viernes, 20 de julio de 2018 Actualizado a las 18:09

Señaló que las diferencias de opinión no pueden ser dirimidas en el TS

Zaldívar respalda jugada de Mariana Aylwin ante el Tribunal Supremo de la DC y asegura que “nadie puede ser sancionado por emitir un juicio político”

por 3 enero, 2018

Zaldívar respalda jugada de Mariana Aylwin ante el Tribunal Supremo de la DC y asegura que “nadie puede ser sancionado por emitir un juicio político”
El senador falangista salió a poner paños fríos en medio de los cuestionamientos a la ex ministra. Por medio de una carta a la militancia, convocó a un sexto congreso ideológico y programático, además de indicar que “nadie puede ser sancionado o descalificado por emitir un juicio político discrepante, por mucha autoridad que represente quien ostenta una posición distinta. Por el contrario, quienes discrepan de la línea asumida por el Partido tienen todo el derecho a sostener su postura para lograr que, dentro de ese debate leal de planteamientos, dicha línea pueda modificarse en el futuro a través de las decisiones que adopten las instancias partidarias”.

La debacle en la Democracia Cristiana continúa, los trasquilazos tras la decisión de llevar un camino propio en las elecciones presidenciales, y los constantes tironeos hacia la derecha, desde el sector llamado Progresismo con Progreso, liderado por Mariana Aylwin, no le han dado respiro a la falange.

Es en este contexto que los distintos sectores de la DC están armando su camino en vista de las próximas elecciones internas, y de la junta nacional que se desarrollará a fines de enero, en donde “saldrán los sables y se rendirán cuentas, no quedará títere con cabeza”, adelanta un miembro del consejo nacional de la falange.

En medio de todo este embrollo, el fantasma de la posible salida de una de las principales díscolas falangistas, Mariana Aylwin, vuelve a rondar al interior de la DC. Para nadie es una sorpresa que su pasada al Tribunal Supremo haya causado ronchas, hasta el punto que la ex ministra llegó a desconocer la capacidad de este organismo para definir su permanencia en el partido. Ante lo cual la senadora y ex candidata presidencial, Carolina Goic, señaló que en un “lamentable espectáculo público del PDC, se siguen cayendo puentes de entendimiento interno y se reduce el debate político a medidas disciplinarias”.

Todo un completo y total “show mediático de Mariana”, reconocen desde la bancada de la DC. Y es que en la falange dicen estar aburridos de que la ex ministra acapare portadas y espacio en prensa, que este sería “el único poder que le queda”, ya que realmente “nadie la quiere en el partido”. Además, el Tribunal Supremo puede tardar hasta seis meses en entregar una resolución del caso, por lo que no muchos entienden el escándalo a estas alturas. Aunque lo único que queda claro es que “nadie le dará el gusto, ni la expulsará del partido”, aseveran desde la falange.

“Rabieta”, para algunos democratacristianos, que llevó a que uno de los pesos pesados de la DC, el senador Andrés Zaldívar, saliera a calmar las aguas y brindarle un piso a la hija del fallecido ex Presidente Patricio Aylwin. En una carta enviada a la militancia falangista, el senador asumió la derrota en las elecciones, “sufrimos como democratacristianos uno de los reveses electorales más graves de toda nuestra vida partidaria. La ciudadanía nos puso en la oposición, una oposición sin apellido”, indicó.

El presidente del Senado señaló, en medio del conflicto y los ataques a Mariana Aylwin, que “los democratacristianos tenemos el derecho inalienable a expresar libremente nuestras opiniones, dentro del marco institucional y del respeto mutuo que nos debemos, en lo posible en nuestro debate interno. Además, debemos hacernos una autocrítica descarnada, sin pasiones personales, donde cada una o uno pueda hacer presente lo que, desde su punto de vista, contribuyó al desencadenar la situación que hoy todo el país conoce”.

Recalcó que “nadie puede ser sancionado o descalificado por emitir un juicio político discrepante, por mucha autoridad que represente quien ostenta una posición distinta. Por el contrario, quienes discrepan de la línea asumida por el Partido tienen todo el derecho a sostener su postura para lograr que, dentro de ese debate leal de planteamientos, dicha línea pueda modificarse en el futuro a través de las decisiones que adopten las instancias partidarias”.

Además, se refirió al rol de Tribunal Supremo en el caso e indicó que “tampoco puede pretenderse que las diferencias de opinión sean dirimidas en instancias como el Tribunal Supremo del partido. No reconocer estos dos hechos es transformar a la colectividad en un ente autoritario, en que todos deben opinar como lo mande la autoridad y el que no lo hace debe ser enjuiciado, marginado o acallado”.

Finalmente, Zaldívar convocó a la militancia a un proceso de reflexión, que culmine en un 6° Congreso ideológico y programático de la DC. “En este análisis, en comunidad partidaria, podremos hacer una valoración de nuestro pasado histórico; de lo que hicimos para recuperar la democracia; de los gobiernos de la Concertación; de la experiencia reciente en el pacto de Nueva Mayoría; de las causas de la crisis que estamos viviendo”.

“También, podremos analizar con franqueza el ámbito de acción para el futuro; ver cuáles son nuestras diferencias sobre la relación con el Partido Comunista y otras fuerzas políticas en la realidad actual; cómo reformular un proyecto futuro basado en una visión de lo que se llama centroizquierda, esto es, renovar un encuentro socialdemócrata, socialcristiano y del mundo humanista laico”, sentenció el senador en su carta.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV