Grupo El Mostrador: | El Mostrador | El Mostrador TV | El Mostrador Mercados | Avisos Legales

Búsqueda
  • Sábado, 20 de diciembre de 2014
  • Actualizado a las 11:56

29 de marzo de 2010

Parlamentarios denuncian que asesor de Hinzpeter tiene graves problemas con la justicia

De acuerdo a legisladores de la oposición, el jefe de División de Gobierno Interior fue acusado de giro doloso de cheques, hurto y hasta el año pasado le pesaba una prohibición de salir del país.

De acuerdo a una publicación dada a conocer este lunes por el portal Cambio 21, el actual jefe de División de Gobierno Interior, Cristián Barra Zambra, estaría en el ojo del huracán al ser acusado por parlamentarios de la Concertación de haber sido acusado de giro doloso de cheques, hurto y hasta el año pasado le pesaba una prohibición de salir del país.

Barra es el  principal asesor del ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, es coordinador de los Intendentes y Gobernadores. Fue presidente regional de RN en la IX Región y un conocido operador del Presidente Sebastián Piñera y del senador Alberto Espina.

Según detalla el sitio, el además ex candidato a diputado por el distrito 49 incursionó en varios emprendimientos comerciales. En 2000, junto a seis socios, abrió, en la Avenida Perú de Recoleta, el restaurante AZ.

“Los socios se alarmaron al poco tiempo. Al revisar el registro de Dicom, se dieron cuenta que Barra tenía una cantidad importante de cheques protestados y la cuenta creada para el restaurante estaba reventada. Además, sumaba varios millones de pesos en imposiciones declaradas que no habían sido canceladas a sus empleados. Decidieron removerlo de su cargo, pero nunca consiguieron recuperar la inversión inicial. “Las deudas y la fama del restaurante habían llegado a tal nivel que, respecto de los protestos los bancos, sólo aceptaban dinero en efectivo, porque a Barra ya no le creían nada”, señala la misma fuente”, informa Cambio 21.

Asimismo, agrega: “El 27 de octubre de 2000, Barra giró un cheque de la cuenta bipersonal que mantenía con su esposa, Mónica Fuchslocher, para pagar a uno de sus deudores. El documento fue protestado el 2 de noviembre de ese mismo año. Por lo mismo, las órdenes de aprehensión, tres en total, también se extendieron a ella luego de que los acreedores iniciaran acciones judiciales”.

En 2003, Barra estuvo preso durante dos días. La Policía de Investigaciones lo detuvo debido a una querella en su contra por giro doloso de cheques. A la fecha se habían dictado otras cinco órdenes de igual carácter por causas similares, puntualiza el portal.

Polémica amistad

Según una investigación del diario La Nación, Barra mantiene una “polémica” amistad con el Jefe de Estado.

“En 1992, en medio de las tensiones de RN que terminaron con el Piñera-Gate,(el Presidente pidió que dejarán en ridículo a Evelyn Matthei en TV. La grabación telefónica fue grabada y emitida al aire por el fallecido empresario y enemigo de Piñera, Ricardo Claro) Sergio Onofre Jarpa envió una carta al presidente de la colectividad, Andrés Allamand, denunciando que Piñera había contratado a Barra, entonces presidente metropolitano, en el cargo de subgerente de marketing de Bancard, con el fin de ‘comprar’ el partido”, agrega.

De igual forma, la nota periodística precisa la relación que tuvo Barra con el hermano menos del mandatario, Miguel “Negro” Piñera, con quien abrió una discoteca. El negocio no prosperó y en  2002 el propietario del inmueble, Andrés Muzzard, presentó una querella por hurto ante el 33er Juzgado del Crimen de Santiago luego de que, al recibir el local, se diera cuenta de que faltaba un conjunto de equipos de música.

La acción judicial demandaba el pago de ocho millones de pesos tanto a Barra como a Miguel Piñera. El 30 de junio de 2002 se emitió una orden de aprehensión en contra de ambos. Ninguno fue detenido.

Orden de arraigo

Asimismo, la información da cuenta de la extensa causa judicial que mantuvo hasta el año pasado con su primera mujer y las dos hijas de ese matrimonio por pensión de alimentos.

Radicada en el 2º Juzgado de Menores de Santiago, hasta el año pasado Barra mantuvo una orden de arraigo debido a que se negaba a pagar la pensión de alimentos. Luego de ser condenado en 2007 a cancelar tres sueldos mínimos para la mantención de su primera familia, en 2008 presentó un recurso de queja ante la Corte Suprema, que fue rechazado por votación unánime.

En diciembre de 2009, o sea hace sólo cuatro meses fue candidato a diputado en La Araucanía, perdiendo su postulación.

Para el diputado Gabriel Ascencio el caso de Barra es el mejor ejemplo de que Sebastián Piñera no cumplió con la excelencia que prometió.

“Una persona con tantos delitos, que más bien tiene un prontuario en vez de un curriculum que esté en La Moneda es el colmo”, apunta el parlamentario a Cambio21.

Agrega que “aquí el señor Piñera está poniendo a sus amigos, lo que es un muy mal ejemplo. No les interesa guiarse por los antecedentes de los que eligen”.

“Esto desmiente el “caza brujas” que planteaba el subsecretario del Interior. Ahora que ellos están en el poder hacen caso omiso de lo que sucede y se hacen los lesos”, apunto Ascencio.

“Tanto Piñera como Espina y otros dirigentes de RN y de la UDI llegaron a ser crueles con varios funcionarios de la Concertación a quienes los acusaron de las peores faltas y posteriormente, no quedó en nada. Sólo acusaciones a través de los diarios de derecha, especialmente de la cadena El Mercurio. En este caso hay acciones judiciales diversas y no dicen nada. Es el gobierno de la excelencia”, apuntan.


 

Envíenos sus columnas y cartas a: opinion@elmostrador.cl