Víctimas de Karadima apuntan a Ezzati y dicen que “vuelve a rehuir sus responsabilidades históricas y se niega a reconocer que no estuvo a la altura de su mandato pastoral” - El Mostrador

lunes, 23 de abril de 2018 Actualizado a las 12:48

James Hamilton, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo

Víctimas de Karadima apuntan a Ezzati y dicen que “vuelve a rehuir sus responsabilidades históricas y se niega a reconocer que no estuvo a la altura de su mandato pastoral”

por 12 noviembre, 2015

Víctimas de Karadima apuntan a Ezzati y dicen que “vuelve a rehuir sus responsabilidades históricas y se niega a reconocer que no estuvo a la altura de su mandato pastoral”
"Cómo se le pide a Karadima que reconozca sus crímenes si el Arzobispado jamás ha reconocido ninguno de los suyos?", se preguntaron las víctimas de abusos sexuales cometidos por el ex párroco de la Iglesia de El Bosque, luego de la declaración que prestó el religioso el miércoles último en Tribunales, y en la que negó reiteradamente las acusaciones en su contra, apelando varias veces a que no se acordaba de los hechos.

Los tres denunciantes en la demanda civil interpuesta contra el Arzobispado de Santiago por supuestamente haber encubierto los abusos sexuales cometidos por el ex párroco de la Iglesia del Bosque Fernando Karadima, arremetieron este jueves en contra de la arquidiócesis que encabeza el cardenal Ricardo Ezzati, a la que calificaron de "hipócrita", por lamentar que el cura no reconociera públicamente sus crímenes cuando ayer compareció en el Palacio de los Tribunales ante el juez Juan Manuel Muñoz, en cinrcunstancias que desde un comienzo estuvo al tanto de los hechos y optó por desacreditarlos, y de paso apuntaron contra Ezzati por haber rehuido "sus responsabilidades históricas y se niega a reconocer que no estuvo a la altura de su mandato pastoral”.

En una declaración pública James Hamilton, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo expresaron que "las declaraciones de Fernando Karadima ayer, en el marco del juicio civil que estamos sustanciando contra el Arzobispado de Santiago por negligencia y encubrimiento de los abusos sexuales del propio Karadima en contra nuestra,  han llamado la atención de mucha gente. No recuerda nada, no sabe quién financia su defensa, niega hechos acreditados por la investigación de El Vaticano, rememora un tiempo lleno de regalos, lisonjas y aplausos de sus superiores, a quienes llama jefes, y desconoce su actuación criminal que, de acuerdo al fallo vaticano en su contra, involucró abusos contra más personas que nosotros tres".

"Por nuestra parte, no esperábamos nada distinto de Karadima. Al leer sus respuestas a las preguntas de nuestro abogado, afloró prístinamente el personaje que siempre hemos conocido: incapaz de asumir sus responsabilidades, provisto de un halo de superioridad que se nota en cada una de sus palabras, por haber sido siempre servido, financiado y protegido", expresan, advirtiendo que lo anterior da cuenta de que "el Karadima de ayer es el Karadima de siempre".

Asimismo, manifestan que "lo que nos parece increíble es que el Arzobispado de Santiago saque una declaración pública, a minutos de haber terminado el interrogatorio al ex párroco de El Bosque, donde señala que  'lamenta que Fernando Karadima no hable con la verdad'. Y agregue que 'este era un momento privilegiado para hacerlo, y reconocer sincera y humildemente su exclusiva participación y responsabilidad en estos abusos'”.

También reforazaron el fondo de su denuncia, al poner énfasis en que "hemos dicho desde que iniciamos nuestra causa contra Karadima, hace 12 años: lo que padecimos pudo ser porque nunca dejó de haber gente en la parroquia y fuera de ella que protegió, encubrió y desacreditó lo que estábamos denunciando. Lo hicieron especialmente los "jefes" de Karadima que, cuando recibieron nuestras denuncias, siguieron colmándolo de regalos y atenciones, mientras a nosotros se nos desacreditaba e ignoraba públicamente".

Y se preguntaron: "¿Cómo espera el Arzobispado de Santiago que Karadima confiese, cuando ayer él mismo reconoce que cuando debe salir de la parroquia producto de nuestras denuncias, el arzobispo de entonces le consulta al mismo Karadima a quién debe nombrar en su reemplazo? ¿Qué clase de gestión imparcial y que acompaña a las víctimas es esta, donde el denunciado sugiere quién debe continuar cautelando sus huellas allí donde se produjeron los delitos? ¿Cómo no iba a sentir protección Karadima si mientras a nosotros se nos denostaba y ofendía a plena luz,  él recibía de sus hermanos en el sacerdocio y sus jefes, durante años, el mismo trato afectivo, acogedor, lleno de regalos y muestras de privilegio?".

Expresaron también que "lo que verdaderamente nos sorprende es que dos arzobispos de Santiago, a la hora de revisar las actuaciones de la Iglesia en este caso, sientan que todo lo que hicieron estuvo impecable. ¿Cómo se le pide a Karadima que reconozca sus crímenes, si a la hora de la sinceridad en lo propio, el Arzobispado jamás ha reconocido ninguno de los suyos? Basta de hipocresía. Los Karadima existen porque se les cree, se los protege, se los financia. Durante mucho tiempo y, sobre todo, luego que se levantan voces que se atreven a denunciar lo que está pasando.

Finalmente, recalcaron que "ayer, Karadima fue el indolente y sobreprotegido ser que siempre ha sido. Para nuestra desilusión, con su declaración a la distancia, desapegada de la verdad concreta del recorrido de nuestra causa, desprovista de la más mínima empatía por las víctimas y concentrada en que otro sea el que cargue por las culpas compartidas, el Arzobispado de Santiago vuelve a rehuir sus responsabilidades históricas y se niega a reconocer que no estuvo a la altura de su mandato pastoral y de humanidad en nuestro caso".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)