Martes, 30 de agosto de 2016Actualizado a las 11:57

"En ese momento me sentí estafado"

Impacto en redes sociales por consumidor que denuncia sistema de precios de Jumbo

por 7 marzo 2016

Impacto en redes sociales por consumidor que denuncia sistema de precios de Jumbo
El pasado 1 de marzo Ricardo Ramírez llegó hasta el supermercado Jumbo para comprar un pisco Mistral de litro, lo que siempre le resultó “crítico”, según él, “ya que figura en dos puntos de venta (en la góndola del sector de los alcoholes y en otra vitrina propia de la marca) y porque entre ambos siempre hay discordancia de precio”.

Impacto en redes sociales ha causado el testimonio de Ricardo Ramírez Herrera, ingeniero civil industrial y cliente del Supermercado Jumbo ubicado en Camino El Alba, reveló –por medio de una columna publicada en Ciper Chile– una práctica reiterada en la cadena de supermercados que fue calificada como “una estafa” por el cliente.

El pasado 1 de marzo Ricardo Ramírez llegó hasta el supermercado Jumbo para comprar un pisco Mistral de litro, lo que siempre le resultó “crítico”, según él, “ya que figura en dos puntos de venta (en la góndola del sector de los alcoholes y en otra vitrina propia de la marca) y porque entre ambos siempre hay discordancia de precio”.

El cliente explicó que “de diez veces, en ocho ocasiones cobran más de lo que figura en el fleje de precios de la góndola. Ya se ha convertido en un hábito llegar a la caja, que no concuerde el precio y que llamen a un 'control' para que vaya a chequear que el producto efectivamente está exhibido a un precio menor”, lo que también le ocurrió en dicha ocasión. De los $5.990 que costaba en una de las partes el pisco, en caja le marcó $6.789.

Según la columna, tras hablar con la cajera, el “control” –persona a cargo de los cajeros– le repitió “frases del tipo “es responsabilidad del cliente corroborar los precios en caja” y “no hay nada que se pueda hacer, así es el sistema”; finalmente habló con el gerente del local, “nos presentamos y le planteé la situación tal como la he descrito acá. Le hice notar la impotencia y la vulnerabilidad de un cliente que está comprando un producto que no está en oferta, cuyo precio se encuentra en el fleje de la góndola y al que le cobran $799 de más. ¿Quién me asegura que en los otros 50 productos que compré ese día no me cobraron más de lo que correspondía?”, indicó el cliente.

“En ese momento me sentí estafado. ¿Cómo es posible que el mismo producto pueda arrojar dos precios diferentes? Y si ya es sorprendente que existan dos precios, ¿por qué razón la máquina, por defecto, marca el mayor?”, añadió.

Según el relato el gerente le señaló que “los Jumbo a lo largo del país manejan un sistema de precios por sistema, es decir, el mismo producto cuesta lo mismo en todo Chile. Y a su vez, cada local de Jumbo puede fijar el precio de un producto por encima o por debajo del precio del sistema. El sistema, tal como él lo describió, es defectuoso. Me contó que le llegan varios reclamos por semana porque el sistema arroja el precio que figura en la base de datos y no el que fija el local. Y eso es lo que pasó con el pisco que yo estaba comprando: $6.789 era el precio del sistema general, pero el precio del local de Camino El Alba, indicado en el fleje, era $5.990. Como el procedimiento tiene errores, se marcó el precio del sistema general y no el del local”.

“Le manifesté que había comprado más de 50 productos y que era imposible que alguien recordara todos los precios. Y me respondió: 'El sistema puede favorecer o perjudicar con el precio. A veces hay productos más caros en el local y la caja los pasa por el precio del sistema'. Me pareció una respuesta básica y automática para convencerse de que el engaño que cometen tiene algún grado de justificación”, señaló.

“Pregunté por qué no manejan bases de datos con los precios por local. Así, cada local se hace responsable de los precios, sin errores y de una forma más transparente y eficiente. Respondió: 'Ahí es el dueño de la cadena el que determina el sistema a usar que se acomode a sus intereses'. 'Está claro cuáles son sus intereses', le dije, a lo que atinó solo a sonreír. Conozco al 'gran' empresario Horst Paulmann y no comparto para nada sus prácticas”, continúa el relato.

Después se contactó con el cliente , el subgerente Pablo Amengual Moya, del local de Jumbo de Los Dominicos, “me confirmó que manejan dos listas de precios (una a nivel nacional y otra por local), pero que en caja solo hay una lista de precios (la del local). A todos los locales de Jumbo, me dijo, le llegan variaciones de precios todos los días y es responsabilidad de cada local cambiar los precios en los flejes durante la noche/madrugada. Me explicó que, en mi caso, se demoraron en cambiar el fleje, por lo que el producto figuraba a un menor precio en la góndola y en caja a uno mayor (el nuevo precio)”.

“Esto resulta muy parecido a lo que ocurre con las bencineras: cuando el precio sube se ve reflejado a primera hora de la mañana y, por el contrario, si baja, se demoran en actualizarlo”, agregó.

Finalmente Ricardo Ramírez Herrera aseguró en su columna que “cada persona que lea estas líneas estimará en conciencia si esto es un robo, engaño, abuso o, en el mejor de los casos, 'mala praxis'. Independiente de la forma en que lo califiquemos, es importante dimensionar las cifras en juego. Analicemos mi caso: de los 50 productos que compré, supongamos que solo el pisco Mistral de 1 litro presentaba error en su precio. Son $799 pesos extra que me estaban cobrando. ¿Cuántos productos vende Jumbo en todo Chile al día? Miles, quizás millones. Un error cada 50 productos le dejaría una ganancia tremenda basada en un sistema defectuoso y que dicen que están corrigiendo, pero lo dudo”.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes