Martes, 31 de mayo de 2016Actualizado a las 22:31

Berríos: "No basta con que Karadima haya sido condenado, la Iglesia debe desprenderse de ese abuso de poder"

por 11 enero 2016

Berríos:
Felipe Berríos comentó que la idea de solucionar los problemas de la Iglesia chilena verticalmente no es la solución, ya que quienes han liderado las protestas contra el obispo Juan Barros han sido los ciudadanos: “La idea de transformar la punta de la pirámide, eso va a cambiar el resto, eso es una idea de hace dos siglos. Yo creo que las cosas cambian empoderando a la gente. Lo que está pasando en Osorno, los laicos están llevando el pandero, no son los curas”.

El Sacerdote Jesuita Felipe Berríos, analizó la relación de la Iglesia Católica chilena con sus seguidores y su baja en la aprobación ciudadana en algunas encuestas, sostuvo que para mejorar esto “no basta con que Karadima haya sido condenado, sino que también la Iglesia debe desprenderse de ese abuso de poder y eso, la jerarquía, todavía no lo hace”.

“Lo que comenzó a vivir la iglesia en los años 60 fue bruscamente frenado en los 70, incluso hubo un retroceso con Juan Pablo II como Papa (...) Nosotros vivimos eso en Chile, ese retroceso en la Iglesia comprometida con los derechos humanos, alcanzamos a vivir esa primavera. Y ese retroceso lleva también a un abuso de poder”, agregó el sacerdote a Vía X.

Para Berríos la actitud que “vemos en el obispo Barros hoy en día, 'Dios le dijo al Papa, el Papa me nombró a mí, y el resto me importa un cuesco'. Ese abuso de poder es lo que ampara, lo que alimenta todos los otros abusos”.

En este contexto, Felipe Berríos comentó que la idea de solucionar los problemas de la Iglesia chilena verticalmente no es la solución, ya que quienes han liderado las protestas contra el obispo Juan Barros han sido los ciudadanos: “La idea de transformar la punta de la pirámide, eso va a cambiar el resto, eso es una idea de hace dos siglos. Yo creo que las cosas cambian empoderando a la gente. Lo que está pasando en Osorno, los laicos están llevando el pandero, no son los curas”.

“La mentalidad que él expresa (obispo Barros) es la misma mentalidad eclesiástica que tenía Karadima, una cosa verticalista”, añadió Berríos, quien de paso sostuvo que la cuestionada autoridad eclesiástica de Osorno “debiera renunciar por el bien de él, por el bien de la gente y apaciguar las cosas. No puede continuar”.

Berríos también se refrió a la gestión del Papa Francisco y cómo ha sido la recepción de su política en los distintos grupos católicos nacionales: “La Iglesia en algún momento en Chile (…) empezó más preocupada en hacerle venia a una élite económica y poderosa, que realmente a responder a las necesidades del pueblo de Dios”.

“Hay un cierto conflicto y está claro que el Papa Francisco viene más de las comunidades de base. Hay un grupo que nunca quiso a este Papa, un Papa latinoamericano, hay otro grupo que lo apoyó y que se siente un poco traicionado porque creían que era más conservador y salió un Papa así. Y otro grupo grande, donde creo que se encuentra la mayoría de los obispos chilenos, que está en silencio esperando a lo que vendrá”, finalizó el sacerdote.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes