sistema de voucher, cuando habla de continuar con este mismo sistema de financiamiento que ha precarizado la educación, que genera competencia entre las instituciones, que además genera endeudamiento en las familias que hoy día sabemos, miles de familias siguen estafadas por este modelo de financiamiento que se ha instalado en los últimos años, nos enfrentamos a un modelo de Estado donde lo único que se hace es subsidiar la educación y no se garantiza el derecho social", insistió.

Finalmente, dijo que "frente a este panorama y frente a estos elementos que lamentablemente hoy día nos diferencian del programa de gobierno, llamamos y convocamos a todos los sectores sociales a manifestarse no solamente en Santiago, sino que en esta gran jornada de protesta nacional, no solamente estudiantes, sino que trabajadores de la educación, también a los estudiantes secundarios, a los estudiantes de instituciones privadas y a otros sectores de los pueblos chilenos, porque sabemos que esta no es sólo una demanda de los estudiantes sino que es una demanda de toda la sociedad chilena".

Por su parte, la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC), Naschla Aburman, se quejó de que, pese a las reuniones con la autoridad, todavía no conocen a cabalidad la reforma que impulsa la administración de Michelle Bachelet, y planteó que la vía de la movilización es clave para conseguir los cambios concretos que pide el movimiento social y la ciudadanía.

"Hemos seguido el conducto regular, pero aún no lo conocemos, la ciudadanía aún no sabe cuál es el proyecto que tiene este  gobierno para la reforma educacional", dijo, agregando que "nosotros no vamos a dejar pasar esta oportunidad y en un contexto como hoy, frente a un carril paralelo en que se construye una reforma alejada del pueblo de Chile, se puedan tomar las decisiones pertinentes y las acciones pertinentes para que el pueblo de Chile se sienta orgulloso de estos cambios que hemos generado y el día de mañana, en 20 o 30 años, podamos defender una reforma de la que fuimos parte, escenario que no es el de hoy".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes