Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:22

Recep Tayyip Erdogan

El historial de crímenes y violaciones a los Derechos Humanos del Presidente turco que será recibido hoy por Bachelet

por 1 febrero 2016

El historial de crímenes y violaciones a los Derechos Humanos del Presidente turco que será recibido hoy por Bachelet
El mandatario que firmará acuerdos comerciales y de colaboración con su par chilena, es apuntado por organizaciones de Derechos Humanos como responsable de ejecuciones extrajudiciales contra la minoría kurda. Además se cuestiona el arresto de periodistas e intelectuales de oposición.

Según el último informe de Derechos Humanos difundido a comienzos de enero por la Asociación de Derechos Humanos de Turquía y la Fundación de Derechos Humanos de ese país, en el contexto de la guerra civil que enfrenta a la minoría étnica kurda con el gobierno de Turquía encabezado por Recep Tayyip Erdogan ha habido 173 ejecuciones extrajudiciales. Además del arresto de alcaldes y autoridades de ciudades kurdas por parte de las fuerzas de seguridad.

Erdogan que asumió en 2014 pero pertenece al Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP)  que gobierna el país hace 22 años, ha llevado adelante una gestión que no ha estado excenta de la controversia internacional. A causa no sólo de la delicada situación de los Derechos Humanos para los kurdos, sino también por la ofensiva contra periodistas e intelectuales opositores.

La semana pasada, La Fiscalía turca pidió  cadena perpetua para dos conocidos periodistas del diario opositor turco Cumhuriyet por "espionaje político y militar" y "apoyar a una organización terrorista".

El director de Cumhuriyet, Can Dündar, y el responsable de su oficina en Ankara, Erdem Gül, son acusados por la publicación de una información el 29 de mayo de 2015 sobre la supuesta entrega de armas a milicias sirias que luchan contra el presidente de Siria, Bachar al Asad.

En esa información, acompañada de imágenes, se indicaba que los servicios secretos turcos, conocidos como MIT, habían trasladado armamento a Siria simulando que se trataba de ayuda humanitaria.

Los camiones en los que se interceptó el supuesto armamento en enero de 2014 fueron registrados por efectivos de la Gendarmería turca, aunque el Gobierno siempre ha negado que esos vehículos transportaran otra cosa que no fuera ayuda humanitaria.

Ambos periodistas se encuentran en detención preventiva desde finales de noviembre.

Erdogan presentó una denuncia contra Dündar y Cumhuriyet el 2 de junio de 2015 y afirmó que revelar esa información era un acto de "traición" y su responsable iba a pagar "un precio muy alto".

Según el escrito de la Fiscalía, citado por la agencia Dogan, se les acusa de "reunir documentos secretos del Estado con el propósito de espionaje político y militar", "tratar de derrocar al Gobierno", y "apoyar a una organización terrorista", sin mencionar cuál.

Desde que el islamista Partido Justicia y Desarrollo (AKP) recuperase la mayoría absoluta en las elecciones del pasado noviembre las autoridades han intensificado las acciones contra medios críticos y voces disidentes.

Human Rights Watch (HRW) criticó hoy en su informe anual la represión de activistas y medios de comunicación críticos con la labor del Gobierno.

"Todavía no está claro de qué se les acusa a Dündar y Gül. Lo que sí está claro es que al publicar esta noticia (sobre el transporte de armas) simplemente hacían su trabajo como periodistas. Cualquier periodista habría publicado esta historia, y el público tiene derecho a saberla", dijo hoy en rueda de prensa Emma Sinclair-Webb, investigadora de HRW en Turquía

Paralelamente, esta semana,una treintena de premios Nobel criticaron las reacciones "represivas" del Gobierno turco, en una declaración en apoyo de los académicos turcos investigados por firmar un manifiesto en el que pedían el fin de la violencia en el sureste del país y denunciaban "masacres" del Ejército en ciudades de mayoría kurda, informa el diario Cumhürriyet.

Más de 1.100 académicos de universidades turcas y 350 extranjeros firmaron el manifiesto el pasado 11 de enero, en el que denunciaban que el Ejército turco estaba cometiendo "masacres" durante sus operaciones contra la guerrilla del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el sureste del país, de mayoría kurda.

El presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan, calificó a los firmantes de "traidores" y de apoyar el terrorismo.

La policía turca detuvo el pasado 15 de enero a dieciocho académicos y la fiscalía abrió investigaciones a más de un centenar por difundir "propaganda terrorista", además, algunos de los firmantes han sido despedidos de las universidades en las que impartían clase.

Los premios Nobel se muestran "alarmados" por las reacciones cada vez más "represivas e inflamatorias" del gobierno islamista en contra de las voces disidentes.

La declaración está firmada por el estadounidense Peter Agre, premio Nobel de química en 2003; Philip W. Anderson, Nobel de Física en 1977; la francesa Françoise Barré-Sinoussi, galardonada con el Nobel de Médicina en 2008; y el alemán Gunter Blobel, ganador del premio Nobel de Medicina en 1999, entre muchos otros.

Los premios Nobel condenan "las amenazas, falsas acusaciones, y la incitación a la violencia" contra sus colegas por "el gobierno de Turquía".

"Los ciudadanos de un país democrático como Turquía, y sus académicos en particular, tienen el deber cívico de recordar a su gobierno la obligación de respetar la Constitución de Turquía, de adherirse a las normas humanitarias y priorizar las soluciones pacíficas en situaciones de crisis", añaden.

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes