Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:06

Ex jefa de Galia Díaz es alejada de su cargo

por 16 diciembre 2011

El próximo 31 de diciembre Macarena Barros Jiménez dejará su cargo como Coordinadora de la Unidad de Gestión Interna del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA).

La versión oficial es que la hija de la ex ministra de Educación, Mónica Jiménez, Macarena Barros Jiménez, se aleja de la institución liderada por el ministro Luciano Cruz Coke por motivos personales. Pero según fuentes internas, su salida habría sido impuesta y obedecería a la decisión de enviar a la comunicadora audiovisual de 35 años, Galia Díaz, al viaje que le costaría la vida en el accidente aéreo en el archipiélago Juan Fernández.

La situación de Barros venía complicada, sobre todo luego de que se hiciera pública una carta enviada por Díaz el 26 de julio de 2011 al subdirector de la CNCA, Gonzalo Martin de Marco, en la que detallaba cómo había sido víctima de constante acoso laboral de parte de su jefa.

Galia explicaba que un par de meses después de la llegada de Barros al cargo, y tras el inicio de su pre natal, empezó a recibir frecuentes llamados telefónicos de su parte indicándole preocupación por las tareas que realizaría al regresar. La comunicadora audiovisual relataba que “no tengo problemas personales con la Sra. Barros , sin embargo, he sido constantemente maltratada desde mi retorno en marzo, y sin conocer causa objetiva, ni argumento de discordia, he sido hostigada y coartada en mis potencialidades y oportunidades, e incluso se ha puesto en duda mi reputación laboral de manera gratuita, en base a lo establecido como mal trato laboral”. Por ello solicitaba su traslado a la Dirección Regional de Valparaíso.

El dictamen de la Contraloría que sostiene que la joven madre no debería haber subido al avión accidentado en Juan Fernández, ya que se debería haber respetado su fuero maternal, fue la lápida para la situación de Barros. Porque aunque ella ya había renunciado a su puesto, según fuentes ligadas al caso, su alejamiento estuvo ligado a que, entre otras cosas, se anticipaba que la decisión del órgano fiscalizador sería desfavorable para la institución.

Desde el CNCA señalan que pese a que la hija de la ex ministra presentó su renuncia, continúa el sumario interno que se estaba realizando para determinar eventuales responsabilidades de acoso laboral.

A esto se sumaría la orden de Contraloría de que la institución realice una investigación a fin de aclarar eventuales responsabilidades administrativas en los hechos.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes