Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 11:20

Cultura - El Mostrador

Baradit incendia Facebook con su despedida a David Bowie

por 11 enero 2016

Baradit incendia Facebook con su despedida a David Bowie
"Sorprendido, siempre sorprendiendo, porque vivía más adelante. El payaso de cianuro, la bala rosada, el isótopo de espejos haciendo estallar en la cara la idea más querida del siglo XX: 'el arte no es popular', nadie puede equilibrar arte real y gusto popular, pero ahí estaba, llevando trajes de diseñadores ingleses underground, usando pasos de butoh y gritando Let’s Dance!! antes que caiga la bomba. Porque quién calentó más la guerra fría con su horno nuclear que Robert Jones que se fue a Berlín a dispararle rayos a Honecker?", dijo el escritor en la red social.

La muerte del histórico David Bowie parece haber detenido por algunos minutos la vida de muchos, hasta la del escritor Jorge Baradit, quien dedico algunas palabras al músico, en su página de Facebook.

"Camino a la pega voy escuchando radio Cooperativa. A las 7:30 solo dan noticias, pero de pronto empieza a sonar The man who sold the world sin ninguna razón aparente. No alcanzo a nada cuando escucho al periodista disparar “David Bowie ha muerto”.

Y no.

Nopoh.

Esas cosas no pasan.

Estás seguro?

Estoy helado. Ese tipo de gente no muere. Él está ahí desde que tengo memoria disparando sus bombas; brillando o explotando, iluminando o cegando, defraudando y sorprendiendo, un sol que se consume para quemar, irradiar y carbonizarnos la sinapsis. Un sol negro, una estrella negra.

Bowie murió. No, no suena bien, cambiémoslo? hagamos como que no pasó? Porque es despertar y que la cordillera no esté ahí.

1985, escuchando escondido de mis amigos punketas el Ziggy Stardust. Viendo o creyendo haber visto en Midnight Special, con el Pirincho Cárcamo, el video de Top of the Pops cuando Starman quiebra todo y aterriza para siempre en el interior de nuestras cabezas.

Sorprendido, siempre sorprendiendo, porque vivía más adelante. El payaso de cianuro, la bala rosada, el isótopo de espejos haciendo estallar en la cara la idea más querida del siglo XX: 'el arte no es popular', nadie puede equilibrar arte real y gusto popular, pero ahí estaba, llevando trajes de diseñadores ingleses underground, usando pasos de butoh y gritando Let’s Dance!! antes que caiga la bomba. Porque quién calentó más la guerra fría con su horno nuclear que Robert Jones que se fue a Berlín a dispararle rayos a Honecker?

Cuenta que cuando hizo un recital junto al Muro vivió una de las experiencias más emocionantes de su vida. Termina la primera canción y la ovación no viene de los asistentes del recital, sino de detrás del muro, de los miles de berlineses orientales que se habían acercado para escucharlo a través del hormigón. We can be heroes, just for one day.

Música, teatro, artes visuales, poesía, danza, cine y quizá qué tantra y magia negra salió de la boca y los ojos de thin white duke, alladin sane, ziggy stardust, chameleon, blackstar y su puta elegancia hasta cuando se equivocaba, porque los genios hasta cuando se equivocan están en lo correcto.

No me afecta la muerte de los artistas, sobre todo si ya han sembrado y cosechado lo que vinieron a hacer; pero no es el caso, tengo pena, tengo una puta pena que me da pudor porque finalmente es alguien lejano, no? es alguien a quien nunca vi, no? me siento como una puta calcetinera llorando a su ídolo pop de cartón, o no? Tengo pena porque no lloramos a un viejito que le dio glorias a la música allá por los ’70, sino a un monstruo que a los 69 años se la mandó a guardar a todos con un discazo de la putamadre!!

BLACKSTAR, es la misa negra ocultista de un demonio alienígena que abandona la Tierra. Hay que ver el clip de LAZARUS, su último single, para entender todo, la inhumanidad de Bowie que arma su propio epitafio lleno de signos, símbolos y mecanismos para regresar a cada rato como un mantra, un medium que armó el arco de su vida con una precisión de un misil sub orbital: evolucionó en el aire, brilló de otras maneras en el vuelo, aceleró a fondo en la caída y estalló como una estrella negra en el momento preciso. Acto mágico.
Que rabia que no se me venga a la mente una mejor palabra que “genio”.

Tengo pena.

El ’90 no tenía un peso y lloré de impotencia afuera del Nacional. Ahora lloré, no sé por qué. Me da pudor, pero lloré. Que mierda, no pude aguantarme y lloré. Ángel negro de mierda, mutante torcido, androide. Pulsar. Agujero negro en su ojo izquierdo. Sacerdote de algo. Payaso de mierda.

The stars look very different today…

Que aburrido va a ser el mundo sin Bowie, compañeros.
Que mierda de día este lunes 11 de enero de 2016, porque mañana será el primer día del universo sin Ziggy brillando, waiting in the sky.

Something happened on the day he died
Spirit rose a metre and stepped aside
Somebody else took his place, and bravely cried
I’m a blackstar

(David Bowie / 1947-2016)".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes