Lunes, 25 de julio de 2016Actualizado a las 03:44

Ex senador UDI sale en defensa de la elite

Platas políticas: Longueira elude responder imputaciones pero dice que le “duele ver a dirigentes tratados como delincuentes”

por 31 enero 2016

Platas políticas: Longueira elude responder imputaciones pero dice que le “duele ver a dirigentes tratados como delincuentes”
El ex ministro y ex senador explica que la “actividad política y quienes la hemos ejercido en los últimos veinte años vivimos una situación muy difícil. Desacreditada y desvalorizada ante la ciudadanía como pocas veces antes, la función pública y la mayor parte de sus actores recientes estamos siendo objeto de investigaciones judiciales que, paralelamente, son acompañadas de un juicio público a través de filtraciones parciales de antecedentes segados que destruyen la reputación de los afectados, sin que jamás se sepa la motivación y la autoría de esta vulneración de los derechos de las personas investigadas”.

El ex senador de la UDI y ex ministro de la administración de Sebastián Piñera, Pablo Longueira, salió a defenderse de los cuestionamientos que ha recibido luego que se dieran a conocer una serie de correos electrónicos que mantuvo con el ex gerente de SQM, Patricio Contesse, indicando que “me duele ver a los dirigentes políticos tratados como delincuentes”.

En una columna que publica hoy El Mercurio, el ex timonel del gremialismo habló por primera vez de los mails que intercambió durante la época en que se desempeñaba como ministro, mientras se tramitaba la ley de royalty minero en 2010.

Longueira comienza su escrito, el cual lleva como título “Tiempos para la fortaleza”, señalando que la “actividad política y quienes la hemos ejercido en los últimos veinte años vivimos una situación muy difícil. Desacreditada y desvalorizada ante la ciudadanía como pocas veces antes, la función pública y la mayor parte de sus actores recientes estamos siendo objeto de investigaciones judiciales que, paralelamente, son acompañadas de un juicio público a través de filtraciones parciales de antecedentes segados que destruyen la reputación de los afectados, sin que jamás se sepa la motivación y la autoría de esta vulneración de los derechos de las personas investigadas”.

Sin embargo, el ex senador señala que no se referirá a su situación personal, ya que según "no corresponde hacerlo" y porque “he resuelto ejercer por el momento el derecho a guardar silencio que la ley le otorga a todo ciudadano, a la espera de contar con toda la información necesaria para ejercer mi defensa y acreditar mi inocencia. Es mi derecho, pero también mi obligación ante mi familia, mis amigos y ante quienes fueron mis partidarios y detractores mientras estuve en la actividad política”.

Longueira explica que la razón que lo motiva escribir la columna es “una profunda y genuina preocupación por la situación de nuestro país”.

“Me duele ver a la mayor parte de los dirigentes políticos tratados como delincuentes, atacados y escarnecidos. El financiamiento de la actividad política es una de las tareas más ingratas y difíciles que les corresponde realizar a quienes han ejercido liderazgo en los partidos políticos del país. La ciudadanía debe saber que solo en los próximos meses la política contará con un financiamiento público y que la tarea de financiar partidos y campañas electorales migró desde la opacidad total a otra normativa que resultó insuficiente e imperfecta”, menciona.

Sostiene que la situación que atraviesa la política y que la tiene en el escrutinio público se debe a la “imperfección y debilidad de esa normativa, sumada a los errores cometidos por una cultura transversalmente arraigada de solicitar financiamiento a quienes compartían las respectivas visiones, además de omisiones evidentes en la gestión de las campañas”.

En cuanto al intercambio de correos, Longueira precisa que la motivación fue siempre la de ser un “factor de acuerdos, diálogos y encuentros", recordando que también trabajó por "concordar con todos los sectores políticos y con el mundo privado un royalty a la minería para subirles los impuestos a las empresas del rubro tras el terremoto y tsunami que asolaron a Chile en 2010".

"Pedí conocer todos los puntos de vista, porque creo en el diálogo, y conversé con todos, sin imaginar que años más tarde esa búsqueda de información transversal para lograr consensos sería mirada por algunos como algo sospechoso o indebido", agrega el ex ministro y subraya que "nunca, jamás" quiso favorecer indebidamente a nadie.

Finalmente, Longueira expone que “como cualquier ciudadano, enfrentaré con dignidad y fuerza interior el escrutinio de mis actos como parlamentario, ministro de Estado y dirigente del partido que contribuí a formar y a sostener en el tiempo. Creo que el hecho de ser político no debe implicar ningún privilegio, pero tampoco el hecho de serlo debe constituir una carga o gravamen adicional, porque ello lo alejará de la actividad pública a las nuevas generaciones”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad