martes, 25 de septiembre de 2018 Actualizado a las 03:21

PAÍS

El niño del café: la tensión interna que genera el hijo de Longueira en el Ministerio de Desarrollo Social

por 19 junio, 2018

El niño del café: la tensión interna que genera el hijo de Longueira en el Ministerio de Desarrollo Social
Viene del sector privado, y figura como socio en una consultora que tiene como cliente a Codelco. No posee la histórica pericia de su padre en los pasillos políticos, según los detractores que se ha ganado en el oficialismo, donde apuntan a su falta de tacto y manejo, que ha desatado una pugna entre los partidos por nombramientos al interior de la repartición.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

"Yo no tengo ninguna invitación ni ningún interés en participar en nada”, dijo en junio del año pasado Juan Pablo Longueira Brinkmann, el hijo mayor del ex senador y fáctico de la UDI, Pablo Longueira. De esta manera insistía en que no le entusiasmaba la política. En 2013, cuando fue el que enfrentó a la prensa para decir que su papá se bajaba de la carrera presidencial, Patricio Melero le ofreció –meses después– competir para ser diputado por el mismo distrito en el que fue elegido su padre, pero no quiso y el elegido fue Juan Antonio Coloma, hijo del senador gremialista del mismo nombre.

Pero todo el mundo tiene derecho a cambiar de opinión y, en febrero de este año, Longueira Brinkmann aceptó el cargo de jefe de gabinete en el Ministerio de Desarrollo Social, a cargo del empresario Alfredo Moreno. “Para mí es un honor que el ministro me haya considerado dentro de su equipo y ser parte de una de las carteras que el Presidente está impulsando en su Gobierno”, expresó cuando se hizo público su nombramiento.

Longueira hijo es abogado de la Universidad de los Andes, ligada al Opus Dei y tiene un MBA en la Universidad Católica. Si bien se ha dedicado al mundo privado y trabajó en Antofagasta Minerals entre 2012 y 2013, período en que su padre era ministro de Economía, ese año acompañó a Pablo Longueira en la recaudación de fondos para su abortada campaña presidencial.

Hasta ahora su única experiencia con los temas del ministerio puede reducirse al cargo que ocupó hasta 2013 en la Fundación Chile Justo, donde era secretario, y su hermano José Tomás, tesorero. En 2007, el entonces senador Longueira presentaba en la prensa a esta entidad que buscaba ser –dijo– una plataforma “medidora de la pobreza”.

Durante la investigación del caso SQM se estableció que esta entidad –al igual que la Fundación Chile Web– recibió de la minera donaciones por un total de $630 millones, las que se presumen fueron utilizadas para financiar campañas políticas.

También acompañó a su padre en otro de sus emprendimientos: el proyecto del Parque Austral, una zona de 85 mil kilómetros en la Región de Aysén, que proyecta construir un canal en la zona del Istmo de Ofqui. La idea fue calificada como “un delirio” por la anterior ministra de Bienes Nacionales, Nivia Palma, pero mantenía ocupado a Longueira.

En Palacio dicen que Longueira Brinkmann se ha caracterizado por hacer caso omiso a las “propuestas” provenientes desde RN. Pero sobre todo lo cuestionan por tener un “mal manejo político", que ha sido evidente su "desorganización" y su "falta de tacto", lo que ha redundado en una débil capacidad para coordinar los equipos de trabajo.

En febrero de 2017, Longueira Brinkmann, junto a su padre y la ex subsecretaria de Turismo, Jacqueline Plass, se reunieron con el entonces general director de Carabineros, Bruno Villalobos, para explicarle la idea, según consigna el registro de audiencias de la institución policial.

Ahora, mientras su hijo se desempeña en el Gobierno como jefe de gabinete ministerial, Longueira ha tenido una nutrida agenda de audiencias con autoridades en representación de la consultora LB Consultores, que mantiene junto a su esposa Cecilia Brinkmann. El 9 de mayo, Pablo Longueira Montes se reunió con el ministro de Bienes Nacionales Felipe Ward; dos días antes, lo hizo con el hoy renunciado subsecretario del Medio Ambiente, Rodrigo Benítez; y el 27 de abril, con el Seremi de Vivienda de la Región Metropolitano, Boris Golppi. En ninguna de estas audiencias, de acuerdo al registro, se trató el proyecto de “conservación”, pero sí otros temas de regularización inmobiliaria.

Longueira Brinkmann figura como socio gestor de Mineral Forecast, una consultora de modelos matemáticos para prospección minera, que muestra a Codelco entre sus clientes, además de AngloAmerican. La dirección de esta consultora es Nueva Los Leones 0281, el cuartel general de las fundaciones de Longueira.  El jefe de gabinete del ministro Moreno participó en esta consultora, al menos, hasta abril de 2017.

Tensión y desconfianza

Si bien no es militante UDI, la presencia de Longueira Brinkmann en el Ministerio de Desarrollo Social es vista en la derecha y el Gobierno como una forma de "acercar más" al ministro Moreno al alero del gremialismo, y sus detractores en Palacio le cuestionan que privilegia a Evópoli en su agenda, lo que ha desató una pugna interna en la repartición.

Uno de los cuestionamientos que hay hasta ahora a la labor de Moreno, ex presidente de la CPC y Grupo Penta, es que no ha sido capaz de sacar brillo a su gestión en una repartición que, en el plan original, fue pensada como la plataforma para potenciar políticamente su figura e instalarse como posible presidenciable para el 2021.

Una de las razones que se esgrimen para explicar por qué Moreno no brilla es, precisamente, la labor y presencia de Longueira Brinkmann como su jefe de gabinete. Fuentes del propio Mindes aseguraron que, como encargado de la agenda del secretario de Estado, lo ha enfocado más al lobby que a potenciar las políticas públicas que desde allí se despliegan.

En el ministerio, Longueira trabaja junto a la subsecretaria de la Niñez, Carol Bown (UDI) y el subsecretario de Servicios Sociales, Sebastián Villarreal (Evópoli), que es yerno del jefe del segundo piso, Cristián Larroulet. 

En Palacio dicen que Longueira Brinkmann se ha caracterizado por hacer caso omiso a las “propuestas” provenientes desde RN. Pero sobre todo lo cuestionan por tener un “mal manejo político", que ha sido evidente su "desorganización" y su "falta de tacto", lo que ha redundado en una débil capacidad para coordinar los equipos de trabajo.

A la hora de armar equipos, en el Ejecutivo acusan que el jefe de gabinete se ha equivocado bastante, no respetó los necesarios equilibrios políticos, y añaden que la tensión desatada con RN tiene, en parte, directa relación con aquello y la designación de los Seremi.

Las ronchas internas que saca el hijo de Longueira llegan al punto de que en La Moneda es comentario el sobrenombre que tiene el jefe de gabinete de Moreno: le dicen "el niño del café", porque gente al interior de la cartera cuestiona “que se le ve más tomando café que ejerciendo su labor” y que el propio ministro se habría referido a él con ese mote en momentos en que se llevaba a cabo una reunión con la bancada de RN y en respuesta a una mención que hizo el diputado Frank Sauerbaum.

Las tensiones con RN y el Mindes se remontan a cuando el senador Manuel José Ossandón habría solicitado a Juan Pablo Longueira que su “delfín”, Emardo Hantelmann, ocupase la Subsecretaría de Servicios Sociales, lo que no ocurrió y se le entregó a Villarreal. Tampoco acogió la petición de Ossandón cuando le pidió para uno de los suyos la dirección de Conadi en La Araucanía, lo que terminó de molestar a RN.

El último round en Desarrollo Social fue por el nombramiento de Miguel Eduardo Duaso Peralta, quien pertenece a Evópoli, como director del Fosis de la Región Metropolitana.

En el ministerio señalan que la razón de estas decisiones pasa por la supuesta estrategia del hijo de Longueira de “intentar aislar al ministro Moreno de RN" y, con eso, rodear su figura y gestión ministerial con el sello gremialista.

Juan Pablo Longueira es visto al interior de Desarrollo Social con desconfianza, lo acusan se ser manipulador, “extremadamente desconfiado”, lo que contribuye a entorpecer el ya complejo trabajo y relación que tiene con los equipos del ministerio. En La Moneda puntualizan que su labor parece más la de un “operador político que la de un jefe de gabinete”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV