Autor del libro sobre la elusión tributaria de la elite: “Piñera es el rey zombi” - El Mostrador

Domingo, 19 de noviembre de 2017 Actualizado a las 03:29

Investigación da cuenta de una operación que le pudo hacer costado al fisco más de un billón de pesos

Autor del libro sobre la elusión tributaria de la elite: “Piñera es el rey zombi"

por 5 noviembre, 2017

Autor del libro sobre la elusión tributaria de la elite: “Piñera es el rey zombi
El periodista Jorge Rojas, autor junto con Juan Andrés Guzmán del libro “Empresarios zombis”, habla en detalle sobre la investigación que pone la lupa sobre la estrategia de grandes empresarios (entre ellos Piñera, Luksic, Délano y Cueto) que consistía en comprar empresas zombis para luego hacer desaparecer utilidades y no pagar impuestos. “Este trabajo ayuda a entender cómo funciona la industria de la defensa de la riqueza y, de cara a la elección, yo creo que es todavía más relevante, ya que uno de los pioneros de esta estrategia de elusión va de candidato”, comenta Rojas.

El capítulo dos del libro “Empresarios zombis”, de los periodistas Jorge Rojas y Juan Andrés Guzmán, comienza con la constatación de que Sebastián Piñera fue “un adelantado en el uso de los zombis: en los noventa compró al menos cuatro de estas sociedades cuando otros grandes empresarios todavía no sabían acerca de los beneficios que les podían reportar o estaban recién estudiando sus riesgos legales”.

En uno de esos casos -detalla la investigación- específicamente el de la Compañía de Industrias y Desarrollo, “el Servicio de Impuestos Internos (SII) encontró pruebas claras de que Piñera usó esa sociedad para hacer desaparecer $39.000 millones en utilidades generadas por sus empresas”.

El ex Presidente, sin embargo, no es el único protagonista de este entramado. También están Carlos Délano y Carlos Lavín, que a través de empresas Penta S.A., “se fusionó tres veces con empresas con pérdida tributaria, entre 1990 y 2000”; la familia Luksic, que en agosto de 2000 “compró la Sociedad de Inversiones San Francisco S.A., una empresa con pérdida que pertenecía al empresario Javier Vial Castillo. La usaron para ahorrarse los impuestos que debían pagar por la venta del 12,5% que tenían de Entel”; y Marcelo Calderón, dueño de la multitienda Johnson’s, donde “no había una, sino tres zombis”.

El libro explica que buena parte de la elite empresarial chilena “pasó toda una década en eso. Compraban empresas quebradas, en cuyos balances había grandes deudas, y las volvían a la vida con complejas operaciones legales y contables. Luego, dejaban que las zombis absorbieran sus empresas más prósperas. ¡Voilá! Grandes montos de utilidades desaparecían de la vista del Servicio de Impuestos Internos (SII)”.

En entrevista con El Mostrador, Jorge Rojas afirma que “la única razón de negocios que tenía la fusión de empresas absolutamente sanas y pujantes con empresas en quiebra y con grandes pérdidas, era la elusión tributaria”

- El libro detalla que Sebastián Piñera fue uno de los pioneros de esta estrategia, pero no queda claro si fue el primero…

-En esta metáfora zombi, siempre hay un paciente cero, que es como el primer zombi que dio origen a todo. Nosotros no encontramos cuál fue ese primer zombi, no sabemos en qué cabeza surge esta idea, y lo más cerca que estuvimos temporalmente de saber cuál fue el origen de esta estrategia tributaria fueron precisamente las empresas que Sebastián Piñera compró a comienzo de los noventa. No es el único tampoco. Están también los Carlos. Es el rey zombi porque dentro del análisis que hicimos de los empresarios que estaban vinculados a esta estrategia, Piñera fue uno de los primeros que compró.

-Y también fue uno de los primeros que comprendió cuándo salirse.

-Efectivamente, es una cualidad de él y sus negocios: sabe cuándo entrar y cuándo salir. En esta estrategia, él entro en el año 92 y sale cuando el resto estaba recién entrando. Imagínate que la familia Luksic compró su primera empresa zombi en el año 2000 y Piñera lo hizo casi 10 años antes. Por eso lo presentamos como el rey zombi.

-Hablemos del caso Axxion y Lan Chile, que tiene un papel fundamental en el libro.

- Primero, hay que aclarar que esta empresa no tiene el mismo uso que el resto de las empresas zombis, que se podían ocupar de tres maneras: la primera, cuando las pérdidas de una empresa neteaban las utilidades de otra, en definitiva, lo que hacían era dejar el fut en negativo, entonces como estaba negativo, no tenías por qué pagar impuestos; la otra forma es que las empresas pueden pedir devoluciones de impuesto en los períodos que te va mal, entonces compraste una empresa que tenía perdidas, tú podías pedir las devoluciones de impuesto que esa empresa había pagado, entonces cuando tú fusionabas, pedías una cierta cantidad de impuesto que se habían pagado; y la tercera eran los retiros en exceso.  Lo que hace Piñera con Axxion es algo muy distinto: lo que hace es que al momento de vender Lan, pone todas sus acciones de Lan en Axxion, y al momento de venderla, ocupa la formula de la “18 ter”, que es un beneficio tributario para aquellas acciones que son muy transadas en bolsa, y lo que busca esta norma es fomentar el mercado de capitales.

-A pesar de que las acciones de Lan de Piñera tenían poco movimiento…

-En efecto, entre el año 2001 al 2008, las acciones de Lan solo se transaron 15 veces, por un monto de 2,3 millones. Lo que hace la norma del “18 ter” en definitiva es decirte si usted ha transado mucho esta acción, puede acceder a este beneficio. Ahora, qué es mucho, la ley define que mucho es 5 millones y resulta que cuando Piñera pone su capital de Lan en esta empresa comienza un movimiento súper extraño en que, por ejemplo, desde noviembre de 2009 a marzo de 2010 la SVS contabilizo 6.614 transacciones, lo que hacía que las acciones de LAN accedieran a ese beneficio tributario. Ahora, nosotros no pudimos investigar más profundamente en si efectivamente esas transacciones se hicieron o no, el punto en cuestión es que al final de esas transacciones, en marzo de 2010, cuando Piñera va a vender esas acciones, la misma propiedad que tenía antes de esas transacciones, era igual, o sea, los papeles en cierta forma se cambiaron de mano, pero cuando había que vender, estaban en las mismas manos del dueño. Lo que se hizo fue una simulación de transacciones para que estas acciones estuvieran dentro del beneficio tributario y que finalmente pudieran acceder.

-¿Qué justificación tiene usar esas pérdidas para eludir impuestos?

-No hay ninguna justificación, los empresarios que han hecho fortuna en Chile, con las reglas que tiene Chile, siempre durante los 90, durante la época de oro, una de las frases que más se repetían era que Chile tenía una reglas del juego muy claras para la inversión, que nuestra economía estaba abierta a la inversión extranjera, y uno al encontrase con estas estrategias evasivas, se dice “bueno, cuál es la razón para que empresarios exitosos que hicieron su fortuna en un país estable, de un momento a otro decidan ocupar una estrategia elusiva, que trae a la actualidad lo peor de la crisis del 80 y que se beneficia de esas pérdidas para evadir impuestos”. La única razón de negocios que tenía la fusión de empresas absolutamente sanas y pujantes con empresas en quiebra y con grandes pérdidas, era la elusión tributaria.

-Se descarta que esto incentive la economía…

-No, la única razón de negocio estaba determinada por la cantidad de impuesto que podías eludir.

-La primera reacción del SII, frente a estas prácticas, ocurrió 10 años después... ¿cómo se aplica semejante inacción?

-Yo creo que ellos no se dieron cuenta, porque la ley respecto a las pérdidas fue cambiando paulatinamente. Hasta el año 90 la ley permitía aprovechar las pérdidas durante 5 años, después de los 90, que esa modificación se incluyó en la reforma tributaria que voto Piñera y que nosotros intuimos que esa ley estaba negociada.  Uno tiende a comprender que nada de lo que está escrito ahí no fue negociado anteriormente. La ley paulatinamente fue dándoles mayores facilidades a los empresarios para poder fusionarse; ahora, lo que sale del parlamento no necesariamente es finalmente lo que se termina aplicando, porque puede ser modificado, el uso de las perdidas, a medida que las empresas se fueron fusionando, empezó a ser mucho más masivo. Cuando el SII llega en el año 2001 y saltan en su sistema que una gran cantidad de empresas están declarando perdidas que solamente se pueden ver en grandes crisis económicas, los investigadores del SII dicen que hay algo raro… y ahí se forma esta fuerza de tarea. Lo que el SII cuestiona es el origen de esa perdida, que no es fidedigno, y que están calculadas en base a deudas que no existían. Porque cuando estas empresas fueron intervenidas en los años 80, cuando ya esos convenios se levantaron, las deudas quedaron prescritas. Y sobre esas deudas se calcularon los intereses y las correcciones monetarias.  Lo que hace el SII es decir que hay una máquina que está funcionando en pos de la elusión. Llegan tarde, porque durante los 90 esto se vio y nadie lo cuestiono.

-Hablemos de las consecuencias de esta estrategia para la sociedad chilena.

-Esto no es solamente un cuestionamiento ético a los empresarios. Pasa también que la gran mayoría de las personas gana tan poco que están exentos del pago de impuestos, de modo que la discusión tributaria no es parte del día a día, entonces el que no exista esa discusión facilita que estas cosas sean poco comprendidas. Y esto no es una crítica solo a la ética, es decir, aquí se gastó plata persiguiendo, hubo gasto público, y lo que hacen estas prácticas es aumentar la concentración de la riqueza y la desigualdad, porque el dinero que debería ir al pozo fiscal, termina en los mismos que eluden. Hoy, en el libro nos queda la sensación de que los empresarios que ponen en marcha estas prácticas buscan no pagar más impuestos para poder hacer más negocios. En el capítulo de Penta queda súper claro. Ellos tenían un claro desprecio por el pago de impuestos.

-Luksic tiene un rol no menor en el libro, especialmente en cuanto a la compra del Banco de Chile.

-Claro, cuando el pacto controlador decide poner en venta sus acciones, el interesado en comprar era Luksic, entonces, lo que hace Penta y la familia Luksic es ocupar las zombis para no pagar los impuestos que esta compra-venta iba a generar y de esa manera tener mayor liquidez. Lo que hace, en definitiva, es netear esa utilidad con las pérdidas. Y esto no es menor: a Luksic, por ejemplo, la imputación del SII decía que debía más de 9 mil millones de peso, y solo pago 163 millones de peso, lo cual es nada. Cuando le preguntamos a Ricardo Escobar por qué Luksic pagó tan poco, él dijo “se hace lo que se puede”. Esa respuesta no es suficiente para entender por qué ocurrió.  En el caso de Luksic no había prescripción, es extraño.

-¿Quién fue el que más eludió?

-Penta fue uno de los que más pago, lo cual nos pueda hacer creer que fue de los que más eludió, pero también Ripley fue un comprador de zombis muy intenso.

-¿Estas prácticas acentuaron la inequidad en Chile?

-Sí, claro, porque el dinero que debería haber terminado en la billetera fiscal terminó en el mismo bolsillo de quienes eludieron.

-En el libro se menciona que Piñera no respondió ante las preguntas que ustedes le hicieron.

-Yo creo que si alguien quiere ser Presidente de la República de nuevo debería tomarse el tiempo para hablar de esto, y el debería tenerlo mucho más claro y no ha sido así. Sería interesante que el pudiera darle una explicación en su lógica a cómo se desarrolló esta estrategia. Nosotros no encontramos, por ejemplo, ningún documento que dijera que el Estado permitía la compra de empresas zombis. En el caso de Piñera, el rey zombi, no le interesa entrar en detalle, y es parte de su estrategia de campaña.

-¿Cuál es el mayor aporte de esta investigación?

-Aunque paciera árido, en el fondo pone luces sobre un periodo oscuro de nuestra economía y de la historia del SII y de las prácticas empresariales, es decir, revela cuales son las estrategias que ocupan los grandes empresarios. Este libro ayuda a entender cómo funciona la industria de la defensa de la riqueza y de cara a la elección, uno de los pioneros de esto va de candidato, así que espero que eso incentive la lectura. También esperamos que la gente entienda más de impuestos. Si nosotros ponemos ojos sobre eso, tendremos una sociedad menos desigual y seremos ciudadanos mas educados.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)