Roberto Itzikson de Cadem: “El potencial de crecimiento de Beatriz Sánchez es a costa de Guillier” - El Mostrador

Viernes, 15 de diciembre de 2017 Actualizado a las 11:16

Según el responsable de la medición semanal, ella “representa mejor a este grupo que quiere ir más allá en las reformas”

Roberto Itzikson de Cadem: “El potencial de crecimiento de Beatriz Sánchez es a costa de Guillier”

por 28 marzo, 2017

Roberto Itzikson de Cadem: “El potencial de crecimiento de Beatriz  Sánchez es a costa de Guillier”
El director del sondeo aseguró que el principal desafío que tiene la periodista es mejorar rápidamente su nivel de conocimiento, pasar de su actual 36% a un 86%, si no, corre el riesgo de generarse demasiado pronto un techo. Una de sus chances de crecimiento –agregó– es aprovechar el debilitamiento del senador por Antofagasta que, a sus ojos, “está en una situación compleja, se le ve dubitativo, le costó caro su prolongado silencio tras los incendios y la indefinición que ha tenido entre ser una figura de cambio o de continuidad del Gobierno de Michelle Bachelet. Está obligado a mostrar en qué lugar de la cancha está”.

Otra semana, otra encuesta Cadem. Si hace tres semanas ya apareció en el sondeo la timonel de la DC, Carolina Goic, tras ser proclamada como candidata a La Moneda por la Junta Nacional de su partido el 11 de marzo, en este sondeo fue el turno de debutar para la reconocida periodista Beatriz Sánchez, quien hace siete días dio un paso al costado de su trabajo en radio La Clave y anunció que está evaluando seriamente la posibilidad de ser abanderada presidencial del Frente Amplio (FA). La muestra arrojó que cuenta con un 2% de apoyo, que un 64% tiene una imagen positiva de ella y es la figura más conocida del FA, con un 36%. El director de Cadem, Roberto Itzikson, desmenuzó los factores que juegan a favor de la candidata y las debilidades que debe sortear en el futuro próximo.

-¿Cómo se explica la irrupción de Beatriz Sánchez con el 2% en la última Cadem?
-Ella tiene un perfil mediático relevante, es la que tiene un mayor nivel de conocimiento en el Frente Amplio, ella es parte del juego de las comunicaciones, en eso tiene muchas coincidencias con Alejandro Guillier. Hay un antecedente importante: si uno analiza su nivel de conocimiento por grupos, este crece significativamente a un 51% en los mayores de 55 años, que es la gente que más va a votar. Eso le genera una capacidad interesante de crecimiento en las encuestas. El desafío suyo ahora es cómo articular al Frente Amplio detrás de su candidatura, igual que a Gabriel Boric y Giorgio Jackson, porque con ellos puede entrar en los grupos más jóvenes, donde ambos diputados tienen un nivel de conocimiento del 60%.

-¿Qué importancia tiene ese 64% de imagen positiva que obtuvo? ¿Se traduce en apoyos y votos?
-Lo más importante para un candidato hoy es el nivel de conocimiento, mucho más que la evaluación positiva. Por ejemplo, Sebastián Piñera tiene un 100% de conocimiento, su evaluación positiva no siempre es buena, solo llega al 50%. Aquí el desafío no es la imagen, sino el cómo hacer que Beatriz Sánchez pase de 36% al 86% de conocimiento, si no, va a generar un techo inmediatamente, porque no todos los que te conocen votan por ti. Ese 36% de conocimiento que tiene ahora es bajo y quizás es una señal que refleja que llegó tarde a esta carrera presidencial, quizás no alcanzará a pasar a una segunda vuelta, pero sí va a quedar muy bien posicionada para la próxima elección.

-¿Qué debe hacer para crecer en las encuestas?
-Lo que atenta contra ella hoy es esta supuesta indefinición: es candidata o no lo es. Si ella va en serio como candidata presidencial, tiene que decir que ‘sí, voy’, pedir unidad al Frente Amplio y volcar su tremenda imagen positiva a favor de su candidatura, porque sabemos que, cuando se tiene un bajo nivel de conocimiento, generalmente las personas son bien evaluadas y al conocer al personaje empiezan a aparecer los detractores.

-¿Qué características tiene como candidata que la hacen atractiva?
-Aún no medimos sus atributos. En todo caso, ella ocupa un espacio parecido al de Guillier, por su trayectoria como periodista, que la hace creíble, es un rostro cercano, el hecho de ser mujer le da una conexión distinta con la opinión pública, transmite confianza y credibilidad. Tiene un alto rendimiento entre quienes la conocen, genera lealtad.

“Piñera tiene un 25% y su discurso está pensado en ese 25%, pero eso te aleja de las posiciones más de centro, de los independientes sin posición política, con menor chance de movilizarse. Es un juego complejo. Si quiere crecer, tiene que hablar de temas que no le gustarán a ese 25% y tengo la percepción de que su campaña está tratando de buscar ese equilibrio”.

-¿Y sus principales debilidades?
-No conocemos su trabajo en terreno, no sabemos si tiene experiencia política, no se sabe si tiene capacidad de gestión, de enfrentar crisis. Sebastián Depolo dijo que el FA aspira a crecer en el mundo de los indecisos; yo no estoy de acuerdo con eso, porque esos indecisos no van a ir a votar. Creo que el potencial de crecimiento de Beatriz Sánchez es a costa de Alejandro Guillier. Ella representa mejor a este grupo que quiere ir más allá en las reformas.

-¿Por qué ella representa mejor a ese mundo que Guillier?
-Porque él es senador de la Nueva Mayoría, no ha sido claro en definirse en ese eje de ser parte de la coalición de Gobierno y su discurso como candidato, si el representa la continuidad o cambios más profundos. Tiene que ser más cuidadoso, por ser parte de la coalición, mientras que Beatriz Sánchez es más libre para dar una opinión clara y profundizar propuestas.

-Si Beatriz Sánchez representa un riesgo para Guillier, ¿qué debe hacer el senador para evitar ser eclipsado?
-Si ella quiere crecer tiene que hacerlo a costa de quien lidera las opciones en la centroizquierda y ese es Guillier. Él está en una situación compleja, se le ve dubitativo, le costó caro su prolongado silencio tras los incendios y la indefinición que ha tenido entre ser una figura de cambio o de continuidad del Gobierno de Michelle Bachelet. Está obligado a mostrar en qué lugar de la cancha está, porque desde mediados de enero ha perdido 7 puntos. Carolina Goic tiene 3 puntos en las últimas 3 semanas y Beatriz Sánchez ya apareció en la encuesta con 2. Ambas le están quitando votos, le están quitando espacio.

-¿Y Beatriz Sánchez puede eclipsar a Goic?
-El tema de ser mujer no será un diferencial en esta elección, pero sí es cierto que ambas se disputan los apoyos a Guillier, gente de centroizquierda que quiere reformas, perfeccionarlas o profundizarlas.

-Entonces Sánchez y Goic pueden esperar una suerte de trasvasije de apoyos...
-Si Guillier comienza a caer, puede ser parejo el crecimiento de Goic y Sánchez, porque en los apoyos a Guillier conviven las dos almas de la centroizquierda: los que quieren reformas con moderación, perfeccionarlas, y los que quieren profundizar el programa original de Bachelet y la Nueva Mayoría. Si Guillier se diluye, su apoyo se pasa a las dos y Goic tiene ciertas ventajas ante la Bea Sánchez, porque tiene mayor nivel de conocimiento, una trayectoria política, un partido detrás suyo, parlamentarios y cuadros.

-¿Esa estructura política será demasiado relevante en esta campaña?
Si vota el 50% del electorado, va a influir mucho. Si Beatriz Sánchez puede movilizar a ese sector que está muy desilusionado de la política, muy desconectado, que sienten irrelevante todo lo relacionado con las elecciones presidenciales, que es entre el 40% y el 60%, puede resultar algo muy positivo e interesante.

-¿En cuánto tiempo se puede evaluar si la candidatura de Beatriz Sánchez será competitiva?
-Es difícil saberlo, hay que mirar las tendencias semana a semana. Si Goic completa un mes en 3 o 4 puntos, ya habría una tendencia de un posible estancamiento, lo mismo con Beatriz Sánchez. No hay que olvidar que el escenario presidencial está muy dinámico, todas las semanas pasa algo. Está pendiente la definición del PS, eso será de suma importancia, ellos tienen la llave de lo que pasara en la Nueva Mayoría. No hay que olvidar que una cosa que le pesa a Guillier es la falta de equipos y el grueso de esos equipos están en el PS.

-¿Piñera tocó techo o tras su proclamación puede esperar un segundo aire?
-Es una súper pregunta, porque es una noticia en desarrollo. Yo tengo una hipótesis. En intención de voto creo que tocó techo, uno lo suficientemente alto para que se instale en una primera vuelta, de un 25%, sobre la base de un 100%, y sabemos que en un escenario de voto voluntario, votará solo 50%. Mi hipótesis es que ya no quedan indecisos, hay que esperar cómo se desarrollan los hechos, pero después de esta semana, con las proclamaciones, mejoró en un clima que le es favorable, esa sensación de triunfo, eso ya aumentó, la sensación de que será el próximo Presidente. Y ese clima es importante, porque desanima al adversario y desmoviliza al indeciso.

-En la derecha esperan que Piñera comience a despegar en las encuestas y, sobre todo, aumente su distancia con Guillier...
-Hay dos cosas a analizar. Piñera tiene un 25% y su discurso está pensado en ese 25%, pero eso te aleja de las posiciones más de centro, de los independientes sin posición política, con menor chance de movilizarse. Es un juego complejo. Si quiere crecer, tiene que hablar de temas que no le gustarán a ese 25% y tengo la percepción de que su campaña está tratando de buscar ese equilibrio. En segundo lugar, a pesar de que Piñera no se mueve, la brecha con Guillier ha aumentado semana a semana. En enero había un 1% y hoy es de 10%, eso es por el retroceso que ha sufrido Guillier, en parte porque en la centroizquierda hay menos gente que hoy cree que es la mejor persona para ganarle a Piñera. En ese ítem ha perdido 12 puntos este primer trimestre.

-¿Qué opinas de las permanentes críticas a la encuesta Cadem por ser una muestra semanal?
-Eso no lo entiendo, la encuesta muestra opiniones de la gente, lo que se está hablando semana a semana. A lo mejor a los políticos no les acomoda que se haga eso, pero la encuesta permite construir tendencias. Coincido en que un punto que se sube o baja de una semana a otra no importa, pero sí las tendencias que refleja después de un tiempo. La Bea Sánchez pasó de cero a dos y fue precisamente en la semana que anunció su voluntad de ser candidata; la aprobación de Bachelet bajó de 24% a 18% en enero, justo en las semanas de los incendios. La encuesta muestra las causas de forma más directa, es un aporte al debate.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)