Domingo, 28 de mayo de 2017 Actualizado a las 16:05

Arista royalty del caso SQM

La amnesia del ex subsecretario Rodrigo Álvarez

por 17 enero, 2017

La amnesia del ex subsecretario Rodrigo Álvarez
El ex funcionario de Hacienda del Gobierno de Sebastián Piñera y hoy presidente de la Asociación de Alimentos y Bebidas, declaró como testigo por segunda vez en la investigación vinculada al caso Soquimich. El abogado – quien también fue diputado UDI– le manifestó a la fiscal Paola Castiglione, en al menos 7 ocasiones, no recordar los correos electrónicos que le fueron puestos sobre la mesa por parte de la persecutora y que revelan conversaciones directas con el entonces senador Pablo Longueira, sobre la ley de royalty y el polémico artículo que terminó beneficiando directamente a SQM. Para algunos querellantes, el ex senador UDI presionó y fue un editor de contenido del proyecto en sus distintas fases.

Fue a la Fiscalía en marzo del 2016 por el caso SQM y a fines de diciembre volvió a hacerlo. Rodrigo Alejandro Álvarez Zenteno, el ex subsecretario de Hacienda y ex ministro de Energía de Sebastián Piñera –quien hoy aparece en los medios representando a la industria de los alimentos y bebidas– compareció nuevamente como testigo ante la fiscal del caso Soquimich, Paola Castiglione. A las 10:34 de la mañana del pasado 14 de diciembre.

El abogado UDI llegó a la Fiscalía para dar cuenta de su rol en la discusión del polémico proyecto de royalty y su nexo con Pablo Longueira, quien fue formalizado por delito tributario y cohecho en esta indagatoria, tras hacer gestiones para incluir un artículo en la ley, el quinto, que fue elaborado en las oficinas de SQM y enviado al correo electrónico del ex parlamentario. Un artículo que le permitió a SQM acceder a la invariabilidad tributaria, beneficio respecto a los impuestos que antes de las maniobras de Longueira solo era para empresas extranjeras.

El primer correo que se le exhibe a Álvarez es uno de Pablo Longueira desde su cuenta personal. El entonces senador le envía un mensaje, el 16 de agosto de 2010 a las dos de la tarde, al ex subsecretario respecto al polémico artículo quinto transitorio del royalty: “Rodrigo de acuerdo a lo conversado, te adjunto redacción del Artículo Quinto Transitorio Nuevo. Confírmame por favor que te llegó. Un abrazo. Pablo”.

En su declaración ante la Fiscalía –a la que tuvo acceso El Mostrador–, Álvarez dice que no tenía copia de estos correos y que por eso autorizó al Ministerio Público a acceder a ellos con total libertad. El ex diputado afirma que era absolutamente normal que hubiese intercambio de mails y comentarios con muchos senadores, incluido Longueira, como parte del proceso legislativo. “Ante el mail que se exhibe, puedo señalar que no lo recordaba, pero ahora que lo tengo a la vista, lo reconozco, como un correo recibido del senador Longueira y eso dentro del proceso legislativo debe haber ocurrido verbalmente  o por escrito con muchas otras personas”, aseguró Álvarez en Fiscalía.

Pero ¿qué fue lo que conversó con el senador Longueira? Rodrigo Álvarez dice no recordarlo, como tampoco el tenor de dichas conversaciones. “Como señalé anteriormente, tuve muchas conversaciones sobre esas materias en el Congreso, y supongo que debe haber anunciado que me iba a enviar ideas, que es parte de lo que habitualmente ocurre en el proceso legislativo y que a mí me tocó desempeñar como diputado o como autoridad del Ejecutivo”, plantea el ex subsecretario.

Respecto al correo de Longueira, Rodrigo Álvarez, manifiesta que lo normal hubiese sido contestarlo y pedirle a su equipo que lo tuvieran como un antecedente más y revisarlo junto a las demás alternativas legislativas para ser presentadas a la decisión de los ministros y del Presidente Piñera, que eran los que decidían el texto de la ley. El ex subsecretario, quien volvió a decir “no recuerdo estos mails”, le contestó a Longueira en aquella oportunidad cinco minutos después de ser recepcionado el mail: “Recibido. Lo voy a ver de inmediato. Saludos. Rodrigo”.

El artículo Contesse y el editor Longueira

Luego que Álvarez tuviese el proyecto enviado por Longueira en su mail, días más tarde la abogada Carolina Fuensalida, encargada de materias tributarias en el Ministerio de Hacienda y a quien Álvarez le remitió dicho proyecto, efectuó reparos a lo pretendido por Longueira y lo hizo saber por mail al ex subsecretario.

El 19 de agosto de 2010 le dijo: “Rodrigo, me parece que la redacción sugerida por Pablo Longueira para los proyectos que no correspondan a inversionistas extranjeros se apartan muchísimo del espíritu general subyacente en materia de invariabilidad, sin perjuicio que la complejidad de la redacción y las infinitas variaciones del régimen que contempla lo hace muy discriminatorio en relación a inversionistas extranjeros. Saludos! Carola”. Consultado por esta conversación, Álvarez nuevamente no recordó y contestó a la fiscal: “No lo recordaba pero si aparece en mi lista de mail lo reconozco como todos aquellos que el Ministerio Público puede haber obtenido de mi casilla. Quiero insistir que como subsecretario recibía muchísimos mails, han transcurrido seis años y este era uno de los puntos dentro de muchas dificultades técnicas que tenía este proyecto de ley”.

A esas alturas los intereses de Longueira respecto a “su proyecto” –y que iban paralelamente en sintonía con lo que quería el ex gerente general de SQM, Patricio Contesse–, seguían avanzando. Pese a los reparos que le hace llegar Fuensalida a Rodrigo Álvarez y que el ex funcionario de Gobierno dice no recordar, el artículo no sufre modificaciones de gran envergadura y sigue favoreciendo a la minera no metálica.

Por lo mismo, la fiscal Castiglione le exhibe dos correos a Rodrigo Álvarez. El primero es un mail del 24 de agosto de ese año enviado por Longueira, donde el ex senador gremialista lo felicita por su elección en la comisión política de la UDI. “Rodrigo, primero felicitaciones por la votación. Necesito que me mandes el documento que hablamos. Gracias. Pablo”. Ese mismo día, la señalada funcionaria de Hacienda, Carolina Fuensalida, le había enviado el documento por mail a Álvarez. Era la propuesta de Longueira con adecuaciones del Gobierno. El segundo mail que la Fiscalía le muestra a Álvarez es del 25 de agosto, donde el ex subsecretario le responde a Longueira: “Estimado Pablo, primero, muchas gracias por las felicitaciones por la votación. Segundo te incluyo el artículo como está quedando para tu revisión. Un abrazo. Rodrigo”.

El testigo contesta que, teniendo a la vista estos correos, los reconoce como de él pero que no los recuerda. Álvarez agrega que es parte de una comunicación normal, donde adjunta el estado de avance del proyecto. El ex subsecretario de Hacienda intenta, ante la fiscal, justificar el contenido del último correo sobre todo y afirma que, cuando se refiere a cómo está quedando el artículo, esto muestra “el intenso y siempre en movimiento proceso legislativo de una ley”, mientras que, cuando se habla de revisión, es parte de “una práctica habitual, tanto verbal como por escrito, la conversación y revisión de proyectos por parte de ministros y parlamentarios”. Álvarez señala que, en este caso, le parece normal este tipo de comunicación con Longueira, ya que “siempre tuvo relación con los temas de Hacienda y que a los pocos meses sería llamado por el presidente al Ministerio de Economía”, declara.

Consultado sobre si él participó en el equipo que realizó dichas modificaciones, el ex presidente de Copsa aseguró no recordarlo nuevamente, aunque agregó que, si bien no era su rol específico, sugiere que debió participar en todas las reuniones en las que se expusieron estas materias.

“Rodrigo, primero felicitaciones por la votación. Necesito que me mandes el documento que hablamos. Gracias. Pablo”. Ese mismo día, la funcionaria de Hacienda, Carolina Fuensalida, le había enviado el documento por mail a Álvarez. Era la propuesta de Longueira con adecuaciones del Gobierno. El segundo mail que la Fiscalía le muestra a Álvarez es del 25 de agosto, donde el ex subsecretario le contesta a Longueira: “Estimado Pablo, primero, muchas gracias por las felicitaciones por la votación. Segundo te incluyo el artículo como está quedando para tu revisión. Un abrazo. Rodrigo".

El artículo Contesse tomaba fuerza y luego de que Rodrigo Álvarez enviara a Longueira dicho documento, el ex senador envió un día más tarde, el 26 de agosto, dichas noticias al mandamás de SQM y brazo derecho de Julio Ponce Lerou. Longueira le escribió en términos militares a Patricio Contesse sobre el desarrollo del proyecto. “Estamos en horas decisivas. Un abrazo mi general. Del Coronel Longueira”.

La Fiscalía, luego de mostrarle los correos que recibió con las diversas propuestas, incluidas las de Longueira y que tampoco dice recordar, le consulta sobre un último correo de esos días. Longueria le escribe a Álvarez el 27 de agosto: “Rodrigo, te llamé para decirte que el texto que me mandaste está OK. Si llegas a introducirle cambios a ese artículo avísame y si puedes, cuando tengas el texto definitivo de todo el proyecto mándamelo. Un abrazo. Pablo”.

En su declaración –a la que tuvo acceso El Mostrador–, Rodrigo Álvarez, quien reconoció que se juntó con Patricio Contesse en su calidad de subsecretario para explicar los aspectos tributarios, pero de la Ley de Donaciones, aseguró que esto era normal en la relación legislativa del Gobierno con parlamentarios. “No lo recordaba (…) En el marco que conozco de la relación entre un senador y un subsecretario o un ministro me parece un correo normal. Esta relación tal como la veo es entre un senador y un subsecretario o ministro, donde no aparecen terceros. De hecho, si hubiera sabido que había un análisis del articulado con empresas por parte de parlamentarios, igualmente la hubiera analizado pero con toda la información del caso y con los antecedentes necesarios”, dijo Rodrigo Álvarez ante la fiscal Paola Castiglione.

Para el querellante en el caso SQM, Matías Ramírez, esta declaración da cuenta nuevamente del poder que tuvo Longueira respecto del proyecto royalty, presionando al Ejecutivo y marcando el ritmo de este en tal tema. “Dan cuenta no solamente de las presiones de Longueira por una tramitación rápida y eficiente y de obtener cuanto antes la información y de tener los antecedentes relevantes para saber si el proyecto iba a ser ingresado o no. Así tiene una injerencia en el Senado cuando intercede para que este proyecto sea ingresado por parte del Ejecutivo, siendo una materia propia del Ejecutivo la tributación en nuestro país y posteriormente, cuando asume el Ministerio de Economía, para suscribir los contratos respectivos. Yo creo que estos antecedentes son importantes respecto a la participación de Longueira ante estas eventuales recalificaciones de ilícito. Aquí los antecedentes dan cuenta de un cohecho agravado y, en ese sentido, se debe mantener esa calificación y por ese delito se debe perseguir a Longueira, para obtener la persecución penal de las personas jurídicas que hayan participado”, sostiene el abogado.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes