Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:05

Lo que el ex candidato UDI declaró ante el fiscal Gajardo

Golborne reconoce haber recibido $120 millones de Penta a través de boletas falsas

por 8 enero 2015

Golborne reconoce haber recibido $120 millones de Penta a través de boletas falsas
“Délano me había dicho que no podía perder el capital político que había construido y que mi historia de vida tenía un tremendo potencial”, continuó Golborne, agregando que “fui a hablar con él a fines de noviembre y le conté en lo que estaba. Le dije que debía trabajar en esto de manera profesional, que he estado trabajando (…) y ayudando a definir el posicionamiento de mi candidatura. Le pregunté si me podía ayudar y me dijo que sí me podía ayudar, que era importante este tipo de apoyos. Solo estábamos los dos en esa reunión”.

El 3 de noviembre del año pasado, Laurence Golborne llegó ante el fiscal Carlos Gajardo para responder a sus preguntas en torno al Caso Penta.

En su declaración ante el fiscal que lleva adelante el referido caso, el ex ministro de Minería, Obras Públicas y Energía del Gobierno de Sebastián Piñera señaló que, ya que el financiamiento para las elecciones tipo primarias no está regulado, debió costear los gastos de esa campaña: “No existe una ley de financiamiento en las primarias, solo un reembolso por votos recibidos cercano a los $400 por voto, ante esta situación decidí asumir personalmente parte del costo, pero el resto debía buscar la forma de financiarlo. Gabriele (Gabriele Lothholz, su ex socia en Vox Comunicaciones) partió trabajando y le dije que ya vería cómo pagarle”, respondió al fiscal Carlos Gajardo.

Siguiendo con su relato, Golborne señala que conoció a Carlos Alberto Délano cuando ambos eran directores de Icare, y que por ello decidió recurrir a él para pedirle ayuda: “Por mi vida profesional tengo contactos con muchos ejecutivos, entre ellos conozco a Délano, con quien había tenido distintas interacciones, especialmente habíamos sido ambos directores en Icare y habíamos desarrollado una buena relación. Me pareció que era una persona que podía aportar porque tenía patrimonio, liquidez (por la venta reciente de una inversión relevante) y teníamos similitudes en nuestra visión del país”, aseguró el ex candidato, haciendo referencia a la venta de Cuprum que hizo Penta el 2012.

“Délano me había dicho que no podía perder el capital político que había construido y que mi historia de vida tenía un tremendo potencial”, continuó Golborne, agregando que “fui a hablar con él a fines de noviembre y le conté en lo que estaba. Le dije que debía trabajar en esto de manera profesional, que he estado trabajando (…) y ayudando a definir el posicionamiento de mi candidatura. Le pregunté si me podía ayudar y me dijo que sí me podía ayudar, que era importante este tipo de apoyos. Solo estábamos los dos en esa reunión”, precisó Golborne.

El independiente pro UDI además reconoce que las facturas que Vox Comunicaciones emitió a Penta eran falsas: “No hubo ningún servicio que yo supiera que Vox le hubiera hecho a Penta y a Penta III”. Golborne comenta que en abril del 2013 decidió bajar su candidatura, pero que, a pesar de eso, los recursos se siguieron entregando, totalizando los $120 millones comprometidos: “Fui en mayo a darle el agradecimiento a Carlos Alberto Délano a su oficina de El Bosque Norte”.

Según lo declarado por el ex ministro, las facturas emitidas a Penta fueron cinco, una por mes, y por $20 millones en cada ocasión. “A los días Gabriele me dijo que había que facturar, le pedí una segunda reunión a Carlos Délano y le dije que ya necesitaba los recursos para pagar esta asesoría. Le hablé de 20 millones de pesos por seis meses. Me dijo que hablara con su gerente Hugo Bravo. Su oficina estaba al lado y me lo presentaron. Le expliqué la situación a Bravo en su oficina y en no más de cinco minutos, yo ni siquiera me senté, me dijo que le facturara a él y me dio los datos de la empresa a la que había que facturar, que fueron Penta S.A. y Penta III, dándome los datos de facturación. No me indicó nada respecto a la glosa. Yo le dije a Gabriele que facturara por asesoría. Días después yo fui donde Lothholz y le dije que había que facturar a esas empresas por 20 millones mensuales”, relató, detallando la forma en que se entregaron los recursos.

El independiente pro UDI además reconoce que las facturas que Vox Comunicaciones emitió a Penta eran falsas: “No hubo ningún servicio que yo supiera que Vox le hubiera hecho a Penta y a Penta III”.

Golborne comenta que en abril del 2013 decidió bajar su candidatura, pero que, a pesar de eso, los recursos se siguieron entregando, totalizando los $120 millones comprometidos: “Fui en mayo a darle el agradecimiento a Carlos Alberto Délano a su oficina de El Bosque Norte”.

Tanto Golborne como su amiga Gabriele se refirieron también a la preparación de la campaña presidencial que por meses desplegó el ex ministro. En su declaración al fiscal, Laurence señala: “Salí del gabinete los primeros días de noviembre de 2012 y comencé a hablar con Gabriele sobre la manera de enfrentar la candidatura. Hicimos una analogía con el posicionamiento de una marca. Gabriele estudió el tema y me hizo un planteamiento y me indicó que no era una asesoría barata”, indicó el ex candidato.

Refiriéndose a la misma materia, Gabriele Lothholz relató al fiscal Carlos Gajardo que su asesoría para instalar a Golborne como una “marca comercial” debía ser un trabajo remunerado: “Laurence habló conmigo y me pidió que trabajara con él en el proceso de creación y posicionamiento de la marca ‘Laurence Golborne’. A mí me pareció un desafío interesante y como involucraba a Vox, acordamos que debía ser un trabajo remunerado por todo el esfuerzo que implicaba”.

El 28 de octubre pasado, Gabriele Lothholz declaró que trabajó como jefa de comunicaciones de Cencosud con Golborne y que, a mediados de 2009, estando ambos renunciados, la invitó a asociarse con él y Esteban Calvo –gerente general de la región andina de Havas Media– en Vox Comunicaciones. Cuando Golborne asumió como ministro de Minería vendió su 27,5% a los dos socios, quedando cada uno con un 50%. Fuera del gabinete y como candidato presidencial, cuenta que Golborne le pide ayuda para posicionar su nombre como una marca comercial. Acuerdan que Vox hará el trabajo en forma remunerada, fijando los honorarios en $20 millones mensuales.

“En una conversación, a fines de diciembre, Laurence me dice que tiene una empresa que lo apoya y que va a asumir el costo de este trabajo y me pidió que la factura la hiciera a nombre de Empresas Penta (...). A mí me pareció bien que hubiera un benefactor que estuviera dispuesto a apoyar a un candidato que provenía de la meritocracia y que no tenía grandes apoyos en el mundo político”. Aclara ante el fiscal que normalmente la empresa que le paga es aquella que la contrata y agrega que “esto fue una excepción, pues no tuve ningún contacto con Penta y ellos no fueron mis clientes ni tuvimos ningún servicio que le prestara a Penta”.

En total fueron seis pagos por $20 millones cada uno, declara la ingeniera comercial. Y agrega que ella se encargó de la mayor parte del trabajo y que también participó el periodista Matías Aylwin, gerente de clientes de Vox, quien cursa actualmente un máster en Comunicaciones en España, y Bárbara Maier, quien era jefa de análisis de Vox y hoy se desempeña en Metro.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes