Grupo El Mostrador: | El Mostrador | El Mostrador TV | El Mostrador Mercados | Avisos Legales

Búsqueda
  • Jueves, 24 de julio de 2014
  • Actualizado a las 06:36

6 de diciembre de 2012

Esta mañana expusieron además Van Klaveren, Dupuy y Colson

Sube la temperatura en La Haya: Chile acusó a Perú de omitir información clave ante la Corte Internacional

Los párrafos “bajo la manga” que sacó el abogado de Chile, James Crawford, apuntan a que el gobierno de Lima omitió frases claves en la memoria que presentó al tribunal, ya que en ellas se reconoce la validez de la Declaración de Santiago de 1952 y el tratado de 1954. El Presidente Piñera elogió la “solidez” de la presentación nacional y llamó a esperar “con tranquilidad” el fallo que emitirá el tribunal internacional el próximo año. [Actualizada]

“Perú prefiere la tecla eliminar en vez de esgrimir argumentos” sentenció hoy el abogado de Chile, James Crawford ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya, en la primera jornada de alegatos chilenos por el diferendo limítrofe con el país del norte. Los párrafos “bajo la manga” que sacó el jurista australiano apuntan a que el gobierno de Lima omitió frases claves en la memoria que presentó al tribunal, ya que en ellas se reconoce la validez de la Declaración de Santiago de 1952 y el tratado de 1954.

Crawford dijo que Perú “usa la tecla suprimir” en varios puntos importantes de dichos tratados y mostró a los jueces de La Haya documentos en los que sí aparecen los párrafos que el país vecino omitió. De hecho, varias veces en su exposición, el jurista aludió irónicamente a la tendencia del gobierno de Lima de “utiliza la tecla eliminar en vez de usar razonamiento” en su memoria al no incluir párrafos claves.

Junto con asegurar que “Perú ha sido muy imaginativo al considerar el tratado de 1952 como acuerdo pesquero”, Crawford agregó que Chile y Perú “no podían haber establecido una zona fronteriza marítima, si no tuvieran una frontera”.

Agregó que está seguro que “la Corte lo tendrá bien claro. Entre Perú y Chile sí hay frontera… La tarea que tiene esta Corte es interpretar el acuerdo entre las partes. Está claro, están a la defensiva”.

De la Declaración de Santiago, el abogado australiano afirmó que “los artículos 2 y 3 hicieron declaración plena sobre la jurisdicción de las 200 millas marítimas”. Así, recordó que en 1954 cuando Ecuador —que también suscribió la declaración— pidió una aclaratoria de los límites fijados en el Tratado de 1952, tanto Chile como Perú ratificaron lo que decía el documento.

Crawford cerró la primera jornada de descargos de Chile, luego que también expusieran ante los jueces sus colegas estadounidenses,  David Colson, el francés, Pierre-Marie Dupuy y el ex subsecretario de Relaciones Exteriores Alberto van Klaveren.

De hecho, el agente chileno fue quien inició —a las 11 de la mañana en punto, hora de Santiago— los alegatos. En sus argumentos precisó que entre Chile y Perú “no queda área por delimitar, no quedan reclamos por resolver” y que el país vecino “no tiene ningún derecho al sur del paralelo del Hito 1”.

Además consideró que “Perú efectúa declaraciones irrelevantes, urdiendo una disputa inexistente para distraer a la Corte” y recordó a los jueces de La Haya “que la existencia de una frontera clara y estable ha permitido desarrollar a Chile y Perú sus economías y vivir en Paz”.

Van Klaveren recordó que en América Latina “históricamente han sido usados los paralelos como fronteras” y que el problema con Perú radica en que el país vecino “se encuentra insatisfecho de esta frontera marítima, pero esto no representa un argumento legítimo para cambiarla”.

Cuando fue el turno del francés Dupuy, apeló a que la práctica confirma que la Declaración de Santiago “era un tratado, las partes, los Estados en la práctica han actuado en ese sentido (…) La practica subsiguiente de los estados partes confirman que este siempre ha sido un tratado”.

En esa línea, dijo que Perú “no puede decir que la Declaración de Santiago no es un tratado, cuando si acepta que establece obligaciones jurídicas vinculantes”. Asimismo, precisó que el objetivo principal de dicho texto consistía “en declarar política y jurídicamente la soberanía y jurisdicción”, que el país vecino “aprobó en 1953 de forma oficial el carácter convencional de la Declaración de Santiago” y que “Perú ha ido modificando sus argumentos como en un vals de dudas”.

En Santiago, la exposición de los cuatro representantes de Chile ante La Haya fue seguida por el Presidente Sebastián Piñera en La Moneda, de la misma forma que lo hizo los dos días de la exposición peruana. Por televisión, mapas y carpetas sobre la mesa, con los ministros Andrés Chadwick (Interior) , Cecilia Pérez (Segegob) y el canciller (s) Cristián Larroulet.

Dos horas después que se terminara la jornada de alegatos, el mandatario leyó una escueta declaración pública, rompiendo el silencio que había mantenido toda la semana desde el domingo en la noche. Sin improvisar ni recurrir a salidas de libreto propias de su estilo, Piñera dijo categórico que “este gobierno, este Presidente y este país sabremos defender con todo la fuerza de la unidad, el derecho internacional y los tratados vigentes nuestros mares y nuestra soberanía”.

En el salón Montt-Varas de La Moneda, con una hilera de banderas chilenas de telón de fondo y a un costado flanqueado por Chadwick y la ministra Pérez, Piñera dijo que la posición de Chile ante el reclamo limítrofe de Perú es “sólida y contundente y así quedó demostrado hoy por nuestro agente y nuestros abogados”.

Piñera llamó “a esperar con tranquilidad el fallo de La Haya” y a tono con los argumentos expresados por la delegación chilena hoy ante la Corte Internacional, reiteró que los límites marítimos con Perú están “fijados hace 60 año mediante los tratados de 1952 y 1954 que firmó Chile, Perú y Ecuador”. Agregó que durante todas estas décadas “nos hemos entendido en forma armónica y coherente”.

La declaración que hizo el Presidente fue detalladamente estudiada en palacio y evaluada en el almuerzo bilateral que tuvo Piñera con su vocera. Además, el hecho que se advirtiera que el Presidente no iba a aceptar preguntas, apuntó a no dar cabida a ningún tipo de improvisación que complique el diseño comunicacional que definió La Moneda para afrontar esta semana de los alegatos en La Haya y que hasta ahora, el balance en palacio indica que ha sido exitoso y sin errores.

 

  • Términos & Condiciones

  • Ver Comentarios

Las opiniones vertidas en esta sección comentarios son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial de El Mostrador.


Quienes entran a revisar y leer estos comentarios deben tener presente que, no obstante el esfuerzo permanente que realiza El Mostrador para que no ocurra, pueden encontrar expresiones ofensivas o groseras, proferidas por personas que no han respetado el ambiente de respeto y tolerancia que es consustancial a la línea editorial de El Mostrador.