sábado, 23 de junio de 2018 Actualizado a las 17:35

PAÍS

Errázuriz con las maletas a Roma: Papa Francisco en aclaración de última hora manda llamar también a obispos eméritos

por 4 mayo, 2018

Errázuriz con las maletas a Roma: Papa Francisco en aclaración de última hora manda llamar también a obispos eméritos
La carta enviada por Bergoglio a los obispos de Chile el 8 de abril fue clarificada en las últimas horas desde el Vaticano. Si bien en una primera instancia solo viajarían los obispos miembros de la Conferencia Episcopal, esta vez el mensaje fue más claro: la invitación también corre para los eméritos, un hecho que incluye a uno de los arzobispos más cuestionados por las víctimas en el “informe Scicluna”, Francisco Javier Errázuriz.

En una conferencia de prensa liderada por el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, hace tres semanas, el mensaje fue incluso explicado por el religioso: la carta del Papa Francisco en la que invitaba a los obispos a Roma estaba dirigida solo a los miembros de la Conferencia Episcopal, es decir, excluía a los eméritos.

Sin embargo, en medio de la preparación logística del viaje, el Vaticano clarificó el mensaje y también deberán asistir aquellos obispos que no pertenecen a la Conferencia Episcopal de Chile. Entre los nuevos convocados está, por ejemplo, Francisco Javier Errázuriz, arzobispo emérito de Santiago.

Errázuriz ha sido un personaje central de las acusaciones de las víctimas de Fernando Karadima, James Hamilton, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo, quienes estuvieron el fin de semana pasado en la casa del Papa en Santa Marta y le volvieron a comentar el rol que cumplió Errázuriz en la protección del párroco de El Bosque.

El arzobispo emérito de la capital fue mencionado por las víctimas de religiosos como una piedra de tope importante a la hora de hacer fluir la información de los abusos y también de tomar decisiones claras sobre ellos. También ha sido sindicado como uno de los actores relevantes a la hora de informar al Papa acerca del rol que habría cumplido el obispo de Osorno, Juan Barros, en la protección a Fernando Karadima. Fue uno de los nombres mencionados por la mayoría de los entrevistados por el obispo de Malta, Charles Scicluna, en su paso por Chile, una especie de huracán que motivó que Bergoglio pidiera perdón a las víctimas.

Otra de las inquietudes que caen sobre la figura de Errázuriz es también si abandonará el C9, el grupo de cardenales nombrados por el Papa para reformar la curia romana y que ya entregó el primer borrador sobre la nueva Constitución. En ese grupo hay varios cardenales cuestionados, no solo Errázuriz, un hecho que podría facilitar que el arzobispo emérito de Santiago pierda parte del poder que ha adquirido en Roma.

Otra de las inquietudes que caen sobre la figura de Errázuriz es también si abandonará el C9, el grupo de cardenales nombrados por el Papa para reformar la curia romana y que ya entregó el primer borrador sobre la nueva Constitución. En ese grupo hay varios cardenales cuestionados, no solo Errázuriz, un hecho que podría facilitar que el arzobispo emérito de Santiago pierda parte del poder que ha adquirido en Roma.

Los obispos de Chile viajarán durante la tercera semana de mayo a Roma, en medio de una serie de conjeturas y expectativas que vislumbran uno de los terremotos más grandes para la Iglesia católica chilena. Ya sea por la vía diplomática –una forma común de hacer las cosas en el Vaticano– o de una manera más directa, al interior de la institución algunos obispos proyectan que los coletazos de la “invitación” del Papa impliquen una serie de remociones y renuncias que salpiquen a los obispos Tomislav Koljatic, Horacio Valenzuela y Andrés Arteaga, todos formados por Karadima y que además, incluso, enviaron cartas al Vaticano en su defensa.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV