Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 12:58

La anécdota de Hernán Millas que dejó al descubierto a Piñera

por 6 octubre 2011

La anécdota de Hernán Millas que dejó al descubierto a Piñera
En 1989 el actual mandatario se contactó con el periodista para resucitar la revista Topaze. Pero luego de algunas negociaciones, no lograron comprar la marca. Así que el proyecto de humor y contingencia política, mutó hacia “El Humanoide” en honor a una expresión que habitualmente utilizaba el almirante José Toribio Merino, para referirse a los opositores a la dictadura.

La semana pasada en una edición de Síganme Los Buenos (SLB) el programa que conduce Julio César Rodríguez en el canal Vive Deportes (47, VTR) uno de los invitados fue el periodista Hernán Millas. El Premio Nacional de Periodismo (1985) contó una anécdota que no dejó bien parado al actual Presidente de la República, Sebastián Piñera.

En 1989, Piñera se contactó con Millas para resucitar la revista Topaze. Pero luego de algunas negociaciones, no lograron comprar la marca. Así que el proyecto de humor y contingencia política, mutó hacia “El Humanoide” en honor a una expresión que habitualmente utilizaba el almirante José Toribio Merino, para referirse a los opositores a la dictadura.

La revista, financiada por Piñera a través de Editorial Los Andes, S.A., fue bien recibida en el incipiente mundo político de la época, incluso con una nota de saludo del propio Merino al momento de su inauguración. Según contó Millas, la relación con el propietario fue muy buena. Piñera no intervenía en las decisiones periodísticas.

Hasta que un día, aparece una viñeta en la que la abogada Olga Feliú aparecía rezando arrodillada junto a una figura de Pinochet y decía “Gracias San Augusto por favor concedido”.

El chiste era a propósito de que Pinochet había incluido a Feliú en la lista de senadores designados que ocuparían un lugar en el Congreso.

Millas contó en SLB  que luego de la publicación, su secretaria le pasa una llamada de Sebastián Piñera.  El dueño de la revista le dijo a Millas que Feliú lo había llamado llorando, muy compungida por la publicación. Piñera usó el episodio para pedirle que fuese más cuidadoso en las próximas ediciones. La conversación terminó en buenos términos.

Pero la historia no terminó ahí. Millas contó que minutos después su secretaria le pasó una llamada de la propia Olga Feliú. Pensó que esta vez se venía la furia. Pero la protagonista del chiste, no hizo otra cosa que felicitarlo por la broma y halagarlo por su gran sentido del humor.

Según relató Millas en la entrevista con Julio César Rodríguez, a los pocos minutos de hablar con Feliú, llamó a Piñera. Le contó que Olga Feliú lo había felicitado por el chiste, muy lejos de haber llorado como él había dicho.

Piñera según Millas, respondió que seguramente se había tratado de una “broma” en la que alguien se había hecho pasar por Olga Feliú.

De cualquier manera, el periodista le comunicó su renuncia “porque se había perdido la confianza”, dijo. La revista El Humanoide, tuvo breve existencia. Casi un año. Su último número fue en septiembre de 1990.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes