Viernes, 30 de septiembre de 2016Actualizado a las 21:38

Reflotan pasado oscuro del nuevo embajador en Australia

por 14 mayo 2014

Reflotan pasado oscuro del nuevo embajador en Australia
Un informe de la agencia DPA relaciona a James Sinclair con la quema de archivos de la Central Nacional de Informaciones (CNI). Es hijo del procesado general Santiago Sinclair. Hecho que preocupa por el rol que pudiera cumplir por ejemplo en la suerte de la extradición desde Australia de Adriana Rivas, la secretaria del ex director de la DINA, Manuel Contreras.

La agencia noticiosa alemana DPA dio a conocer en 2012 una investigación que vincula al recién designado como embajador de Chile en Australia, James Sinclair, con la quema de archivos de la Central Nacional de Informaciones (CNI).

De acuerdo a un oficio secreto numerado como 03146 de abril de 1988, el entonces canciller Ricardo García informó sobre la destrucción de comunicaciones secretas entre la cancillería y la policía represiva. Sinclair estuvo a cargo de la operación, según consigna el libro Asociación Ilícita: Los archivos secretos de la dictadura (CEIBO, 2012), de los periodistas Carlos Dorat y Mauricio Weibel.

“La CNI enviaba informes diarios de inteligencia, muy detallados, que luego debían ser destruidos mensualmente porque tenían información sensible, como por ejemplo la conformación del Frente Patriótico Manuel Rodríguez. Esos documentos, cuando eran quemados, tenía que quedar una constancia de su destrucción y se llamaban así ‘Actas de destrucción’”, esos son los documentos a los que tuvimos acceso. Sinclair era una de las personas que se encargaba de destruir estos documentos en la cancillería y la forma en que lo comprobamos es que tenemos las actas de destrucción que él mismo firmó”, comenta Weibel.

“Creo que el gobierno no fue consciente, teniendo todos los antecedentes. La verdad esto parece casi una provocación a las agrupaciones de Derechos Humanos, como lo dijo Lorena Pizarro, es difícil pensar en un nombramiento más complejo y tan poco prolijo cuando hay antecedentes de una persona que quemó documentos secretos de la Dictadura y existen pruebas concretas de ello, con documentos donde aparece hasta su firma”, agrega.

Sinclair es hijo del ex vicecomandante en jefe del Ejército, general Santiago Sinclair Oyaneder, luego senador designado, quien antes de asumir cargos ministeriales bajo Pinochet fue jefe de operaciones del Ejército y comandante del Regimiento Cazadores de Valdivia.

En 2008 fue procesado como uno los coautores del homicidio de 5 frentistas detenidos en 1987, los que fueron arrojados desde un helicóptero al mar, aparentemente previo a una reunión de coordinación encabezada por el jefe militar. Además, por su cargo en el sur, fue acusado como responsable en las matanzas de un total de 32 campesinos en Chihuio y Liquiñe, en 1973.

Preocupación

La Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) manifestó su preocupación ante la designación de Sinclair, ya que se cuestina el rol que puede cumplir en la suerte de la extradición desde Australia de Adriana Rivas, la secretaria del ex director de la DINA, Manuel Contreras.

“Se está luchando por que esta mujer, Adriana Rivas, venga a responder en temas Derechos Humanos, esta es una mujer que hizo declaraciones tan desafortunadas como que la tortura era necesaria. Hay que esperar a que esta designación sea revertida prontamente. Lo más adecuado es que el gobierno asuma que esta fue una mala decisión y que el señor Sinclair no asuma”, sostuvo Mireya García.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes