Lunes, 25 de julio de 2016Actualizado a las 16:06

Tomás Menchaca reconoce que la tentación del monopolio "siempre está"

Presidente saliente del TDLC: "Antes encontrábamos actas de directorio donde todos aprobaban la colusión"

por 18 marzo 2016

Presidente saliente del TDLC:
El juez que falló contra la colusión de las farmacias, condenó a los productores de pollos e impidió la fusión entre Falabella y la supermercadista D&S, asegura que hoy existe mayor conciencia de que "una sanción social es mucho más grave" que una multa.

El presidente del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), Tomás Menchaca, dejará el cargo el próximo 12 de mayo. Consciente de aquello, hizo un repaso de sus seis años en la presidencia y 12 años en el TDLC.

En entrevista con La Segunda, advierte que "la libre competencia ha permeado a la sociedad. Ahora todos hablan del tema y son conscientes de sus derechos".

En esa línea, asegura que "da la impresión de que muchas empresas que antes se coludían, ahora están dejando de hacerlo; da la impresión de que están tomando medidas y analizando hacia atrás. Al coludirse, las empresas no sólo sufren la multa ni el estar sentado en el banquillo de los acusados: ahora sufren una sanción social que es mucho más grave".

Para Menchaca, la delación compensada y las medidas intrusivas han ayudado bastante, como asimismo la interceptación de teléfonos y los allanamientos.

Otros elementos que aportaron, a su juicio, fue la creación del tribunal, el aumento de los castigos para la colusión. "Ahora, también hay un proyecto en el Congreso que aumentará las penas proporcionalmente al tamaño de la empresa. También el riesgo de ser detectado aumentó", afirma el timonel del TDLC.

"Antes encontrábamos actas de directorio firmadas por todos los miembros donde se aprobaba la colusión. Hoy no ocurre; ahora hay conciencia", recalca.

"Cuando hay competencia, la única forma de ganar dinero es sirviendo mejor a los consumidores; cuando falta competencia, las empresas monopólicas ganan dinero justo al revés", afirma el abogado.

Ante la consulta de si la colusión está en lo cotidiano, ejemplifica: "Si hay una ruta muy pequeña y dos empresas de buses se ponen de acuerdo para subir el precio allí, donde ellas tienen poder de mercado, hay evidentemente una infracción. La clave es el poder de mercado, independiente de la zona".

"La tentación siempre existe, porque obvio que a las empresas les gusta ganar más dinero. Pero hay acuerdos que no son falta; por ejemplo, los de cooperación o las franquicias, como McDonalds", acota.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes