Domingo, 25 de septiembre de 2016Actualizado a las 16:10

Las siete diferencias con el candidato del Partido Demócrata

Contardo se mofa de Lagos al compararlo con Bernie Sanders y dice que en su base de apoyo está Mary Rose McGill

por 14 febrero 2016

Contardo se mofa de Lagos al compararlo con Bernie Sanders y dice que en su base de apoyo está Mary Rose McGill
"Nuestro Bernie es agnóstico, lo que en Chile básicamente significa no ir a misa. No hay registros sobre su opinión del feminismo y nunca se le ha escuchado pronunciar las siglas LGBT. Es probable que crea que es el nombre de una empresa concesionaria del Transantiago", afirma el escritor en su columna dominical.

El nombre de Ricardo Lagos ya se instaló como posible candidato presidencial en 2017. En buena medida por los llamados de dirigentes de la antigua Concertación y figuras de la vieja derecha empresarial que lo apoyan con algo más que resignación.

Pero Lagos, aparte de algún coqueteo en la prensa con la posibilidad de volver, no se ha decidido. A pesar de que uno de sus nuevos frentes de discusión es internet y las nuevas tecnologías, además de un enfoque "moderno" sobre las drogas, el ex Presidente no termina por convencerse de regresar a competir 16 años después de haber sido elegido. Sabe que la sociedad chilena no es la misma y que el respeto a su figura no basta para evitar que la gente diga lo que piensa sobre él y su gobierno. Y lo que la gente piensa en muchos casos, no le va a gustar.

Como la comparación que hizo el escritor y columnista Oscar Contardo, en su espacio dominical de La Tercera. El autor de los best sellers de historia social Siútico y Raro, entre otros libros, hizo un contrapunto irónico entre Lagos y Bernie Sanders, el candidato revelación de las primarias Demócratas en Estados Unidos.

"Bernie no es hijo único. Un dato que algunos pensarán es irrelevante, pero que puede llegar a marcar de manera profunda y duradera el carácter de un político. Existen altas probabilidades de que un niño varón sin hermanos llegue a pensar que el mundo está volcado de manera natural a sus necesidades, creencias y convicciones, desestimando cualquier otro punto de vista, no tanto por considerarlo equivocado, sino más bien por estar convencido de que es irrelevante o, peor que eso, inexistente", escribe Contardo en "Nuestro Bernie".

"Bernie no estudió en el Instituto Nacional, algo que, sin duda, lo pone en desventaja ante los ojos del electorado institutano de Estados Unidos. Aunque allá nadie pregunta en qué colegio estudió Bernie, porque a nadie parece importarle", prosigue hasta enumerar siete diferencias, entre ellas:

"Bernie es judío, por lo tanto, tiene conciencia de ser parte de una minoría perseguida, de un grupo de personas que han sufrido desventajas y ataques por ser lo que son, que no es lo mismo que ser agredido por pensar diferente. Quizás por esa razón Bernie se declara feminista y puso desde 1972 en su agenda política los derechos de las personas LGBT. Nuestro Bernie es agnóstico, lo que en Chile básicamente significa no ir a misa. No hay registros sobre su opinión del feminismo y nunca se le ha escuchado pronunciar las siglas LGBT. Es probable que crea que es el nombre de una empresa concesionaria del Transantiago".

Y la última, en alusión a quienes son los votantes que claman por el regreso de Lagos:

"Bernie Sanders, finalmente, es el candidato favorito de los jóvenes y el que provoca más rechazo entre los norteamericanos de más altos ingresos. El candidato virtual chileno era el blanco predilecto del movimiento estudiantil de 2011, pero es aplaudido de pie en Icare y goza de la admiración de la distinguida Mary Rose McGill".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes