martes, 18 de septiembre de 2018 Actualizado a las 18:19

Ojo, Presidente: ya no se usan los guardaespaldas, al menos en México

por 9 julio, 2018

Ojo, Presidente: ya no se usan los guardaespaldas, al menos en México
AMLO se negó a usar guardaespaldas, diciendo que confía en el público y los periodistas para protegerlo en un país que se ha convertido en uno de los más peligrosos del mundo. Cuando los periodistas lo rodean a su llegada y salida de los acontecimientos, él solo pide que no se empujen ni se pisen entre ellos ni a él.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cinco días después de su elección como el próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador ya está marcando un contraste con el hombre que reemplazará.

AMLO, como se le conoce, ha celebrado conferencias de prensa diarias, recibido preguntas de reporteros sobre todo, desde planes para invitar a Donald Trump a su inauguración hasta su intención de renunciar a vivir en el complejo presidencial de Los Pinos. El presidente Enrique Peña Nieto rara vez habla con la prensa y recibe preguntas aún menos.

El presidente entrante también se negó a usar guardaespaldas, diciendo que confía en el público y los periodistas para protegerlo en un país que se ha convertido en uno de los más peligrosos del mundo. Cuando los periodistas lo rodean a su llegada y salida de los acontecimientos, él solo pide que no se empujen ni se pisen entre ellos ni a él.

Las aglomeraciones de prensa son parte de la imagen que se ha forjado López Obrador como un hombre de la gente con un comportamiento espontáneo y folclórico, dijo Alejandro Schtulmann, quien dirige la consultora de riesgo político Empra en Ciudad de México. Por el contrario, cuando Peña Nieto apareció en público incluso antes de asumir el cargo en 2012, por lo general había detectores de metales y una falange de guardaespaldas para mantener al público a distancia.

"López Obrador es un showman", dijo Schtulmann. "Le gustan los focos sobre él. Peña Nieto era mucho más discreto".

Volkswagen Jetta

López Obrador, exalcalde de Ciudad de México, llegó el martes a una reunión con Peña Nieto en el palacio nacional, un sitio que ha servido como sede del poder de los gobernantes mexicanos desde el imperio azteca, en un Volkswagen Jetta blanco. El vehículo está más asociado con el nivel más bajo de servicio de Uber que con el jefe de estado de una nación del G-20.

AMLO asumirá la presidencia con un apoyo mucho mayor que Peña Nieto, tras obtener el 53 por ciento de los votos, el mayor mandato desde la apertura del sistema político de México. AMLO más que duplicó el 22 por ciento del segundo lugar, Ricardo Anaya. En 2012, Peña Nieto ganó con un 38 por ciento de apoyo, menos de siete puntos porcentuales más que López Obrador, quien se presentaba por segunda ocasión como candidato presidencial.

Sin embargo, AMLO podría verse obligado a cambiar su estilo, dijo Verónica Ortiz, una analista política conductora de un programa en el canal sin afiliación del Congreso de México. López Obrador ha anunciado que desde septiembre hasta noviembre recorrerá el país para agradecer a los votantes que lo eligieron. Continuar rechazando la protección de los guardaespaldas solo invitaría a riesgos innecesarios, dijo.

"Espero que tenga en cuenta los consejos de los especialistas en seguridad", dijo Ortiz. "Ya no se habla de alguien que sea candidato o ciudadano, sino de la encarnación de una nación".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV