Martes, 27 de septiembre de 2016Actualizado a las 00:38

Dijo que prioridades cambiaron porque el país ya no es el de 1984

Giorgio Jackson defiende la Reforma Tributaria y acusa a la derecha de "desinformar y hacer campañas del terror"

por 13 mayo 2014

Giorgio Jackson defiende la Reforma Tributaria y acusa a la derecha de
“Se ha dicho que afecta a la mayoría del país, y claro que esta reforma nos afecta, y en particular a la clase media, pero nos afecta a la mayoría para bien, porque transforma en un derecho lo que hoy día es un privilegio”, expuso el parlamentario de Revolución Democrática al intervenir en la sesión de la Cámara donde se votará la idea de legislar la iniciativa.

El diputado de Revolución Democrática (RD) Giorgio Jackson defendió este martes la necesidad de sacar adelante la Reforma Tributaria, ya que ésta es necesaria para satisfacer las expectativas de un país cuyas reglas cambiaron y donde se hizo necesario reemplazar el subsidio a las empresas por brindar una mejor educación a los chilenos y chilenas.

Durante su intervención en la sesión de la Cámara de Diputados, destinada a la discusión y votación de la idea de legislar la iniciativa de gobierno, Jackson apuntó contra la “campaña del terror” que, a su juicio, montó la derecha para que la discusión de la iniciativa fuera “manipulada y sesgada”.

“Veo carteles que intentan desinformar y hacer campañas del terror”, dijo, adviertiendo que “se propaga por nosotros, los mismos representantes, la idea de que los impuestos son un robo y una intromisión de los Estados en el patrimonio de los individuos, asumiendo una postura indolente frente a todos quienes no han tenido oportunidades; se fomenta la idea de que no hay nada que contribuir a la sociedad, a pesar de las posibilidades que ella les da a los individuos de desarrollarse conjuntamente; se pretende instalar la idea de que los individuos, por sí mismos, de una manera individualista, sin la necesidad de que una sociedad avance con ellos, podrían ser suficientes para generar el bienestar individual y colectivo”.

Pero por el contrario, argumentó Jackson, sacar adelante la iniciativa es necesario en el entendido que el país cambió, no es el mismo de hace 30 años y que lo que se pretende es que el dinero de todos los chilenos no se destine a subsidiar a las empresas, sino que a mejorar la educación de los ciudadanos de todos los estratos sociales.

“Durante los últimos años las necesidades de nuestra sociedad han cambiado y es necesario que estas reglas reflejen esos cambios. Así, en vez de subsidiar a empresas de ventas que superan aproximadamente los 500 millones de pesos al año, esta reforma pretende, a través de una inversión y no gasto en educación, formar en todos sus niveles a chilenos y chilenas fomentando potencialidades y la diversidad que el país requiere”.

Agregó que “Chile creció económicamente pero esa riqueza generada se ha concentrado enormemente, y hoy las prioridades del país dejaron de ser la mismas que las del año 84. Creo que deja de ser la primera prioridad subsidiar las empresas, que es lo que hacen las herramientas como el FUT,  cuyo uso ha sido en más de un 90 por ciento utilizado por grandes empresarios con parte importante del régimen de renta presunta, o con la misma exención del IVA en la construcción, entre otras”.

Al respecto, Jackson explicó que “los impuestos que pagaban todos los trabajadores, a través de su renta, y las familias a través del IVA, en general financiaban o subsidiaban lo que dejaban de pagar los grandes empresarios que invertían, ya sea en el mercado bursátil, como alrededor del 50% del FUT, abusando de la norma, o reinvirtiendo en sus empresas”.

“En ambos casos los empresarios estaban siendo beneficiados por el sistema tributario, con un trato diferenciado que las personas contratadas de iguales ingresos no tienen. Hoy se decide que lo que se quiere financiar con los dineros que todos los chilenos aportan a la sociedad no son las empresas, sino que es la educación de las y los chilenos. En lenguaje técnico, lo que se hace con esta reforma tributaria es reducir el gasto tributario: las exenciones, franquicias y beneficios, para aumentar la recaudación y que ésta sea destinada al gasto social en educación u otros bienes”, explicó.

El otrora dirigente estudiantil enfatizó que “se ha dicho que afecta a la mayoría del país, y claro que esta reforma nos afecta, y en particular a la clase media, pero nos afecta a la mayoría para bien, porque transforma en un derecho lo que hoy día es un privilegio”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes