Funan a Agustín Edwards cuando viajaba en velero por Estocolmo - El Mostrador

Miércoles, 22 de noviembre de 2017 Actualizado a las 22:32

Le recordaron su relación con el Golpe de Estado y las mentiras de El Mercurio

Funan a Agustín Edwards cuando viajaba en velero por Estocolmo

por 17 junio, 2014

Funan a Agustín Edwards cuando viajaba en velero por Estocolmo
"Fuera de Suecia lameculo de los yanquis y golpista", decía un lienzo levantado esta mañana frente al yate del magnate por miembros de la colonia chilena. "Lo hacemos para dar a conocer a este genocida monetario la responsabilidad ética y moral que lleva consigo en relación a la tragedia que aún azota a Chile", sostuvieron. Según documentos recientemente desclasificados por la CIA, el empresario tuvo una relación intensa con Estados Unidos, la cual partió el mismo día que salió electo Presidente Salvador Allende.

"Concurrimos a las 7:30 hrs. de la mañana al puerto de Nybrokajen, en el centro de Estocolmo, donde está el velero de Agustín Edwards y con lienzos, pancartas le hicimos una funa", detalla Francisco Contreras, vicepresidente de Latinamerikagrupperna (organización Solidaridad Suecia-América Latina).

"Lo hacemos para dar a conocer a este genocida monetario la responsabilidad ética y moral que lleva consigo en relación a la tragedia que aún azota a Chile", agrega.

"Nos dieron el dato de su venida a Estocolmo e hicimos lo que tenemos que hacer siempre con los culpables de atropellos a Derechos Humanos, funarlos. Hacerles saber que la humanidad, que la historia, no olvida su participación en el derrocamiento de un presidente electo por voto popular, Salvador Allende. Que no olvidamos las mentiras de El Mercurio durante la dictadura", recalca Contreras, quien acota: "Al parecer el viaje sigue hacia los países bálticos. Tallin es la próxima parada".

Se sabe que Edwards viaja junto a su esposa, una de sus hijas, una sobrina y una amiga de la familia, además de un entrenador físico privado y un coordinador de los viajes en yate. Lleva una semana paseando por el mar Báltico y visitando ciudades en Suecia, consignó El Ciudadano.

El lujoso yate con el que Agustín Edwards recorre las costas europeas fue fabricado a la medida por la empresa Royal Huismann. El astillero holandés de yates personalizados es uno de los más lujosos del mundo. Fue diseñado por Ted Hood y Edward Fontaine en 1996 y tiene 40 metros de largo (132 pies).

Edwards, la CIA y El Golpe

Según documentos recientemente desclasificados por la CIA, el magnate tuvo una relación intensa con Estados Unidos, la cual partió el mismo día que salió electo Presidente Salvador Allende. Así lo dejó ver el corresponsal de Time, Washington Post y cofundador de CIPER, John Dinges.

Dinges sostuvo en declaraciones a CNN Chile que estos informes dan cuenta del vínculo que tuvo el gobierno estadounidense de la época con los actores militares, la derecha, la Democracia Cristiana y el reclutamiento de personas de partidos políticos ligados a la Unidad Popular.0

"Toda esa historia clandestina se ve mucho más clara que antes. Las historias que para mí son novedosas es el papel de Agustín Edwards de El Mercurio, ya que los documentos clarifican mucho más cómo fue su papel y que sus relaciones eran mucho más intensivas que lo que habíamos conocido antes. Hemos tenido miles de documentos en los últimos años, empezando con los documentos de Bill Clinton, pero lo que es, es una historia oficial, una compilación de los documentos más relevantes por parte del Departamento del Estado, pero la idea es fijar el récord oficial sobre cómo fueron las relaciones con Chile sobre esa época. Muchos de los documentos los conocíamos, pero de forma parcial", indica.

Y agrega que "lo que hay ahora es muy importante (..) estos documentos son leíbles para cualquier persona. Cuando sale un nombre, sale una explicación de quién es", añadiendo que con esto "la historia es más coherente".

Asimismo, señaló que "no ha cambiado la película demasiado" a partir de lo que se conocía sobre el accionar de la CIA, pero destacó que tales documentos "no cambian la versión" y dejan constancia de la operación que se hizo desde la elección de Salvador Allende.1

Dinges había sostenido en una entrevista anterior con Radio Cooperativa que los documentos comprueban la importancia que tuvo Agustín Edwards para Estados Unidos al momento de determinar su apoyo a un golpe de Estado en Chile.

El periodista precisó que los informes deberían haberse desclasificado hace 10 años, pero tardaron en darse a conocer al público por "la sensibilidad, por el sentido de culpa que tiene Estados Unidos, por resistencia de los actores chilenos que participaron con nosotros en los actos de los años setenta".

Añadió que entre los documentos hay algunos que ya conocía, pero que estaban tachadas algunas líneas y que en los de ahora ya no están.

Como ejemplo, mencionó que se puede encontrar un "documento famoso sobre una reunión de Agustín Edwards, el dueño de El Mercurio, con el jefe de la CIA el 14 de septiembre de 1970, 10 días después de la elección de Salvador Allende".

"Habíamos sabido de esa reunión y el documento que resume la conversación había sido desclasificado parcialmente, sin reconocer que el participante chileno era Agustín Edwards. (...). Ahora tenemos el documento prácticamente sin ataduras que revela la conversación", sostuvo.2

"Considero que la conversación cambia el récord histórico frente a la participación de ese señor Edwards, que es, según los propios documentos, una de las tres personas más importantes en ese momento en la vida de Estados Unidos (respecto de su relación con Chile)", expresó.

Afirma que el gobierno estadounidense llamó a tres personas, que fueron Jorge Alessandri, Eduardo Frei Montalva y Agustín Edwards y que estos "son los tres a quienes querían consultar para ver qué debía hacer Estados Unidos con respecto a un posible golpe de Estado después de la elección de Allende".

En cuanto al compendio de informes, Dinges sostiene que estos dan cuenta de un periodo que coincide "básicamente con los dos golpes de Estado: el golpe de Estado fracasado de 1970, organizado por Estados Unidos, y el segundo golpe de Estado exitoso, de Augusto Pinochet y los militares, que tuvo una participación indirecta de Estados Unidos".

Edwards ante juez Carroza

En septiembre del año pasado, el dueño de El Mercurio declaró como testigo ante el ministro Mario Carroza, en el caso sobre los gestores del Golpe Militar de 1973. Junto a su abogado, Miguel Alex Schweitzer, que también fue defensor de Augusto Pinochet, el líder del clan Edwards respondió a una serie de preguntas elaboradas por el abogado Eduardo Contreras, quien representa a agrupaciones de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos en la querella que no sólo va contra los militares, sino que, por primera vez, va contra los civiles que instigaron el Golpe de Estado en Chile.

Las respuestas de Edwards se alejan diametralmente de informes, investigaciones y archivos desclasificados –entre los que se cuenta el Informe Church del Senado de Estados Unidos, así como los libros del historiador Peter Kornbluh– que lo sitúan como uno de los impulsores del Golpe de Estado, así como un actor favorecido por la CIA, que habría apoyado con casi dos millones de dólares a El Mercurio durante el gobierno de Allende.

Además en su declaración, Edwards niega haber tenido alguna injerencia o noticias de lo que pasaba en El Mercurio mientras estuvo en Estados Unidos entre 1970 y 1975. De hecho, señala que ni siquiera al regresar se hizo cargo del influyente medio.

Declaración:

-¿Es efectivo que una vez conocidos los resultados de la elección presidencial el 4 de septiembre de 1970, que daba como ganador a Salvador Allende, el señor Edwards viajó prontamente esos días a los Estados Unidos?
-Es efectivo que viajé a Estado Unidos, y ello ocurre al día siguiente de la elección del 4 de septiembre de 1970.3

-¿Es efectivo que, en razón de dicho viaje el día 14 de septiembre de 1970 en dependencias del Hotel Madison en Washington el citado se entrevistó con el Sr. Richard Helms, director de la CIA, Central de Inteligencia Americana, por su sigla en inglés, según relata el informe desclasificado de la CIA en el 2008?
-No recuerdo haberme entrevistado con el Sr. Richard Helms en los términos que señala en la pregunta.

-¿Es efectivo que a su vez el señor Helms gestionó una entrevista con carácter de urgente luego de esta primera entrevista con el director de la CIA, con Richard Nixon, Presidente de la República de los Estados Unidos y con Henry Kissinger, consejero de Seguridad Nacional como así lo consigna la denominada evidencia 96 del año 1975 incorporada al informe Church que tenía como objetivo investigar las actividades encubiertas de la CIA en el extranjero?
-Debo indicar que tengo recuerdo que llegué a la casa del presidente de la embotelladora Pepsi, Kendall, en Nueva York, a quien el Presidente Nixon lo llamó cuando estábamos juntos, y la conversación se volcó a lo que había ocurrido en Chile. La relación de ambos derivaba del hecho de que Nixon fue abogado de la Pepsi. En dicha oportunidad Nixon comentó sobre mí, y Kendall le indicó que yo estaba presente, y esa es la razón por la cual yo posteriormente fui a Washington, lugar donde fui recogido en el aeropuerto por Helms, director de la CIA, y llevado hasta el lugar de reunión, donde estaba Kissinger. No tengo recuerdos de haberme entrevistado con Nixon.

-¿Es efectivo si a la fecha de septiembre de 1970 ya mantenía una relación con esa agencia de inteligencia norteamericana, la CIA?

-No tenía contactos con la CIA en Chile, pero sí las tuve cuando estuve en Washington, de acuerdo al relato ya efectuado.

-¿Es efectivo, como lo afirma en sus memorias el General Vernon Walters, director adjunto de la CIA, periodo 1972-1975 nombrado por el Presidente R. Nixon, que usted “era el principal recurso de la CIA en toda América Latina?
-No es efectivo ni me consta que el general Vernon Walters haya dicho esa frase que se afirma en la pregunta.4

-¿Es efectivo que en el año 1969 en Washington DC tuvo lugar un encuentro con el señor Armando Uribe, a la época consejero del embajador Gabriel Valdés, y usted presidente de la Sociedad Interamericana de la Prensa, en el cual usted le manifestó que en Chile pronto se producirían importantes hechos políticos, pero que usted no tendría participación en ellos, luego de lo cual y solo dos días después de esta conversación, el 21 de octubre de 1969, se produjo el intento de Golpe de Estado, liderado por el general Roberto Viaux, en contra del Presidente de la República en ejercicio, don Eduardo Frei Montalva, hecho conocido como el Tacnazo?
-No lo recuerdo, ni tampoco haber hablado con Armando Uribe acerca de sucesos políticos, ni del Tacnazo.

-¿Es efectivo, como lo afirman los archivos desclasificados de la CIA y el propio informe Church, que en la reunión sostenida con el director de la CIA, junto a Henry Kissinger y el presidente Nixon, se acordaron los ejes para la desestabilización del gobierno del presidente Allende, lo que contemplaba la variante de un golpe militar y junto con esto el financiamiento del diario El Mercurio como principal medio de propaganda y difusión de las ideas y posiciones contrarias al gobierno y proclives a un golpe de Estado?
-No es efectivo lo que allí se afirma. Reitero que tuve una reunión en Washington con Kissinger y con Helms. Además esta reunión se efectuó días después de la elección de Salvador Allende, oportunidad donde se comentó las circunstancias de haber salido un presidente comunista en un país democrático, pero en ningún caso se pensaba en un Golpe de Estado o algo parecido, ni menos de un financiamiento hacia el diario El Mercurio.

-¿Es efectivo como lo consignaba en forma permanente El Mercurio que luego de la elección de Salvador Allende como Presidente de la República un importante número de empresarios y entidades financieras hicieron abandono del país retirando sus fondos e inversiones debido al sombrío panorama económico que anunciaba ese medio de prensa?
-No es efectivo. La razón por la que me fui del país es porque durante el periodo de elecciones es que recibí yo y mi familia amenazas, lo que tornó difícil la vida en el país. De hecho, para el día de las elecciones, mi familia justamente por razones de seguridad se encontraba en Argentina, ya que se habían montado puestos de vigilancia cercanos a la casa en Isidora Goyenechea.

-¿Es efectivo que debido a este temor de importantes sectores empresariales y financieros y como lo afirma el director del diario El Mercurio, Arturo Fontaine, en el reportaje “El diario de Agustín”, los avisajes de publicidad cayeron ostensiblemente en el diario de su propiedad?
-Lo ignoro, no lo recuerdo, además que el período que se vivía en el país, no era para preocuparse de los avisajes y de si estos cayeron o no.

-¿Puede señalar el porcentaje de disminución de recursos por concepto de avisaje comercial, durante el periodo 1970-1973, si se considera que se trata de una de las principales vías de financiamiento de cualquier medio de comunicación privado?
-Es efectivo que la publicidad era una de las principales vías de financiamiento de los medios, pero yo como me encontraba en el extranjero, estaba preocupado de encontrar un trabajo en Estados Unidos, lo que se concretó en la Pepsi, donde estuve hasta el año 1975, fecha de mi regreso.6

-¿Es efectivo que El Mercurio y demás medios pertenecientes a esta cadena de diarios pudo mantenerse, sobrevivir e incluso proyectarse a nivel nacional durante el período 1970-1973 con los dineros suministrados por la CIA de los Estados Unidos, como así lo afirman los archivos desclasificados de la CIA? Si puede indicar el total de las sumas percibidas y de las que dan cuenta los organismos norteamericanos.
-No recibí dineros de la CIA.

-¿Es efectivo que luego de ocurrido el Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 y una vez que los demás medios de comunicación existentes en el país fueron clausurados por la dictadura que asumió la totalidad del poder en Chile, la misma dictadura le permitió a El Mercurio y los medios escritos asociados a esta cadena seguir funcionando con total libertad?
-Mientras estuve en Estados Unidos no tuve noticias de El Mercurio, ignorando lo que pudiera estar ocurriendo con la empresa. Para el año 1975, empecé a tener algo de información de lo que estaba ocurriendo en mi país, ya que como lo señalé mi interés estaba centrado en mi trabajo allá y en la subsistencia de mi familia. Debo agregar que mis abuelos fueron exiliados en el gobierno de Ibáñez, y esa es la razón por la cual yo nací en París. Cuando regreso al país en el año 1975 llegué a hacerme cargo de los negocios de la familia, puesto que se quedaron mi madre y mis hermanas y hermanos en el país. No recuerdo con precisión las labores en El Mercurio, ni tampoco recuerdo quiénes componían el equipo editorial o de control de El Mercurio mientras estuve fuera de Chile entre los años 1970 y 1975. Al regresar no es efectivo que haya llegado a hacerme cargo del diario, por cuanto ya había un equipo formado, en ese sentido yo no tenía control ni injerencia sobre la información que se daba en él.

-¿Es efectivo que durante todos los años que duró la dictadura El Mercurio jamás consignó en sus páginas, alguna renuncia relativa a las graves violaciones a los Derechos Humanos que se cometían en el país y que fueron establecidas fehacientemente en los informes relativos a la muerte y desaparición de personas, conocidos como el Informe Rettig y el informe respecto de la comisión de prisión política y torturas cometida por agentes del Estado, conocido como Informe Valech?
-Debo indicar que el Gobierno Militar a mí me salvó la vida. Tal como lo afirmé yo no tenía injerencia en el control de las informaciones que eran entregadas por el diario, y en ese sentido no es efectivo que haya dado una orden acerca que determinada información sobre Derechos Humanos fuera o no publicada. Acerca del Informe Rettig, supe con posterioridad de su existencia.7

-¿Es efectivo que en contraposición a esta omisión en materia de defensa de los Derechos Humanos, El Mercurio participó de la difusión de los montajes periodísticos realizados por los organismos de seguridad y de inteligencia del régimen militar como son el caso de los 119 desaparecidos en el marco de la denominada Operación Colombo y que atribuía la muerte de 119 militantes del MIR a muertes provocadas por rencillas internas de dicha agrupación política en julio del año 1975, o la aparición del cuerpo de la dirigente comunista Marta Ugarte en el litoral central en 1976, tras ser arrojada desde un helicóptero y que El Mercurio consignó con fecha martes 14 de septiembre de 1976 como un crimen pasional?
-Me remito a lo expuesto en el sentido que eran otras las personas que estaban a cargo de la línea editorial de El Mercurio, sin que yo tuviera injerencia en ellos. A su pregunta en relación a la Operación Colombo, declaro que no tengo antecedentes sobre esos hechos. Preguntado sobre la querella de la causa Rol Nº 205-2012 del 34º Juzgado del Crimen de Santiago, seguida por el delito de Homicidio de 119 personas y donde se me atribuye responsabilidad en calidad de autor, debo indicar que no tengo antecedentes sobre los hechos que se me relatan, los desconozco y reitero que no tuve injerencia en los titulares de la prensa de la época ni en la información que se entregaba públicamente.

-¿Es efectivo que usted manifestó en una entrevista a la periodista Raquel Correa, en el marco del centenario de El Mercurio, que usted no tenía ni conocimiento ni tampoco la forma de verificar los rumores respecto a las violaciones a los Derechos Humanos que acontecían en el país?
-Es efectivo lo que allí se señala.

-¿Es efectivo que el diario El Mercurio recibía mensual y regularmente una edición del boletín “Solidaridad” confeccionado y distribuido por la Vicaría de la Solidaridad dependiente del episcopado de Santiago de la Iglesia Católica, de la que usted es devoto, en cuyas páginas se consignaban las detenciones, torturas, desapariciones y ejecuciones de los opositores al régimen militar, como lo afirmó el abogado Jaime Esponda?
-No lo recuerdo.

-¿Es efectivo que El Mercurio mantenía como fuente directa a la CNI, organismo encargado de reprimir a la oposición al régimen militar, y que le entregaba al diario de su propiedad la información destinada a crear montajes periodísticos tendientes a desacreditar a la oposición, como el investigado el año 1987 por el 23º Juzgado del Crimen de Santiago a cargo de don Carlos Bottaci Latille (…) quien lo declaró reo a usted por el delito de injurias y calumnias?
-Jamás hubo contacto entre El Mercurio y la CNI. Debo reiterar que El Mercurio no recibió aportes de Estados Unidos, ni hubo una relación estrecha entre El Mercurio y la CIA, más que lo que ya he declarado; no manejé información sobre las actuaciones de los Servicios de Inteligencia en Chile, ni antes ni después del año 1975; en la actualidad soy accionista de El Mercurio y pertenezco a su directorio, pero ni ahora ni antes he tenido influencia en la línea editorial de éste. A su pregunta, en el sentido que de acuerdo a algunos textos se me cita como una persona que pudo haber influido en el Golpe de Estado, debo responder que para dicha época yo no me encontraba en el país, y a su consulta acerca de un grupo o Cofradía Náutica debo responder que éste empezó mucho antes, y su creación y objetivos son muy diversos de los fines políticos que se les han pretendido dar.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)