Lunes, 29 de agosto de 2016Actualizado a las 16:40

Lecciones de las primarias norteamericanas para Chile: malas noticias para Lagos y Piñera

por 11 febrero 2016

Lecciones de las primarias norteamericanas para Chile: malas noticias para Lagos y Piñera
Carlos Correa ex director(s) de la Secom, plantea que las elecciones en New Hampshire adelantan un escenario para Chile, el que "debiera ser una advertencia que la elección chilena será más entretenida que un choque de dos ex Presidentes", refiriéndose al poder de las nuevas generaciones en las elecciones.

En una columna publicada en El Líbero, el ex gerente de la consultora Imaginacción señaló que el triunfo de Bernie Sanders por sobre la que podría ser la primera presidenta mujer en EEUU y el fenómeno de Trump, serían factor decisivo en las próximas elecciones presidenciales en Chile. El analista explica que lo sucedido se podría replicar en el país para los próximos comicios presidenciales - que según Correa serían entre Lagos y Piñera- : "que su candidatura se convierta en una conversación sobre sus gobiernos pasados".

"Reconozcamos que después de estas elecciones, varios libros sobre política tendrán que ir a lo que queda del Vertedero Santa Marta" dice Correa en su columna.

El ex director de la Secom, plantea que lo que hace "distinta" la elección en Estados Unidos, es que "tanto Sanders como Trump hablan sin medias tintas y no temen las polémicas. Y eso los hace más confiables que la legión de hombres y mujeres de Estado que pueblan Washington".

Esto, según el texto, permitiría que las generaciones de nuevos votantes, cuando tengan acceso a Internet, vean "las constantes adaptaciones y gatopardismos de las figuras políticas tradicionales, y simplemente les da la espalda".

Más allá de analizar lo que genera en la política norteamericana, lo que realiza el autor es "pensar en el ciclo electoral que se abre en Chile este año y del que los analistas suelen predecir que vamos camino a una elección entre los ex Presidentes Lagos y Piñera".

Correa señala que "la calificación de “hombre de Estado” que tanto Piñera como Lagos exhiben" se podría volver en un karma electoral". Agrega que "sobre todo en un grupo que tiene la capacidad de cambiar elecciones: los nacidos después de 1990, posterior al restablecimiento de la democracia".

Generaciones nuevas que "se tiende a mirar en menos en los cálculos electorales, por la alta abstinencia electoral que tienen. Pero por no ejercerlo, no han perdido el derecho a voto". Y que por eso mismo, podrían cambiar las predicciones chilenas y que "en una elección presidencial abierta tenderán a inclinarse por los Sanders y Trump chilenos" concluye Correa.

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes