sábado, 20 de octubre de 2018 Actualizado a las 14:06

No todo lo que toca Florentino es oro

por 26 diciembre, 2013

No todo lo que toca Florentino es oro
Se comenta que a Florentino Pérez le gusta decir "Yo soy mi mejor portavoz". La pregunta que se hacen los pequeños y medianos empresarios del norte chileno, damnificados por las prácticas empresariales del Grupo Cobra, es si ellas forman parte de la responsabilidad directa del empresario hispano y si él podría explicar a qué se deben.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Florentino Pérez es uno de los hombres más ricos de España y del mundo, según la revista Forbes. Tiene una fortuna calculada en más de 1.800 millones de dólares, y dirige la empresa Actividades de Construcción y Servicios, ACS, la segunda constructora más importante del planeta. En Chile la gente lo conoce mayormente por ser el más emblemático presidente del Club Deportivo Real Madrid, al que transformó en una máquina industrial del deporte, aunque es un empresario con vastos intereses en el país.

Entre ellos, figura la empresa COBRA CHILE SERVICIOS S.A., subsidiaria de la Sociedad Española de Montajes Industriales de Electricidad Cobra S.A., más conocida como Grupo Cobra, y a la cual Florentino Pérez está vinculado desde el año 1993. El Grupo que opera en Chile desde hace mucho tiempo, y cuyas principales operaciones sudamericanas son en Perú y nuestro país, se adjudicó el año 2007 la construcción de la Central Termoeléctrica Andina de Mejillones, de propiedad de E-CL, destinada a abastecer de energía a las grandes mineras del norte del país. A partir de ese contrato, se creó Cobra Central  Térmica  de  Mejillones  S.A., que  el  2011 se constituyó como COBRA CHILE SERVICIOS S.A., con importantes contratos con CODELCO, E-CL  S.A., Transelec  S.A. y compañías telefónicas.

La acción de COBRA se ha venido caracterizando el último tiempo por conflictos recurrentes con su personal (cerca de 2 mil trabajadores) y con  sus empresas subcontratistas. Respecto de los primeros, existe constancia de más de 20 sanciones entre el 2012 y 2013 por infracciones laborales cursadas por la Dirección del Trabajo, y de varios juicios seguidos en los tribunales laborales.

De los problemas con las subcontratistas –en su mayoría pequeñas y medianas empresas– también hay constancia de judicialización, generalmente correspondientes al no pago de las últimas cuotas de los contratos, lo que se ha transformado en un verdadero suplicio para éstas, debido a la estrechez de sus espaldas financieras.

Ellas denuncian como habitual que, con diversos pretextos, COBRA retenga pagos, lo que les genera problemas de salarios, pago de los finiquitos de los trabajadores por término de obras, pago de imposiciones sociales y, muchas veces, que la morosidad de COBRA se coma las utilidades que obtiene el subcontratista.

Señalan que el caso emblemático fue el de Salfa  Corp  S.A., que no es tan pequeña dicen, contratista en construcción de  grandes proyectos en el norte, la que luego de colaborar con COBRA en la construcción de la Central  Termoeléctrica Andina, y  luego de infructuosas negociaciones para lograr su pago, finalmente informó a la S.V.S. –a través de los Hechos Esenciales HE-2-2012 y HE-3-2012 en enero de 2012– de una “incobrabilidad de $1.688 millones”, por daños provocados por COBRA CHILE SERVICIOS S.A. debido a facturas no pagadas, retenciones no devueltas y servicios no cobrados.

No todas las empresas pueden hacer lo de Salfa, señalan en el gremio, ni pagar caros estudios de abogados o afrontar los costos de los juicios para recuperar sus dineros o lograr que les paguen.

A septiembre de este año, la suma total de  causas laborales (propias o por responsabilidad subsidiaria) serían 63 y habría otras 19 causas civiles en tramitación ante diferentes tribunales, interpuestas por empresas colaboradoras, en su gran mayoría pequeñas o medianas.

En Chile, COBRA CHILE SERVICIOS S.A. es asesorada por el Estudio Jurídico de Miguel Otero, ex vicepresidente de RN, ex embajador en Argentina y ex senador de la República.

Se comenta que a Florentino Pérez le gusta decir "Yo soy mi mejor portavoz". La pregunta que se hacen los pequeños y medianos empresarios del norte chileno, damnificados por las prácticas empresariales del Grupo Cobra, es si ellas forman parte de la responsabilidad directa del empresario hispano y si él podría explicar a qué se deben.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV