“Donde primero encontrará Camila oposición a su proyecto de rebajar la jornada laboral es en su propio partido” - El Mostrador

Martes, 24 de octubre de 2017 Actualizado a las 04:21

Francisco Figueroa, candidato a diputado por la Izquierda Autónoma:

“Donde primero encontrará Camila oposición a su proyecto de rebajar la jornada laboral es en su propio partido”

por 20 marzo, 2017

“Donde primero encontrará Camila oposición a su proyecto de rebajar la jornada laboral es en su propio partido”
No le sorprende el escenario político actual. Tampoco cree que Guillier lo vaya a salvar. “Al final resulta que sus amigos son los mismos de Lagos y de Enrique Correa: las mineras, las isapres, las universidades privadas”, comenta. Por eso asegura que en este Frente Amplio hay espacio no solo para quienes ya se sumaron al proyecto, sino también para las figuras rebeldes de la Nueva Mayoría que no encontrarán respaldo a sus ideas de cambio, como Camila Vallejo en el Partido Comunista. “Este es el PC de Juan Andrés Lagos, no el de Gladys Marín”, apunta.

Francisco Figueroa llegó hace cuatro meses a Chile después de estudiar un Magíster en London School of Economics and Political Science. Y de vuelta en el país ya tiene un norte: ser electo diputado en un segundo intento y en medio de un escenario político crítico, debido a los cuestionamientos tanto al bloque gobernante como al principal candidato de la oposición. “Yo creo que el régimen de la transición está en una fase de agotamiento muy avanzando, la alianza de Gobierno no logra darle legitimidad a esto, pero las fuerzas nuevas tampoco logramos todavía revertirlo y, por tanto, estamos en un equilibrio constante de incertidumbre, bien evidente”, señala.

Figueroa cree que el principal freno a la democracia y a la prosperidad en Chile es el empresariado “oligopólico, a cuyo servicio está la clase política y que nosotros debemos confrontar, y me parece que los fracasos de este Gobierno se explican por este problema. Es un empresariado de lumpen, en el sentido que actúa como un cartel coludido, para inflar precios y te roba los ahorros de toda tu vida para especular financieramente y tiene secuestrado al Estado a costa de lucrar con subsidios públicos, con la salud, la educación, en fin”.

-¿Y el fracaso en qué se puede medir? ¿En las encuestas?
-Yo creo que ese es un síntoma, la pérdida de credibilidad y confianza, las promesas de mayor igualdad no se han cumplido, este Gobierno ha sido muy grandilocuente con las reformas, pero ha continuado el camino de subsidiar el lucro del sector privado con recursos públicos, marcando récords históricos respecto a gobiernos anteriores. Ningún Gobierno le había entregado tantos recursos públicos a la educación privada, a la salud privada. Fíjate que el supuesto nuevo trato a la educación pública, lo anuncia la ministra de Educación desde el Duoc. Y les promete recursos a través de un crédito con el Banco Mundial, o sea, yendo a deuda, mientras el sector privado de la educación se llena los bolsillos con la llamada gratuidad.

-O sea, desde la foto no existe una coherencia con las promesas?
-Noooo. Es como si mi señora me llamara desde el motel con el amante en la cama para decirme “no, si voy a volver a la casa, no te preocupes”. Entonces este Gobierno ha avanzado más allá en una cuestión que en la transición fue clave: alimentar la concentración de las riquezas con carga a los recursos públicos, a expropiar el derecho de las personas. Me parece que se ha avanzado en esa idea y eso es lo que explica a grandes rasgos la crisis de confianza y credibilidad.

-¿Qué pasa en la Nueva Mayoría con Goic como carta presidenciable?
-Yo pienso que lo que marca los conflictos entre los presidenciables de la Nueva Mayoría es la carencia de sentido, de proyectos. No sabemos cuáles son las ideas de fondo entre todos los nombres que hay sobre la mesa, creo que responden más bien a cómo cada partido quiere defender cuotas de poder. Más que proyectos, es una disputa dentro del conglomerado, entonces, claro, ahora emerge Goic y facciones más progresistas, más derechistas, porque ven que en un eventual Gobierno de Guillier los partidos se siguen descomponiendo y es su oportunidad para tratar de incidir en gobernar. Para qué gobernar, hacia dónde. No les importa. Es decir, no creo que les importe mucho pensarlo. Yo creo que hay una pérdida de sentido.

-La falta de ideas es una de las críticas más grandes que se le hace a Guillier, que no las tiene… es como un mantra que se repite. ¿De verdad no las tiene?
-Yo creo que él es el principal responsable de que se instale esta idea, de que carece de proyecto y de discurso. Me parece que uno de los recursos trillados de la política para tratar de renovarse es acudir a personajes de la televisión, personajes famosos, lo vimos con DJ Méndez en Valparaíso y vemos cómo resultó eso. Creo que con Guillier es un poco lo mismo.

-¡Guillier es como DJ Méndez!
-O sea, digo que la Concertación acude en un momento de crisis de confianza a la carta de la confianza ciudadana por estar fuera de la política, pero al final resulta que los amigos de Guilier son los mismos de Lagos y de Enrique Correa: las mineras, las isapres, las universidades privadas. Él se prestó para hacerle publicidad como si nada. Yo creo que él es eso, es el principal responsable de que eso pase. No va a necesitar amigos con esas amistades. A los funcionarios de la Concertación les da lo mismo quién sea el Presidente. Con tal que gane, se va a ir cuadrando con Guillier para mantener la pega básicamente, mientras las directivas de los partidos, conscientes de que esto los va a seguir horadando en la capacidad de la política, van arreglándolo de alguna forma, la DC con Goic, sectores del PS y PPD con Lagos, pero ninguno se hace cargo de los problemas de fondo.

Mientras Guillier es eso, es un escapar hacia adelante, Lagos es el no querer asumir la crisis, es impresionante. Yo sigo con cierta fascinación la candidatura de Lagos, porque es impresionante el nivel de desapego de la realidad de Lagos. Se le interpela por Transantiago y te promete que el metro va a llegar a la puerta de tu casa; se le interpela por las concesiones y te empieza a hablar de los exoplanetas descubiertos fuera de la galaxia del sistema solar. Lagos todavía defiende el CAE… hasta Piñera le hace el quite al CAE.

Mayol y el PC

Cuando la Izquierda Autónoma se enfrentó a un ruidoso quiebre, flanqueado de declaraciones, posteos acusatorios en Facebook y declaraciones en contra del camino elegido por Gabriel Boric, Figueroa estaba estudiando en Londres.

-La izquierda suele vivir estos quiebres y peleas ácidas. ¿Ya se sanó ese quiebre en el centro del autonomismo?
-Yo creo que lo importante, no solo para la izquierda, sino también en nuestra generación, es que no caigamos en delirios de grandeza y sepamos ver bien nuestras diferencias. Lo que pasó con Izquierda Autónoma fue que con Gabriel nos dimos cuenta de que estábamos en proyectos distintos y lo mejor era que cada uno continuara con su proyecto por separado. Ahora estamos conviviendo juntos dentro del Frente Amplio. Y en Izquierda Autónoma creemos que tenemos que juntarnos con gente más distinta todavía y, en ese sentido, como Frente, lo que está por trabajarse es cómo hacerlo en la diversidad con unidad.

-¿Qué nivel de cohesión existe en el Frente Amplio?
-Yo creo que el Frente Amplio es un espacio en construcción y no está mal asumirlo. Creo que el peor error es el autoengaño, y sentir que esto está como listo nos puede llevar a cometer grandes errores. El Frente Amplio es un espacio en construcción que tiene que consolidarse y proyectarse en el tiempo y, por tanto, requiere que nosotros actuemos con mucha responsabilidad. Yo creo que se basa en la cohesión que sí tiene o que debemos buscarle. Se basa en el hecho de que hoy hay un empresariado oligopólico que impide una prosperidad para todos, al cual tenemos que hacerle frente. Tenemos que construir la unidad social y política de las mayorías. El Frente Amplio es el espacio en común con ese trabajador sin educación superior que vive agobiado en la población por la delincuencia y que tiene que rellenar fichas para ser reconocido como ser humano. Tiene mucho más en común que con Piñera y estos empresarios que han colonizado la política.

-Alberto Mayol dijo que creía que cierta parte del PS y el PC se sentiría más cómoda en en Frente Amplio. ¿Crees lo mismo?
-Nosotros hace mucho tiempo, como Izquierda Autónoma, hemos dicho que para imaginar la izquierda también tenemos que ser capaces de convencer a esos comunistas y socialistas honestos que siguen perdiendo dentro del PC y el PS. Este no es el PC de Recabarren ni Galdys Marín; no es el PS de Ampuero ni Eugenio Gonzalez. Yo creo que la izquierda que trabajó por la unidad de la mayoría trabajadora del siglo XX está en el Frente Amplio. Está intentando ser lo que la alianza socialista-comunista trató de hacer desde los años 40 a la Unidad Popular, que fue darles una autonomía política a las clases trabajadoras y expresarlas políticamente. El PS actual está en otra cosa, cobra de la memoria de Allende, pero ya no la actualiza y por eso yo apuesto a que el FA sea capaz de ofrecer condiciones bajo las cuales, quienes hoy día siguen tratando de dar peleas dentro de sus partidos, se nos unan.

"Es un PC que en cualquier momento se sienta en el directorio de Paz Ciudadana. Entonces, lo que quieren los poderosos es destruir la posibilidad de recomponer la unidad del 2011, de lo que está detrás de NO +  AFP, que es un movimiento muy diverso. Yo creo que sí, que tenemos que avanzar hacia figuras que tienen una cierta rebeldía. Camila da una de las peleas más duras del PC, pero Guillermo Teillier, Lautaro Carmona, calladitos arreglando cómo ganarse un cupo en la vuelta que viene".

-¿Personas como Camila Vallejo y Karol Cariola deberían estar en el Frente Amplio?
-Estoy de acuerdo en pensar en términos de personas más que en partidos, porque los partidos no tienen diferencias de proyectos entre sí, eso es más internamente. En la DC hay gente más progresista, como Laura Albornoz, Carlos Hunneus, por sobre un Osvaldo Andrade en el PS o un Juan Andres Lagos en el PC. La clase política y los grandes medios quieren ver a los representantes del 2011 peleados entre sí. El PC no les importa, si con este pueden convivir muy bien… es el PC de Juan Andrés Lagos, no es el PC de Gladys Marín. Es un PC que en cualquier momento se sienta en el directorio de Paz Ciudadana. Entonces, lo que quieren los poderosos es destruir la posibilidad de recomponer la unidad del 2011, de lo que está detrás de NO +  AFP, que es un movimiento muy diverso. Yo creo que sí, que tenemos que avanzar hacia figuras que tienen una cierta rebeldía. Camila da una de las peleas más duras del PC, pero Guillermo Teillier, Lautaro Carmona, calladitos arreglando cómo ganarse un cupo en la vuelta que viene. Donde primero encontrará Camila oposición a su proyecto de rebajar la jornada laboral es en su propio partido, partiendo por el ministro Barraza.

-¿Te gusta Mayol como candidato?
-En Izquierda Autónoma pensamos que lo central de una candidatura presidencial de Frente Amplio es que esté en pos de consolidar el Frente Amplio, de proyectarlo en el tiempo y eso implica subordinar lo personal al proyecto, por entender la política como una empresa colectiva y vemos que Mayol no da señales de compartir eso.

-¿Te molestó que dijera que Cuba es una dictadura?
-Mira, no he seguido sus declaraciones en detalle, porque el Frente Amplio todavía no ha proclamado ningún precandidato. Ninguna organización ha proclamado formalmente a Alberto hoy día. Me parece bien que él tenga disposición, se proclame, él confía en sus capacidades, pero nosotros, como Izquierda Autónoma, vemos que la candidatura presidencial tiene que estar al servicio de someterse a una deliberación colectiva y en ese sentido pienso que, más allá de los nombres, tenemos que hacernos una autocrítica. La prensa nos ha instalado candidatos, temas, peleas, porque me parece que nosotros no estamos conversando los suficiente dentro y no estamos actuando con la unidad que requerimos y eso creo que estamos a tiempo de corregirlo.

-¿Mayol es un candidato impuesto por la prensa?
-Al menos dentro de Frente Autónomo no se ha proclamado. Creo que es legítimo que él esté compitiendo, no tengo ningún problema personal con él, pero pienso que como Frente Amplio tenemos que instalar otra lógica. De manera más colectiva, con alguien que represente un proyecto y esté dispuesto a construir, porque el Frente está en construcción. No es una cuestión dada, está en proceso de consolidarse.

-Tu candidatura a diputado será por el Distrito 10, la misma zona de Giorgio Jackson, ¿por qué?
-Nosotros pensamos que en el Distrito 10 hay condiciones para que el Frente Amplio irrumpa con fuerza, primero por el desgaste profundo del bicoalicionismo, pero también por las aptitudes que acumula, por las organizaciones y personas que trabajan en su interior, por el trabajo que hemos hecho los últimos 10 años como mínimo y otros muchos más en el movimiento social. Vemos que nosotros ya nos presentamos en las elecciones anteriores, obtuvimos un resultado muy prometedor, le di un resultado a una izquierda nueva que no tenía resultados en muchas décadas y pensamos que eso hay que proyectarlo.

-Compites en la misma zona que Giorgio Jackson.
-Nosotros creemos que el Frente Amplio puede ganar dos diputados. Ni Giorgio ni yo elegimos la composición de este distrito. Él es hoy diputado por Santiago, yo fui candidato por Ñuñoa-Providencia y el distrito nos dejó en el mismo territorio. Te digo que el Frente Amplio tiene condiciones para conquistar dos espacios en el Parlamento para este distrito, lo central es que seamos capaces de ofrecer una opción que aglutine a esa mayoría social que está mirando esto con interés, que está participando presentemente en esto, pero también con un mensaje unificado con respuestas unificadas claras.

Yo creo que no nos tenemos que sentar a esperar que el Frente Amplio sea llenado con contendio, nosotros también tenemos que dar respuestas claras a los problemas del país, tener iniciativa, y creo que las candidaturas son parte de un proceso, por no participar en la política como hasta hoy en día, no caer en discursos antipolíticos, pensando que el único problemas es la corrupción, sino que ir preparando la convicción en la ciudadanía que vamos a necesitar en un futuro para defender reformas profundas y eso significa tener contenidos claros, jugársela con enfrentar con total autonomía a la clase política, a la alianza gobernante y a este empresariado que gobierna, y pienso que en esa dirección tienen que estar enfocadas nuestras candidaturas.

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)