Martes, 23 de mayo de 2017 Actualizado a las 20:40

Consejero de Fuerza Pública señala que ex ministro está "capturado" por su grupo de amigos:

Renato Garín critica estrategia de Velasco: "Le dicen que se victimice porque el fiscal fue a tocarle el timbre a su casa"

por 10 octubre, 2014

Renato Garín critica estrategia de Velasco:
El año pasado durante las primarias presidenciales de la Nueva Mayoría apoyó a Andrés Velasco y participó en su campaña. Renato Garín, abogado de la U. de Chile, Master en Periodismo Escrito de la PUC y nuevo miembro del prestigioso think tank Espacio Público, preparó al ex ministro de Hacienda para los debates televisivos. Además, le advirtió sobre el uso de boletas en la campaña. Desde Inglaterra, donde está haciendo un postgrado en la Escuela de Derecho de Oxford, Garín repasa la campaña de Velasco, critica a su movimiento Fuerza Pública y la estrategia con la que enfrenta el caso Pentagate. “Atacar al fiscal es una falta de inteligencia jurídica enorme”, dice.

-¿Cómo evalúas la estrategia de Velasco para enfrentar el Caso Pentagate?
-La estrategia que hicieron entre Pablo Halpern, Juan José Santa Cruz y Sebastián Sichel ha sido muy mala. Le dicen a Velasco que se victimice con el fiscal por haberle ido a tocar el timbre a su casa. Atacar al fiscal es una falta de inteligencia jurídica enorme. Reclamar por las formas de la PDI y la Fiscalía es un abuso, pues basta recordar que a los marihuaneros les dan vuelta las casas para quitarle dos plantas. Velasco debe dejar de victimizarse.

-Tú participaste de la campaña de Velasco en las primarias presidenciales de la Nueva Mayoría…
-Llegamos con Red Liberal cuando Velasco marcaba 1%. Había un personaje que tenía el dominio de la campaña, Juan José Santa Cruz. Él está muy conectado con diferentes personas, viene de la DC, es amigo de Gutenberg Martínez y Rafael Guillisasti.

-¿Qué pasó?
-Santa Cruz se obsesionó con atacar a Orrego y convenció a Velasco. Nosotros le decíamos que el objetivo era armar una base liberal, no atacar a Orrego. Pero empezó la obsesión del velasquismo con la Democracia Cristiana y Orrego. Santa Cruz lentamente fue construyendo un puente político entre Velasco y Gutenberg Martínez, por el que transitan diversos personajes. Una es Soledad Alvear, a quien Velasco apoyó en la senatorial; otro es Sebastián Sichel, que venía dolido porque Orrego no le había dado el cupo en Peñalolén. ¿Quién vino después? Mariana Aylwin y Hugo Lavados, entre otros.

-¿Cuál fue tu rol durante la campaña?
-Un día en el comando se me acercó Santa Cruz y me dijo que necesitaban un sparring para los debates, antes de que fuera a la televisión. Me pidieron que hiciera de Claudio Orrego. Fui citado un día a las ocho de la noche a un hotel en Vitacura. Llegó Velasco, Santa Cruz, Halpern, Sichel y la periodista Cony Stipicic, directora de Radio Duna, que hizo de moderadora. Yo empecé a debatir y a buscar a Velasco como si fuera Claudio Orrego. En un momento me dice: ‘No te reconozco Claudio’. Entonces le expliqué que esa era una mala frase porque lo dejaba como un elitista de un club donde sólo se conocen entre ellos. Al final fue a la tele y dijo la frase.

Un día en el comando se me acercó Santa Cruz y me dijo que necesitaban un sparring para los debates, antes de que fuera a la televisión. Me pidieron que hiciera de Claudio Orrego. Fui citado un día a las ocho de la noche a un hotel en Vitacura. Llegó Velasco, Santa Cruz, Halpern, Sichel y la periodista Cony Stipicic, directora de Radio Duna, que hizo de moderadora. Yo empecé a debatir y a buscar a Velasco como si fuera Claudio Orrego. En un momento me dice: ‘No te reconozco Claudio’. Entonces le expliqué que esa era una mala frase porque lo dejaba como un elitista de un club donde sólo se conocen entre ellos. Al final fue a la tele y dijo la frase.

-¿Recibiste pagos con boletas por eso?
-Me he enterado de rumores que dicen que mi nombre figura en una lista de personas que prestaron servicios al comando. Nunca entregué ninguna boleta a nadie y nunca he recibido un peso de Andrés Velasco, salvo la invitación a comer en Nueva York y nada más. El único "servicio" que di fue hacer de Orrego en un debate. Yo le dije que me preocupaba el tema de las boletas. Me dijo que era gasto público y que no había nada que esconder. Le creí.

"Fuerza Pública es un club de fans"

-¿Hay alguna clave para comprender a Velasco?
-Algo importante es que se entrega muy fácil a las personas que lo adulan. Santa Cruz, Sichel y Aylwin se dedican a eso. Yo creo que Velasco va a tener que elegir entre su grupo de amigos y el proyecto político.

-¿Qué pasó después de las primarias?
-En febrero me junté con Velasco en Nueva York. Ahí me empezó a hablar de Fuerza Pública. Le dije que no me iba a meter al movimiento porque sus amigos lo tenían secuestrado y que era un club. Entonces esto era como el tercer piso de Velasco. Le dije que había dos tipos: los andreístas, que quieren a la persona para hacer negocio y ser ministros, y los velasquistas, que están por el proyecto liberal de centro.

-Pero tú estás en Fuerza Pública…
-Sí, porque al final acepté y ahora estoy metido. Pero en el movimiento triunfaron los andreístas y se autocolocaron en la directiva de Fuerza Pública.

-Entonces, ¿cuál es tu visión del movimiento?
-En Fuerza Pública hay muchos consejeros buenos, pero a los que no pescan para nada. Velasco dice que es demócrata, pero no hay votaciones. Es un tecnócrata que arma comisiones de expertos para todo, es cosa de ver quiénes armaron la propuesta de educación. Finalmente, Fuerza Pública es un club de fans. Es una lógica que trae del Ministerio de Hacienda y la reproduce en el movimiento, ya que no le acomoda ninguna otra.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes