Viernes, 2 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:32

Cuando la Segegob paga mejor que el mundo privado

por 1 abril 2011

Una creencia muy extendida es que en el sector público los sueldos son más bajos que en el mundo privado, y que en buena medida, la “vocación de servicio público” es el gran aliciente de quienes trabajan en el aparato del Estado.

Pero en algunos casos, como por ejemplo al interior de la Secretaría General de Gobierno (Segegob), específicamente en la División de Organizaciones Sociales (DOS), esta creencia demuestra ser un prejuicio equivocado. A continuación algunas muestras

Cristián Cabrera trabaja a honorarios como “Profesional de apoyo en el área de información y participación social”, tiene Licencia de Enseñanza Media pero recibe $926.222 de sueldo bruto.

Alejandro Martini es asesor en el gabinete de la ministra Ena Von Baer, tiene estudios universitarios incompletos, pero recibe $1.962.700 brutos, como empleado a honorarios.

Patricio Mena es encargado de la  Unidad de Personal y Remuneración tiene  estudios universitarios incompletos pero recibe $1.736.667 brutos, como empleado a honorarios.

Francisca Villarroel recibe $1.060.033 por su trabajo de “apoyo a la gestión financiera del gabinete ministerial” pero no tiene ningún título afín a esa labor, sino estudios universitarios incompletos, lo que en el mercado generalmente se castiga con una merma en el sueldo.

Frank Reinberg tiene también estudios universitarios incompletos, pero recibe  $1.157.778 como encargado del Departamento de Sociedad Civil.

José Manuel Contreras trabaja en la “coordinación de los Seremis” pero figura curiosamente como oficial de Ejército en la planilla de honorarios de la Segegob, recibiendo $1.796.699 brutos hasta el último día de 2011.

Por otro lado, hay  funcionarios que serían muy apreciados como rostros publicitarios de algún Centro de Formación Técnica, ya que han alcanzado un buen nivel de sueldo con carreras que no son universitarias. Es el caso de:

Rubén Arias es Técnico en Comunicación Audiovisual y a diferencia de sus colegas en el sector privado entre los cuales abundan las historias de honorarios impagos, recibe $1.000.000 como sueldo bruto, por su trabajo como profesional de apoyo en la Unidad de Producción.

Matías Croquevelle Técnico de Nivel Superior en Administración de Empresa que como encargado del Departamento de Apoyo a la Gestión recibe $1.678.778

Fanny Santander. El  título con el que figura en la planilla de honorarios es  “Experta en Gestión Administrativa Presupuestaria”,  que hasta donde se sabe no existe como resultado de una carrera acreditada. Ella, como encargada de  de coordinación administrativa y financiera de la  DOS, recibe 1.761.738. Más que Dennise Madrid, titulada de Ingeniería Comercial, quien percibe 1.104.151.

Marcela Cortez trabaja en el mismo departamento de la DOS, es “Asistente Administrativa” y percibe una renta bruta de 1.060.033.

De cualquier manera, no se puede afirmar que en la Segegob las remuneraciones altas tienen que ver necesariamente con los apellidos tradicionales. La socióloga María de las Nieves Edwards recibe como empleada a honorarios $868.333, mientras que Luis Moya, quién trabaja en la misma función (`profesional de apoyo en la Unidad de Participación Social) recibe $1.526.450 pero según los datos de Gobierno Transparente, no tiene grado académico y es sólo Licenciado en Sociología.

Por último, en la Segegob premian el desempeño con aumentos de sueldo que exceden por lejos el reajuste de 4% aprobado el año pasado para los empleados públicos.

Paola Cárcamo en 2010 era funcionaria a contrata y pasó a la planta con su misma función como Coordinadora de la DOS con un aumento de 42%, gracias al cual recibe un sueldo de $1.810.574

Francisco Javier Stockebrand, Cientista Político como Profesional de Apoyo en la Unidad de Participación Social recibió un aumento de 39% respecto de 2010 y percibe una renta bruta de $1.968.729

José Pablo Ferdinand también Cientista Político trabaja como Profesional de Apoyo en la DOS y recibió un aumento de 21% en su sueldo, que quedó en 1.104.151

Víctor Soto en cambio, recibió un “castigo”. Sociólogo, trabaja en el ministerio desde 1994. Es jefe del Departamento de Estudios y Desarrollo de la DOS y su sueldo de $2.081.644 fue rebajado en un 25%.

Claves

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes