María Olivia Mönckeberg y el peligro de las noticias falsas: “Esto puede afectar incluso la seguridad de las personas” - El Mostrador

Viernes, 20 de octubre de 2017 Actualizado a las 01:56

La periodista señala que “más que andar buscando a los culpables a la primera” se deben situar los hechos

María Olivia Mönckeberg y el peligro de las noticias falsas: “Esto puede afectar incluso la seguridad de las personas”

por 29 enero, 2017

María Olivia Mönckeberg y el peligro de las noticias falsas: “Esto puede afectar incluso la seguridad de las personas”
Desde colombianos, supuestamente organizados para incendiar bosques, hasta avisos de cortes de luz en algunas regiones. Estas fueron algunas de las noticias falsas que circularon durante la semana, las cuales, según la académica y Premio Nacional de Periodismo 2009, son un llamado para reforzar el rol del periodismo: "Creo que los medios están captando, incluso más, la necesidad de verificar, porque el daño que se puede causar, al desinformar, es inmenso”.

La repercusión de las noticias falsas, difundidas durante la catástrofe que ha afectado a Chile durante la última semana, tuvieron tal repercusión que el titular del Ministerio Público instruyó a los fiscales Montes y Morales para liderar la indagatoria.

“Se están distrayendo valiosos recursos, además de dificultarse o entorpecer el curso de las diligencias, el esclarecimiento de los hechos y la identificación de los verdaderos involucrados”, señaló el Fiscal Nacional, Jorge Abbot.

El fenómeno tampoco dejó indiferente a la Directora del Instituto de Comunicación e Imagen de la Universidad de Chile, María Olivia Mönckeberg, quien no solo comparte la crítica formulada por el Fiscal Nacional, sino que también plantea cómo esto afecta al periodismo de nuestro país: “El desafío es grande, ya que es algo que nunca debiéramos haber perdido como medio de comunicación: muchas veces, a mí no me ha gustado cuando se hablaba tanto de este periodismo ciudadano; yo creo que el periodismo es profesional y por eso los editores y los periodistas tienen, más que nunca, que estar preocupados de verificar”.

-¿Cómo evalúa, en general, la cobertura televisiva durante la catástrofe?

-Dentro de los tiempos en que puedo ver televisión, que tienen que ver más con la tarde y la noche, yo encuentro que hemos visto, en esta oportunidad, información más responsable que lo que se ha visto en otras ocasiones. En ese sentido, justamente, se ha asumido mejor el rol de periodistas, pero lo que me preocupa, lo que preocupa mucho en general, es esto de las noticias falsas. Yo lo centraría más en la cuestión de las famosas redes sociales.

-¿Han contribuido a la desinformación?

-Yo te diría que, como periodistas, tenemos que hacernos cargo que hoy, como nunca, y esto lo vengo pensando hace tiempo, en este ambiente de mucha información, lo que hemos visto ahora es, sobre todo, un exceso de desinformación, y en ese ámbito creo que el rol del periodismo –y creo que los medios digitales están captando esa dimensión– es indagar un poco, es verificar, es chequear antes de tirar cualquier cosa, porque es tremendamente dañino el efecto que puede producir en la ciudadanía este eco de lo que plantea, por ejemplo, una nota en Facebook o en un whatsapp, y es impresionante este propio incendio vertiginoso de estas informaciones falsas.

El desafío es grande, ya que es algo que nunca debiéramos haber perdido como medio de comunicación: muchas veces, a mí no me ha gustado cuando se hablaba tanto de este periodismo ciudadano; yo creo que el periodismo es profesional y por eso los editores y los periodistas tienen, más que nunca, que estar preocupados de verificar”.

-Las redes sociales han planteado un desafío al periodismo del siglo 21

-Antes que hubiera tanto desarrollo de lo digital, uno tenía los rumores, pero los rumores que iban de boca en boca. Ahora, resulta que estos rumores se escriben y se viralizan, entonces llegan y asustan, preocupan, llegan hasta poblaciones completas, niños, en fin: pueden generar desinformación que afecta incluso en la toma de decisiones, porque si te están diciendo que viene una urgencia o, había uno ayer, yo lo vi ayer, que decía que iba a haber problemas con las torres de alta tensión, entonces, si tú ves esas cosas y no lo logras evaluar bien, y lo tomas como verdad, tiene un efecto tremendamente dañino. Puede, incluso, generar una paranoia colectiva.

-¿Relaciona este fenómeno con el llamado “periodismo ciudadano”?

-Muchas veces a mí no me ha gustado cuando se hablaba tanto de este periodismo ciudadano: yo creo que el periodismo es profesional y por esto los editores y los periodistas tienen, más que nunca estar, preocupados de verificar. La verificación me parece clave. En algunos casos seguir recurriendo a las fuentes oficiales, a los bomberos, pero también es el desafío ir a terreno y desmentir lo que sea falso; encuentro muy interesante lo que algunos han hecho de decir “esto es falso”.

-¿Ha demostrado carencias profesionales el periodismo durante esta catástrofe?

-A ver, primero, el problema de estas redes es que cuando tienes estos amigos en tu cadena, ocurre que se va comentando la misma cosa y se la va tomando por cierta y luego eso cae en manos de profesionales. Lo que hacer es no hacerse eco de eso, no divulgar, sino advertir, por eso te digo que el rol del periodismo, como nunca, es súper importante; más que nunca, en situaciones así, se demuestra la importancia del sentido ético que tenemos, que debemos tener, por el sentido de la función social, inherente a nuestra profesión,.

-Volviendo al tema de la cobertura, usted señaló que le pareció menos sensacionalista que en otras oportunidad, pero igual hubo denunciar.

-Sí, es decir, se ha vuelto a ver, lamentablemente, en circunstancias extremas, esta tendencia de los matinales a lo que antes se llamaba la prensa amarilla, o la prensa de espectáculo: eso de ir y “¡cómo, la pobre señora se le incendia la casa, y qué sintió, y se le quedó atrapado el perrito!, poco menos que hacer llorar a la gente en cámara; aparte que es una cosa que aparece exagerada, porque el para qué de eso es lo que uno se preguntaría. Ahora, lo que sí es importante es que se esté informado para tomar las medidas.

Por otra parte, y también es parte del rol de periodistas, después pasada la angustia, es que existe la necesidad de buscar orígenes y saber los por qué: indagar en las causas que expliquen estos fenómenos, ¿Es solo el cambio climático?, ya estamos viendo que la Fiscalía está determinando algunas personas que han sido formalizadas por el problema de haber actuado intencionalmente, es decir, todo ese tipo de investigación también va a tener que ser objeto de investigación periodista, de tratar de esclarecer hechos, y luego tratar de saber cuánto se está haciendo, si el rol del Estado de abasto.

-¿Devolver al periodismo su rol de perro guardián?

-Eso mismo, y en todos los sentidos, pero sin el caer en pisar el primer palito y sin andar buscando a los culpables a la primera de cambio; hay que ir, paulatinamente, situando los hechos.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)