Sábado, 1 de octubre de 2016Actualizado a las 02:10

Colegio Médico exige fiscalización y transparencia respecto a la calidad del agua potable en Antofagasta

por 16 febrero 2016

Colegio Médico exige fiscalización y transparencia respecto a la calidad del agua potable en Antofagasta
“Queremos pedir públicamente a los parlamentarios de la zona que fiscalicen y legislen con toda la agilidad y severidad posible de sus cargos, para que los habitantes de Antofagasta, nunca más se vean afectados por la ingesta con arsénico en el agua potable, como la ocurrida entre 1958 y 1970. Es urgente que los componentes establecidos en la Norma Chilena de Agua Potable sean fiscalizados con rigurosidad y no que cada cierto tiempo y cada vez que la SISS da cuenta de un informe, nos enfrentemos nuevamente de este grave problema”, manifestó el presidente del Regional Antofagasta del Colegio Médico de Chile, Dr. Aliro Bolados.

Un fuerte llamado a los parlamentarios, autoridades, empresarios, organismos con competencia ambiental y sanitaria y ciudadanía en general, a realizar una fuerte labor fiscalizadora y también de control social, sobre la calidad del agua potable que consumimos en Antofagasta y la región, realizó el presidente del Regional Antofagasta del Colegio Médico de Chile, Dr. Aliro Bolados.

Según el facultativo, los últimos informes de la Superintendencia de Servicio Sanitarios (SISS), sobre alteraciones en la calidad del agua potable local, generan enorme preocupación en el gremio médico, respecto del estricto cumplimiento de la Norma Chilena 409 de Agua Potable, situación que en el pasado significó la contaminación de miles de antofagastinos por arsénico, aspecto que se tradujo actualmente en una población antofagastina y regional con la más alta tasa de pacientes con cáncer en el país y la mayor susceptibilidad a esta enfermedad.

“Queremos pedir públicamente a los parlamentarios de la zona que fiscalicen y legislen con toda la agilidad y severidad posible de sus cargos, para que los habitantes de Antofagasta, nunca más se vean afectados por la ingesta con arsénico en el agua potable, como la ocurrida entre 1958 y 1970. Es urgente que los componentes establecidos en la Norma Chilena de Agua Potable sean fiscalizados con rigurosidad y no que cada cierto tiempo y cada vez que la SISS da cuenta de un informe, nos enfrentemos nuevamente de este grave problema”, manifestó.

Según el Dr. Aliro Bolados, “es necesario que las autoridades y empresarios entiendan que Antofagasta, por su negro historial de contaminación, tiene la mayor susceptibilidad en el país al daño por ingesta de arsénico y los distintos metales pesados, que no deben estar presentes en el agua que consumimos, ni en el aire que respiramos, por lo que es urgente que exista la máxima seguridad y control en beneficio de la población local, tanto a la sanitaria local, como a las actividades industriales que también movilizan este metaloide en los concentrados por pleno centro de la ciudad rumbo al puerto”, manifestó.

Asimismo, el Dr. Bolados, realizó también, a nombre del Colegio Médico un llamado a que la sanitaria local, la superintendencia del ramo y las autoridades transparenten claramente por sectores, el origen del agua potable que consumen los antofagastinos, informando que poblaciones de la ciudad consumen sólo agua desalada, quienes consumen agua mezclada y quienes sólo agua de cordillera y en qué concentraciones de arsénico, y los restantes componente incluidos en la Norma Chilena de Agua Potable, cuya transparencia es fundamental para la tranquilidad de todos , lo que a la fecha aún no ha sido aclarado públicamente a los consumidores, que pagan además uno de los más altos precios del país por el vital elemento.

“Creemos que esa información es fundamental que sea transparentada y puesta a disposición de los ciudadanos, porque estamos hablando de la salud de todos y de un servicio que hoy está puesto en cuestionamiento”, comentó.

Finalmente, el facultativo solicitó a la población antofagastina y regional a realizar las denuncias respecto de alteraciones en el agua potable a la Superintendencia de Servicios Sanitarios en Antofagasta y la Seremi de Salud local, con el objetivo que dichas instituciones cursen todos los sumarios y multas respectivas y transparenten el número de procesos sancionatorios, porque con ello se protege la salud de nuestras familias y la población en general.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes