Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 03:20

El refugio de Insulza en Washington

por 14 julio 2009

El refugio de Insulza en Washington
Aunque comparada con las sedes diplomáticas de Washington, la casa de Insulza está lejos de ser una mansión, tiene espacio suficiente para desconectarse del trabajo en el organismo internacional.

En medio de la semana más ajetreada de su labor como secretario general de la OEA a raíz de las informaciones -desmentidas- que indicaban que Estados Unidos había informado al gobierno chileno que no apoyaría su reelección, José Miguel Insulza encuentra descanso en la casa oficial del secretario general de la OEA.

Aunque comparada con las sedes diplomáticas de Washington, la casa de Insulza está lejos de ser una mansión, tiene espacio suficiente para desconectarse del trabajo en el organismo internacional. Ubicada en el número 2944 de la calle University Terrace, en el exclusivo sector de los Palisades, la casa fue adquirida por el colombiano César Gaviria cuando éste asumió la Secretaría General de la OEA en 1994. Con 5.800 metros cuadrados (la mayor parte de ellos jardín), está avaluada en un millón de dólares, pero si el organismo pusiera a la venta la residencia de estilo georgian se transaría por el doble.

Insulza arribó a vivir allí con su esposa, la mexicana Georgina Núñez, y su hijo menor, Daniel.

Con un gran jardín que se abre a un imponente bosque donde el presidenciable PS jugaba con Bruno, un pastor alemán que se trajo de Chile y que falleció hace unos meses, la residencia tiene dos pisos, cuatro dormitorios, cinco baños, subterráneo, tres estacionamientos y dependencias donde vive, junto a su familia, el chofer que Insulza se trajo de Chile.

En el primer piso están el living y un comedor-cocina con vista al jardín. En este piso Insulza recibe a sus visitas, entre ellas Enrique Correa, José Antonio Viera-Gallo y Juan Gabriel Valdés. En el piso superior están las habitaciones de Daniel y de Insulza y su mujer. El resto de los dormitorios son para las visitas.

Entre los ítems más preciados del secretario general está un cuadro de Guillermo Muñoz Vera, pintor y amigo del Panzer, quien donó al Gobierno en 2003 dos obras alusivas al Presidente Allende que cuelgan en el Salón de Audiencias de La Moneda. Además, en su escritorio están las fotos de la familia y de sus otros hijos: Francisca, arquitecta que vive en Milán, y Javier, periodista que trabaja en Imaginacción, la consultora de comunicaciones de Enrique Correa. El lugar recoge además diplomas y fotos de Insulza con Fidel Castro y los Clinton. En un mueble, el dueño de casa guarda las condecoraciones que ha recibido a lo largo de su carrera. 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes