Jueves, 29 de septiembre de 2016Actualizado a las 15:41

El día que La Segunda comparó a Jovino Novoa con Vito Corleone

por 12 mayo 2014

El día que La Segunda comparó a Jovino Novoa con Vito Corleone
"Novoa ha conseguido ratificar su poder sin necesidad de disputar cargo alguno y enfrenta en una muy buena posición, gracias a ello, el gigantesco desafío que sobreviene a su primer movimiento: legitimar el cargo de su heredero en el poder, pasando de la potestad a la autoridad", sostiene Camilo Feres en una columna publicada hoy en el diario vespertino.

"Don Jovino". Así se llama la columna de opinión de Camilo Feres que hoy aparece publicada en La Segunda. En ella, el consultor hace una analogía entre “uno de los líderes históricos” o “coroneles” más duros de la UDI con el protagonista de la novela titulada El padrino, perteneciente al escritor italoestadounidense Mario Puzo.

“Más viejo, enfermo y habiendo perdido poder tras imponerse no vengar la muerte de su hijo, Santino, Vito Corleone nombra a su hijo menor, Michael, como jefe de la familia y sus negocios. Sus lugartenientes, aunque respetan al 'don', dudan de las credenciales del menor de los Corleone y de su liderazgo para conducir una profunda reestructuración de la familia, cuya posición se ha debilitado considerablemente”, inicia Feres su columna.

Luego aclara: “Esta escena de El Padrino, el gran filme de Coppola, ha venido a mi memoria en momentos en que el principal partido de la oposición enfrenta una de sus sucesiones más complejas. Y la evocación no sólo tiene que ver con el deterioro del poder del más grande de los partidos del país y su sector, sino con la actitud moduladora del proceso, asumida desde hace poco más de un año, por el más duro de sus líderes históricos (o 'coroneles') Jovino Novoa”.

“Novoa anunció su retiro con tiempo y desde entonces ha intentado que su partido se repliegue y atrinchere, para reordenarse hacia un nuevo período cuyas variables difieren de las que a su generación le tocó enfrentar. Pero su decisión no ha estado exenta de corcoveos entre sus pares. Longueira, Chadwick y Coloma han intentado en diversas oportunidades contradecir el diseño de Novoa de pasar a retiro a las cuatro primeras antigüedades en la línea de sucesión por la vía de un abrupto corte generacional en el mando del partido”, prosigue.

“La conformación de la nueva mesa de la UDI, encabezada por Ernesto Silva, precedida por el retiro de Víctor Pérez de la contienda y el fracaso de los posteriores intentos de Coloma y Chadwick por forzar una mesa de consenso coronan, sin embargo, la primera parte de la estrategia de Novoa por conducir, desde una segunda línea, un nuevo ciclo en el gremialismo”, afirma Feres.

“Chapó a Jovino. A diferencia de lo que sucede en otra latitudes, donde Camilo Escalona y Gutenberg  Martínez estudian fórmulas para retomar la conducción de sus respectivas tiendas, ante los acelerados cambios en las estructuras y las lógicas internas, Novoa ha conseguido ratificar su poder sin necesidad de disputar cargo alguno y enfrenta en una muy buena posición, gracias a ello, el gigantesco desafío que sobreviene a su primer movimiento: legitimar el cargo de su heredero en el poder, pasando de la potestad a la autoridad”, reflexiona.

“En El Padrino, los resquemores para con el nuevo líder de la familia se mantienen relativamente al margen por la presencia en segundo plano del don, quien asume la posición de 'consigliere' de su hijo y le endosa su trayectoria, palabra y respeto para contener las pulsiones independentistas de sus leales. Pero no es sino hasta que logra imponerse a sus rivales por la fuerza, que Michael logra recibir el besamanos de los 'caporegimes' de su padre y el apelativo de 'don'. Y es que pocas variables del poder son más difíciles de conducir que las que derivan de la sucesión. Así pasa en los negocios, en la política y en general en toda actividad en la que se tenga poder. Los vacíos de poder tienden a llenarse con gran velocidad y quienes lo ostentan rara vez están en disposición de colgar los guantes, voluntariamente, de un día para otro”, señala.

“En lo que toca a la UDI y su nueva correlación de poder interno, la elección de esta nueva directiva es sólo el primer escollo en la accidentada ruta hacia el recambio. A Ernesto Silva y su estrategia del 'no' le esperan varios pesos pesados por enfrentar, tanto dentro como fuera de su partido, aunque, para una tarea como ésta, ha de ser tranquilizador contar a su lado con un púgil que, como el Gran Muhammad Alí, es capaz de pegar retrocediendo”, concluye.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes