Grupo El Mostrador: | El Mostrador | El Mostrador TV | El Mostrador Mercados | Avisos Legales

Búsqueda
  • Lunes, 22 de septiembre de 2014
  • Actualizado a las 12:49

29 de diciembre de 2011

Elenco de Sampaoli se impuso por 3 a 0 en el Nacional

U. de Chile se corona campeón del Clausura 2011 tras clara victoria sobre Cobreloa

El conjunto azul jugó a un alto nivel, muy parecido al del título de la Copa Sudamericana, y logró tomar la ventaja con tantos de Gustavo Canales (24'), Eduardo Vargas (28') y el argentino Matías Rodríguez (35'). Con este resultado, la 'U' cierra con broche de oro la mejor temporada de sus 84 años de historia, tras obtener el bicampeonato criollo, su 15° título en el ámbito local y el primer trofeo internacional hace dos semanas.

Universidad de Chile se coronó este jueves como campeón del Torneo de Clausura 2011 al derrotar de manera contundente por 3-0 a Cobreloa, en la final revancha que se disputó a tablero vuelto en el Estadio Nacional.

El conjunto azul jugó a un alto nivel, muy parecido al del título de la Copa Sudamericana, y logró tomar la ventaja con tantos de Gustavo Canales (24′), Eduardo Vargas (28′) y el argentino Matías Rodríguez (35′).

No fue necesaria entonces la ‘ventaja deportiva’, con la cual le bastaba un empate al anfitrión para ganar el ‘Huemul de Plata’.

Con este resultado, la ‘U’ cierra con broche de oro la mejor temporada de sus 84 años de historia, tras obtener el bicampeonato criollo, su 15° título en el ámbito local y el primer trofeo internacional hace dos semanas.

En cambio, Cobreloa no pudo lograr el título y -lo más lamentable para sus hinchas- la clasificación a la Copa Libertadores de América, torneo donde jugarán la ‘U’, Universidad Católica y Unión Española.

Tras la discreta igualdad sin goles de la ida en Calama, el conjunto hoy dirigido por Sebastián Beccacece (en reemplazo del suspendido Jorge Sampaoli) salió con todo con cabezazo de Canales, zapatazo de Vargas y tiro a un poste de Marcos González. La visita sólo inquietó con una ocasión de Diego Barrios que conjuraron entre el meta Johnny Herrera y Osvaldo González.

Así era cosa de tiempo los goles: el primero llegó con una gran jugada colectiva, donde Marcelo Díaz mandó un pelotazo al vacío para Charles Aránguiz, quien centró rasante para la aparición de Canales, que llegó al borde del área chica para batir a Nico Peric (24′).

La ‘U’ siguió presionando y llegó el golazo de la noche, obra de su máxima estrella Eduardo Vargas: el goleador de la Copa Sudamericana recibió pase de Gustavo Lorenzetti en mediocampo y enfiló sin mayor marca al área rival y, ante la tibia marca de Sebastián Roco, mandó un hermoso globito sobre el meta naranja (28′), ante el festejo alocado de Sampaoli en una caseta del recinto.

Parecía que todo se complicaba con el desgarro sufrido por Canales, pero su reemplazante Matías Rodríguez entró con la ‘varita mágica’ para tomar un centro de Eugenio Mena y batir con fuerte derechazo a Peric (35′). Gran jugada colectiva y partido sentenciado para el campeón de la Sudamericana.

Al cuadro naranja no le salió nada en el lapso inicial y, por si fuera poco, el arquero Peric salió por una molestia lumbar, siendo reemplazado por el argentino Luciano Palos, quien de todas formas salvó al menos tres chances de gol en el segundo tiempo.

Luego el partido perdió toda emoción, pues la visita sólo inquietó con un remate en el palo de Barrios. Esta situación permitió el ingreso de Albert Acevedo por un contracturado Marcos González y, especialmente, la entrada del ídolo azul Diego Rivarola por Lorenzetti (57′). El mendocino cumplió, eventualmente, su último partido en el club y en el profesionalismo, recibiendo la ovación del respetable.

Al final, un grito de júbilo para los 40 mil espectadores que vieron un inédito tercer título anual de Universidad de Chile y decepción total en el millar de hinchas naranjas que llegaron al Nacional y del DT de Cobreloa, Nelson Acosta, que perdió su primera final de seis disputadas en el ámbito local.

  • Términos & Condiciones

  • Ver Comentarios

Las opiniones vertidas en esta sección comentarios son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial de El Mostrador.


Quienes entran a revisar y leer estos comentarios deben tener presente que, no obstante el esfuerzo permanente que realiza El Mostrador para que no ocurra, pueden encontrar expresiones ofensivas o groseras, proferidas por personas que no han respetado el ambiente de respeto y tolerancia que es consustancial a la línea editorial de El Mostrador.