Grupo El Mostrador: | El Mostrador | El Mostrador TV | El Mostrador Mercados | Avisos Legales

Búsqueda
  • Domingo, 21 de diciembre de 2014
  • Actualizado a las 23:29

2 de agosto de 2006

Al consorcio franco-germano EA

Armada adquirió misiles antibuques SM-39 Exocet y antiaéreos Sea Wolf 2

La entidad naval no quiso precisar la cantidad, ni el monto de dicha transacción, pero otras fuentes señalan que compró una docena de misiles SM-39, y entre 60 y 90 Sea Wolf, que serán utilizadas en las tres fragatas inglesas. La Marina también estaría viendo la posibilidad de adquirir cuatro aviones radar o de alerta temprana E-2C Hawkeye, de segunda mano, en EEUU.

La empresa MBDA, parte del consorcio franco-alemán EADS (el mismo que ofreció un satélite que nuestro país por el momento decidió no comprar), ha confirmado oficialmente la venta a Chile de una partida de misiles antiáereos Sea Wolf 2 y misiles antibuque SM-39 Exocet, tal como ya lo había anunciado en exclusiva El Mostrador.cl a fines de marzo pasado.



Los contratos entre el grupo europeo y las autoridades chilenas fueron firmados a principios de febrero de este año, a pocas semanas del término del mandato del entonces Presidente Ricardo Lagos.



Como ya se ha hecho costumbre en el caso de la adquisición de equipamiento bélico en nuestro país, la confirmación oficial se produjo varios meses después de la formalización de los contratos respectivos.



Fuentes de la Armada confirmaron a este medio la compra de los misiles, pero no quisieron señalar -aduciendo razones de seguridad nacional- la cantidad ni el precio del armamento.



El comunicado de MBDA tampoco informa el número de misiles adquiridos, ni el monto de dicha transacción, pero otras fuentes señalan que la Armada compró una docena de misiles SM-39, que es una variante del famoso misil francés Exocet -que Argentina empleó para hundir varias naves británicas en la Guerra de Malvinas- que puede ser disparado desde un submarino mientras está sumergido.



En el caso de los misiles de defensa antiaérea Sea Wolf, que serán utilizados en las tres fragatas Tipo 23 que llegarán desde Inglaterra entre fines del año en curso y el 2008, fuentes
locales aseguran que se trataría de entre 60 y 90 de esas armas.



El escueto comunicado



El sistema Seawolf será destinado, dice oficialmente el comunicado de EADS, "para equipar a una fragata Tipo 22" ya en servicio en nuestro país, "y tres fragatas tipo 23, Clase Duke", que serán transferidas a la Marina chilena "en los próximos años".



Precisa que, en cambio, el Exocet SM39 "será suministrado para emplazarse en los nuevos submarinos clase Scorpene" y agrega que dicho armamento "formará parte importante y de complemento de los sistemas de armas de torpedo".



Jean-Pierre Talamoni, director de ventas de MBDA, dice que es un contrato muy significativo para la empresa, que tiene a más de 70 clientes en el mundo, pero no detalla más sobre el monto del contrato.



Cabe recordar que al grupo industrial EADS no le ha ido muy bien en nuestro país en otros intentos de vender sus productos. El Ministerio de Defensa no sólo decidió suspender las negociaciones para la compra de un satélite de observación remota, para llamar a una nueva licitación internacional, sino que además determinó cancelar definitivamente los planes de compra de tres aviones de transporte A400M ofrecidos por el consorcio europeo.



Aviones radar



Pero la Armada aún sigue estudiando con interés lo que está disponible en el mercado, y al parecer estaría próxima a concretar la compra de cuatro aviones radar o de alerta temprana E-2C Hawkeye de segunda mano en Estados Unidos.



Los E-2C Hawkeye tienen capacidades semejantes a las del Cóndor, el único avión de alerta temprana que posee la FACh. Con sus poderosos radares, permitirían a la Armada monitorear muy efectivamente lo que ocurre en la superficie del mar y en el espacio aéreo adyacente, ejerciendo de esta manera un igualmente efectivo control del territorio marítimo y las fronteras oceánicas de nuestro país.



Según expertos, esa capacidad reforzaría substancialmente los medios de mando y control de las operaciones navales, además de permitir la identificación y designación de blancos más allá del horizonte. Ello permitiría explotar más cabalmente el poder máximo de armas defensivas de largo alcance, como el misil de defensa aérea Standard de las fragatas antiaéreas adquiridas en Holanda.



Sin embargo, la adquisición de los Hawkeye también permitirá emplear más a fondo las armas ofensivas de largo alcance que la institución naval podría adquirir en el futuro, como el misil supersónico de crucero Brahmos ofrecido por la India.



Es por esto último -sumado a la eventual materialización de la compra de un satélite de observación remota- que se anticipa que la compra de los aviones radar podría generar fuerte preocupación y criticas en países vecinos.



____________________



Artículos relacionados



Armada confirma llegada de helicópteros Dauphin II de segunda mano (14 de abril del 2006)



La oferta de helicópteros que trae la Fidae para las Fuerzas Armadas (30 de marzo del 2006)


 

Envíenos sus columnas y cartas a: opinion@elmostrador.cl