lunes, 25 de junio de 2018 Actualizado a las 15:36

Bancada se dividirá en dos comités, uno estará conformado por diputados de RD, IL y MA

No más “Blumel-lovers”: tensión por búsqueda de diálogo con el Gobierno de Piñera marca debut de la bancada del Frente Amplio

por 14 marzo, 2018

No más “Blumel-lovers”: tensión por búsqueda de diálogo con el Gobierno de Piñera marca debut de la bancada del Frente Amplio
Más allá de la broma por el sobrenombre a los diputados del FA que enviaron la carta para reunirse con el ministro Blumel, el gesto llegó a sacar un par de ronchas al interior de la bancada frenteamplista y en la mesa nacional del conglomerado. Aseguran que fue un “gesto apresurado”, pero que no se restarán del diálogo con el Gobierno de Sebastián Piñera. Tras una serie de reuniones, en la tarde de este martes salió humo blanco en la bancada del FA y se accedió a que se concretara la reunión con el ministro Blumel, a la que asistirían los diputados Gael Yeomans (IL), Pablo Vidal (RD), Natalia Castillo (RD) y Gabriel Boric (MA). Eso sí, las diputadas Camila Rojas (IA) y Claudia Mix (PP) decidieron restarse del encuentro con La Moneda.

El Frente Amplio (FA) arribó al Congreso con todo. Equipos parlamentarios, periodistas y diputados llegaron directamente al tercer y cuarto pisos del remodelado edificio en Valparaíso. Allí se encuentran las oficinas de 19 diputados frenteamplistas, quienes aún no cuentan con red Wi-Fi y algunos aún ni siquiera tienen sus computadores.

Allí está toda la bancada, todos, salvo la diputada Pamela Jiles (PH), quien quedó en el quinto piso compartiendo oficina con el diputado independiente René Saffirio. Por otra parte, el diputado humanista Florcita Motuda quedó solo en su oficina, ya que el equipo de informática se instaló junto a él.

Es así como en los pasillos del Congreso se veía a algunos parlamentarios medio perdidos, otros un tanto nerviosos. “Es como el primer día de colegio”, aseguraron. A pesar de que en la negociación con los partidos de la Nueva Mayoría no lograron acceder a la mesa de la Cámara de Diputados, sí obtuvieron la presidencia de 22 comisiones. Tres de ellas se darán este año 2018: Giorgio Jackson (RD) estará en la Comisión de Ciencia y Tecnología; Vlado Mirosevic (PL) en Relaciones Internacionales; y en la Comisión de Familia, la diputada Pamela Jiles (PH).

Una negociación que tendría a todos los parlamentarios “conformes y muy contentos”, “al menos en ese ámbito”, recalca una diputada. Y es que este primer día estuvo marcado por la tensión tras la “inofensiva” –para varios diputados FA– solicitud de reunión con el ministro Gonzalo Blumel.

Diálogo sin apuros

Al mediodía de este lunes, los diputados de RD, Catalina Pérez, Pablo Vidal, Miguel Crispi y Maite Orsini, junto a los parlamentarios Vlado Mirosevic (PL), Gonzalo Winter y Gabriel Boric –ambos de Movimiento Autonomista–, además del humanista Tomás Hirsch, llegaron hasta La Moneda para hacer entrega de un oficio solicitando una reunión con el ministro secretario general de la Presidencia. El objetivo era conocer a fondo la línea legislativa que establecerá el Gobierno, principalmente en materia de infancia y pensiones. Además, le habrían entregado la propuesta del Movimiento No+AFP. La carta también fue firmada por la diputada Gael Yeomans (IL), pero finalmente no arribó a la cita acordada.

Tras el encuentro, los diputados asistentes tuvieron un intercambio en Twitter con el propio ministro Blumel. Gabriel Boric señaló, textualmente, que “con parlamentarios del Frente Amplio hoy fuimos a la Moneda a pedir audiencia con Ministro Blumel para conocer agenda legislativa del gobierno y detalles de propuestas de infancia. No hay tiempo que perder!”. A lo que el ministro respondió, “encantado de reunirnos diputado. Nos coordinamos x el interno. Saludos”(sic).

Esta señal de diálogo no cayó bien en toda la bancada del FA, ni tampoco en los dirigentes miembros de la Mesa Política del Frente Amplio. Es más, esta tensión, “muy leve” –según un diputado del FA– tuvo toda la tarde del martes reunida a la bancada del conglomerado. En las reuniones, además, se zanjaron acuerdos de bancadas, se definieron los comités que tendrá el frenteamplismo en la Cámara de Diputados, al tiempo que se intentó limar asperezas.

Las diputadas Claudia Mix (Partido Poder), Camila Rojas (Izquierda Autónoma) y Pamela Jiles, hicieron pública su oposición a la solicitud efectuada por los otros diputados frenteamplistas, la tildaron de “apresurada” y agregaron que era más prioritario reunirse y armar agenda con las fuerzas sociales antes que salir a dialogar con el Gobierno de Sebastián Piñera.

“Aparecen ansiosos de formar parte de la élite a la que dicen impugnar. Asoman los #Blumel-lovers”, escribió la diputada Jiles en sus redes sociales, postura que fue reafirmada esta mañana en el Congreso. Por otra parte, la diputada Rojas señaló que nunca “estuvo de acuerdo” ni asistirá a la reunión con Blumel, que se desarrollará este jueves. Añadió que “preferimos restarnos, no del diálogo con el Gobierno, sino de la señal equívoca de esta premura. Hay que iniciar nuestra agenda con las organizaciones sociales centrales del programa, para luego iniciar el diálogo con el Gobierno. Así lo haremos”, recalcó.

En tanto, la diputada Mix indicó que “nos restamos de esta solicitud, pues nos parece que este tipo de decisiones deben ser discutidas con tiempo en los espacios políticos del FA. Apurarnos nos puede hacer cometer errores que nos distancian de los movimientos sociales y de la ciudadanía”.

El vocero del Frente Amplio, Octavio González (PH), indicó que entienden esta solicitud como “una iniciativa personal de algunos parlamentarios, no a nombre del Frente Amplio”, ya que esto no habría sido discutido ni conversado al interior. Reconoce que “hay ciertas libertades para los parlamentarios para abordar ciertos temas”, pero que para la mesa nacional “es fundamental cuidar la orgánica frenteamplista”, por lo que hace un llamado a los parlamentarios a “cuidar un poco más aquello”.

Tras varias horas de reunión durante la tarde del martes, salió humo blanco. La bancada definió asistir a la cita, pero las diputadas Claudia Mix y Camila Rojas mantuvieron su posición de restarse del encuentro. Finalmente serían cuatro los parlamentarios que asistirían al encuentro con el ministro: Gael Yeomans (IL), Pablo Vidal (RD), Natalia Castillo (RD) y Gabriel Boric (MA).

Explica que “en la Mesa de Frente Amplio tenemos que discutir cuál va a ser nuestro rol y los canales adecuados para dialogar con el Gobierno de Sebastián Piñera” y aclara que “esto no significa un no a Blumel ni al Gobierno, solo significa que tenemos que discutirlo primero”.

Entre los firmantes de la solicitud intentan bajarle el perfil al conflicto, afirman que son descoordinaciones propias de una bancada “nueva, diversa e inexperta”, que intenta ponerse de acuerdo en temas “básicos, como lo es dialogar con un Gobierno de turno”. Agregan que las diputadas que se han restado de la solicitud nunca lo hicieron de manera formal al ser consultadas.

Tras varias horas de reunión durante la tarde del martes, salió humo blanco. La bancada definió asistir a la cita, pero las diputadas Claudia Mix y Camila Rojas mantuvieron su posición de restarse del encuentro. Finalmente serían cuatro los parlamentarios que asistirían al encuentro con el ministro: Gael Yeomans (IL), Pablo Vidal (RD), Natalia Castillo (RD) y Gabriel Boric (MA).

Comités parlamentarios

Otro de los temas que se tocó en la extensa reunión de la tarde de este martes, fue la división de la bancada en comités parlamentarios, un tema que pasa inadvertido tradicionalmente, pero que es clave a la hora de mantener equilibrios de poder y capacidad negociadora con otras fuerzas y conglomerados políticos que están en la Cámara de Diputados.

Los comités deben ser integrados por al menos siete diputados de un mismo partido –o un partido e independientes– y tienen como objetivo hacer más expeditas las negociaciones legislativas con la Mesa de la Corporación, y entre ellos también. El jefe de cada comité es el denominado “jefe de bancada” y es quien mantiene las relaciones con la señalada Mesa.

El Frente Amplio quedó dividido en dos comités parlamentarios. Uno integrado por los militantes de Revolución Democrática, los diputados de Movimiento Autonomista –Gabriel Boric y Gonzalo Winter– y la diputada Gael Yeomans, quien, pese a que milita en Izquierda Libertaria, postuló a la Cámara a través de un cupo RD.

El otro comité es más variado e incluye a los diputados del Partido Humanista, Partido Liberal, Partido Ecologista Verde, Partido Poder y la diputada Camila Rojas, quien figura como independiente, pero es parte de Izquierda Autónoma.

El problema que podría traer consigo esta división en dos de la bancada del Frente Amplio es que abre la posibilidad de que se quiebre el principio de actuar como una única bancada, lo que podría terminar con el equilibrio que se ha intentado mantener desde la elección, en donde todas las definiciones han sido amarradas por la veintena de parlamentarios.

Es por esta razón que se adquirió el compromiso de seguir funcionando políticamente como una bancada única y que la división solo quede como un acuerdo administrativo, ya que todos buscaban que el comité estuviera compuesto por los veinte diputados del FA.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV