Martes, 28 de junio de 2016Actualizado a las 09:10

Escala la batalla religiosa entre el rector y la autoridad eclesiástica

Peña acusa al obispo Chomali de deformar y desfigurar el debate sobre el proyecto de aborto

por 12 febrero 2016

Peña acusa al obispo Chomali de deformar y desfigurar el debate sobre el proyecto de aborto
Una verdadera cruzada está realizando por estos días el arzobispo de Concepción contra de la Ley que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales. Frente a la arremetida, el rector de la UDP emplazó al religioso a "pronunciarse si acaso llevar adelante un embarazo en esos casos equivale o no a un acto supererogatorio".

En medio de los festejos de la tradicional fiesta de San Sebastián, en Yumbel, el arzobispo de Concepción, Fernando Chomali, llamó a los asistentes a rechazar "el aborto" y a "defender la vida".

"En Chile estamos en un momento muy delicado, en Chile se quiere legislar a favor del aborto. ¿Qué madre que está aquí presente no daría su vida por su hijo? Todas darían la vida por su hijo. ¿Qué madre que está aquí cambiaría un hijo enfermo por otro? Ninguna madre", sostuvo la autoridad eclesiástica.

En forma paralela, el religioso preparaba una carta titulada: "Santas y heroínas" que fue publicada el jueves 11 de febrero en El Mercurio. En la misiva, Chomali volvió a insistir en el mismo punto: "Estoy seguro de que todos aquellos que están a favor del aborto, es decir, la eliminación deliberada de un ser humano en el seno materno, darían su vida por salvar a su hijo ya fuera del vientre materno que corre grave peligro, sea este sano o enfermo".

"¿Por qué acontece eso?", se preguntó el arzobispo.

"Porque le dan más valor a un ser humano fuera del vientre materno que dentro de él. Y como le dan más valor al hijo fuera del vientre que dentro, cuando está fuera no puede decidir si su hijo vive o no; cuando está dentro, puede decidir. Esa es toda la discusión que se lleva adelante en el Congreso. Arbitrariedad pura", declaró.

"Cuando una mujer está embarazada, dice lisa y llanamente: estoy esperando a un hijo. Negar este principio es de orden ideológico y postula que el derecho de la madre a decidir si sigue o no un embarazo es superior al derecho que tiene su hijo no nacido a seguir su desarrollo, como se nos permitió a cada uno de nosotros. Desde ese punto de vista, aunque lo nieguen los mentores del proyecto, el que está en el Congreso es un proyecto de aborto libre", concluyó.

Frente a la arremetida católica, el rector de la Universidad Diego Portales, Carlos Peña, contestó: "El obispo Fernando Chomali en su nota de ayer desfigura, desgraciadamente, el debate que se lleva a cabo en el Congreso relativo al aborto. No es verdad –y el obispo lo sabe– que se esté discutiendo el 'aborto libre'".

"Lo que allí se discute es si la decisión de llevar adelante un embarazo de un feto inviable, que es producto de una violación o que pone en inminente peligro la vida de la madre, debe pertenecerle al Estado o a la mujer. ¿En qué sentido discutir esos tres casos trágicos equivale a debatir sobre el 'aborto libre'? El obispo debiera explicar por qué deforma a tal extremo el debate", señaló la autoridad académica.

"Igualmente debiera pronunciarse si acaso llevar adelante un embarazo en esos casos equivale o no a un acto supererogatorio: un acto que puede ser bueno, pero que no es debido. Si decidir mantener el embarazo en esos casos es un acto supererogatorio (como lo es arriesgar la propia vida para salvar la ajena, o dar todos los bienes para aliviar el hambre de otros, donar un riñón o tolerar a extraños y alimentarlos en la propia casa), entonces el obispo debe concluir que no es lícito que en esos casos el Estado sustituya a la mujer en esa decisión. La doctrina de los actos supererogatorios –el obispo también lo sabe– es consistente con las enseñanzas de la Iglesia a la que él pertenece", concluyó Peña.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes