lunes, 15 de octubre de 2018 Actualizado a las 23:01

La jugada del “Grupo de los 10” tras el nombramiento de Gloria Navarrete a cargo del protocolo de Bachelet

por 13 enero, 2014

La jugada del “Grupo de los 10” tras el nombramiento de Gloria Navarrete a cargo del protocolo de Bachelet
“Grupo de los 10” busca perpetuar su poder e influencia, además de mantener los puestos en las embajadas, pese a que muchos de sus miembros llevan más de 20 años de servicio. Una de ellos, Gloria Navarrete, fue anunciada la semana pasada como la próxima Directora de Protocolo del gobierno de Michelle Bachelet, cargo de confianza que podría ser además una apuesta a mediano plazo.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Sabían que imponer un Canciller era imposible, así que apuntaron al premio de consuelo: la subsecretaría. Ante la incertidumbre y el hermetismo que rodea al gabinete, se la jugaron por imponer a alguien en tercera línea: la Dirección General del Ceremonial y Protocolo (DIPRO). Así resumen varias fuentes, conocedoras de los hechos, las gestiones que el “Grupo de los 10” viene realizando desde hace casi dos meses.

El martes pasado se anunció a Gloria Navarrete como Directora de Protocolo del próximo gobierno de Michelle Bachelet. Abogada de la Universidad Católica, ministra consejera, con estudios en otros países, será la primera mujer en asumir este cargo que es de confianza del Presidente. Todo un hito para la Cancillería chilena, donde urge la profesionalización y los cambios estructurales.

Su nombramiento es bien visto desde la vereda diplomática, donde destacan que es una “buena señal” respecto de los cambios que pueda hacer el futuro gobierno en la Cancillería. Tras su nombramiento hay dos lecturas respecto al rol del “Grupo de los 10” en tal decisión. Este grupo busca perpetuar su poder e influencia, además de mantener los puestos en las embajadas, pese a que muchos llevan más de 20 años de servicio, tal como informó El Mostrador.

CERCA DEL PODER

La Segunda del miércoles pasado publicó una breve nota sobre la reunión que miembros del “Grupo de los 10” tuvieron después de la primera vuelta en “un restaurante”. Según el medio, estuvieron presentes Cristián Barros (PPD), Carlos Appelgren (DC), Juan Pablo Lira (DC) y Fernando Ayala (PPD), entre otros. Los últimos dos realizaron gestiones para perfilarse como subsecretario de RR.EE. del próximo gobierno, sin mucho éxito. Fue en esa reunión donde se decidió sugerir a Gloria Navarrete para la DIPRO, aunque como “segunda opción”.

Según quienes conocieron estos hechos, el primer candidato era Gustavo Ayares (PPD), pero su pasado como subdirector de la Dirección Nacional de Comunicación Social (DINACOS) –organismo encargado de visar y censurar los contenidos generados por medios de comunicación durante la dictadura de Augusto Pinochet– le jugó en contra.

Es por esto que Navarrete “pasó a ser la primera carta del grupo”. Su nombre fue sugerido a ciertos miembros del equipo de relaciones exteriores del comando de Michelle Bachelet, donde se formó una terna con tres candidatos, entre ellos Navarrete y Ayares. “Usan sus redes y contactos para que los nombres lleguen hasta el equipo”, cuenta una fuente que conoció de cerca la jugada.

La nota publicada en el vespertino viene a confirmar que al “Grupo de los 10” le interesa que se sepa que fueron ellos los que propusieron a Navarrete. Incluso uno de sus integrantes exclamó: “¡Igual pusimos a Gloria!”, luego de que se supiera el nombramiento, según dicen fuentes que conocieron el hecho.

Quienes han conocido la trastienda creen que la apuesta con Gloria Navarrete en la DIPRO es a mediano plazo. “Buscan tener una persona cerca del poder que cree una relación con la Presidenta y luego muestre su lealtad al grupo, permitiéndoles su perpetuación en las embajadas”, señalan las fuentes mencionadas.

Otra versión es que el candidato del “Grupo de los 10” siempre fue Ayares, pero ahora buscan adjudicarse “un nombramiento que no les pertenece, para así poder presionar después”. El grupo se siente “pasado a llevar, ya que Gloria es ministra consejera y mujer, pero igual se quieren atribuir el nombramiento para tener cercanía en el futuro”, dicen quienes sostienen esta versión.

De cualquier forma, Navarrete estará cerca del poder, a cargo del cambio de mando y todas las otras ceremonias que esperan a Michelle Bachelet después de que asuma el 11 de marzo, en un “puesto privilegiado para construir una relación” con la presidenta.

A diferencia de muchos en el “Grupo de los 10”, Navarrete es diplomática de carrera y tiene estudios internacionales. Pero su cercanía al grupo no pasa inadvertida. Navarrete fue la jefa de gabinete de Cristián Barros, mientras éste era subsecretario de la ex Canciller Soledad Alvear, durante el gobierno de Ricardo Lagos. Barros es conocido en el ex Hotel Carrera bajo el apodo de “Vito Corleone”. Navarrete también trabajó junto a Carlos Appelgren en la embajada de Bélgica. Appelgren es señalado por varias fuentes como uno de los “protegidos” de Barros.

Algunas de las lecturas que se hacen desde el mundo diplomático es que el rol que le espera a Gloria Navarrete en la DIPRO será técnico y no político, como el que tuvo hace unos años Fernando Ayala. Durante el primer gobierno de Bachelet, éste fue el contrapeso del ex ministro de Relaciones Exteriores Alejandro Foxley (DC), quien renunció por la existencia de una suerte de Cancillería paralela, en la que Ayala jugó un rol clave.

La preocupación central que tiene Gloria Navarrete hoy es el cambio de mando. “Después vendrá el tiempo para balancear las lealtades”, afirma una fuente que ha estado al tanto de los hechos.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV