Grupo El Mostrador: | El Mostrador | El Mostrador TV | El Mostrador Mercados | Avisos Legales

Búsqueda
  • Lunes, 15 de septiembre de 2014
  • Actualizado a las 21:37

28 de octubre de 2010

Corte de Apelaciones dicta sentencia en una de las aristas del denominado caso EFE

En la investigación por los delitos de fraude y estafa al Fisco.

La Corte de Apelaciones de Santiago dictó sentencia de segunda instancia en la investigación por los delitos de fraude y estafa al Fisco en la arista “Honorarios Asesorías Tributarias Integrales Limitada”, correspondiente a la investigación por irregularidades investigadas en la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE).

En fallo unánime, los ministros de la Sexta Sala del tribunal de alzada ratificaron la condena de primera instancia del ministro en visita Omar Astudillo que había determinado las siguientes sanciones: Claudio Manuel Carreño Rosales, como autor de un delito de fraude al fisco y de catorce delitos de negociación incompatible, a la pena única de cuatro años, al pago de una multa del 25% del perjuicio causado al fisco de Chile y al pago del 50% de las costas de la causa.

A Luis César Briceño Guzmán, se le condena como autor del delito de estafa en perjuicio del fisco de Chile, a la pena de 600 días de presidio, al pago de una multa de 25 UTM y el pago de 50% de las costas de la causa. Además, se le condena como autor de nueve delitos de soborno, a la pena única de 100 días de presidio; una multa equivalente a los 16 millones 580 mil 634 pesos y al pago de 50% de las costas de la causa.

En tanto, Ximena Espinoza Muñoz, fue absuelta del cargo de ser autora del delito de estafa al fisco de Chile, por los hechos relacionados con la emisión, cobro y pago de la boleta de honorarios.

En cuanto a la acción civil, se condenó a Claudio Manuel Carreño Rosales y a Luis Briceño Guzmán a pagar, en forma solidaria, al fisco la cantidad de 28 millones 440 mil 495 pesos.

  • Términos & Condiciones

  • Ver Comentarios

Las opiniones vertidas en esta sección comentarios son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial de El Mostrador.


Quienes entran a revisar y leer estos comentarios deben tener presente que, no obstante el esfuerzo permanente que realiza El Mostrador para que no ocurra, pueden encontrar expresiones ofensivas o groseras, proferidas por personas que no han respetado el ambiente de respeto y tolerancia que es consustancial a la línea editorial de El Mostrador.