Grupo El Mostrador: | El Mostrador | El Mostrador TV | El Mostrador Mercados | Avisos Legales

Búsqueda
  • Jueves, 24 de abril de 2014
  • Actualizado a las 18:46

14 de noviembre de 2013

Candidato plantea cambio radical para los miles de millones de publicidad estatal en medios tradicionales:

Parisi: “Si gano no les daré ni un peso, pero ni un peso a El Mercurio y La Tercera”

Una nueva ley de medios es lo que plantea el economista, con límites a la concentración de la propiedad, obligando a que un 30 por ciento de los directores de los canales de televisión y las radios sean externos. Y con un Estado que invierta activamente sus dineros destinados a publicidad en medios de regiones. “En televisión se gastan 120 mil millones de pesos en publicidad, nosotros ni un peso a los grandes canales. Queremos canales regionales, chiquitos, los queremos potenciar. Queremos que las radios comunales puedan cobrar publicidad. Yo necesito más voces…”, dice el vapuleado presidenciable.

A_UNO_295291

Cuando quedan sólo tres días para las elecciones Presidenciales que terminarán con incertidumbres y conjeturas, Franco Parisi Fernández muestra un optimismo que da terror. Está convencido que será él quien pase a segunda vuelta, si es que las cifras no le dan a Michelle Bachelet para desalojar a la derecha de La Moneda el 17 de noviembre y si los jóvenes se levantan a votar, elevando la cifra de electores a 8 millones. Algo así como si todos los astros se alinean a favor suyo.

Así y todo, está aprovechando hasta el último día para convencer con su discurso que muchos, según propias palabras del candidato, han calificado de “populista, chavista y hasta pinochetista”. Tiene toda la fe depositada en los jóvenes de este país y en haber sembrado en sus mentes que Chile puede ser mejor. Una de las principales “luchas” que ha dado durante este período ha sido la de que es necesario terminar con la concentración en los ámbitos económico, político y de las comunicaciones. Es por ello que en su programa de gobierno destaca la propuesta que plantea una nueva ley de medios en la que “nosotros hablamos de la concentración, más regionalismo, fortalecer  los medios digitales, distribuir mejor las platas, básicamente eso”. Y aunque adelanta que de no pasar al balotaje hará una oposición constructiva, asegura tajante que “no” llamará a votar por ningún candidato. Este jueves cierra su campaña en Concepción, al ladito de Evelyn Matthei, que tiene programado su acto central en Chillán; en el comando de Parisi afirman que sólo fue casualidad y que lo tenían programado mucho antes que la abanderada de la Alianza.

-Usted siempre se ha mostrado contrario a la concentración de los medios y ha plasmado esa crítica en una propuesta. ¿En qué se basa?

-Lo primero, como va a haber una fuerte oposición en el Congreso para una nueva ley de medios y yo lo entiendo…

-¿Por qué parte de esa base?

-Porque la Concertación y la Alianza ya están acostumbradas a El Mercurio y La Tercera y a los grandes grupos de medios. Por lo tanto, lo que nosotros vamos a hacer es que del Presupuesto que es de libre disposición del Presidente –en los medios escritos se gastan 33 mil millones de pesos–, vamos a destinar esa plata a medios independientes, tanto impresos como electrónicos. Si gano no les daré ni un peso, pero ni un peso a El Mercurio y ni un peso a La Tercera.

-¿No es un tanto discriminatorio decir de antemano que a unos se les van a destinar recursos y a otros medios no?

-¡Pero si se ha hecho al revés, pues! Si ahora todo se va a El Mercurio y a La Tercera.

-Pero todos los candidatos han usado a El Mercurio y a La Tercera para difundir sus propuestas. Usted mismo ha privilegiado, si se quiere, a estos medios en algunas oportunidades. ¿Por qué es tan malo?

-No, de hecho creo que la última vez que le di una entrevista a El Mercurio fue hace un mes.

-Sin embargo, en campaña se hace. Es inevitable que los candidatos lo hagan, porque algunos entienden que son los medios leídos por ciertos públicos.

-No, porque yo no confío en El Mercurio. De hecho, las últimas veces que le he dado entrevistas a El Mercurio, después tergiversan las respuestas. Lo hacen inteligentemente, dentro de los cánones aceptables, pero yo no lo acepto. No me gusta El Mercurio, nunca me ha gustado. Esto es lo mismo que ocurre con las radios, el Estado gasta 14 mil millones de pesos en publicidad en estos medios y nosotros los vamos a destinar a radios regionales independientes.

“Yo necesito más El Mostrador, más El Dínamo, más The Clinic, aunque me agarre para el leseo. Necesito El Ciudadano, el diario El Centro de Talca, El Rancagüino… Eso necesito yo. Son 120 diarios, los conté. Es lo que se necesita, pero es necesario ir más allá. ¿Tú sabías que El Ciudadano, o cualquier diario, tienen que pagarle a El Mercurio o La Tercera para que hagan la distribución de los diarios? Son dos empresas las que distribuyen diarios a lo largo de todo Chile. O sea, ellos te pueden hasta manejar de esa forma. Porque, si no, tus diarios van a quedar en la bodega”, señala Parisi.

-¿Cuando hablamos de independientes a qué se refiere? ¿Es posible que haya medios totalmente independientes? Me imagino que apunta a que no pertenezcan a conglomerados…

-En radio, muchas (y comienza a mencionar muchas emisoras de regiones una por una). Hay un montón de radios que son, a mi juicio, independientes de grupos económicos. Que tengan un tinte político, no tengo ningún problema.

-Usted tiene una especie de obsesión con el tema de los grupos económicos. Fue a Canal 13, de los Luksic, y ahí mismo planteó su oposición a que unos pocos grupos económicos concentren todo, particularmente los medios. ¿Por qué? ¿Qué es lo que le molesta de eso?

-Porque creo que es mala para Chile la concentración. Chile es un  país emergente, pero somos poquitos. Y que esté concentrada la parte económica, política y de medios, en pocas manos, es malo. Esa ha sido la tónica de nuestra lucha. Pero inteligentemente, demostrándolo. Ningún candidato se atreve a hacer lo que yo hice. Ninguno. Nosotros lo hacemos porque tengo la convicción, no le debo favores a ningún grupo económico. A mí no me ha pasado ni un peso ningún empresario y no quiero que lo hagan, porque después lo cobran.

-¿Le consta eso?

-Sí, consta. Cómo va instalar dos termoeléctricas en Tocopilla. Con dos dedos de frente, ningún Presidente, intendente, seremi, puede aceptar que se pongan dos centrales termoeléctricas en Tocopilla… Se están pagando favores políticos. Se van a colocar cinco termoeléctricas en Coronel, cinco. Con dos dedos de frente, qué es eso.

-Volviendo a la pregunta original, ¿además de destinar recursos estatales a los medios independientes, qué más contempla su iniciativa, qué tan amplia es?

-Lo que estamos haciendo es decir ‘mire, queremos más televisión’; en televisión se gastan 120 mil millones de pesos en publicidad, nosotros ni un peso a los grandes canales. Queremos canales regionales, chiquitos, los queremos potenciar. Queremos que las radios comunales puedan cobrar publicidad. Yo necesito más voces que El Mercurio y La Tercera. Les doy las gracias por todo lo que han hecho, pero yo necesito más independencia. Me dicen que sobran periodistas… ¡Faltan periodistas!

-¿Es decir que nunca que se le ha pasado por la mente, en el marco de esta ley de medios y regulación del sector, cerrar la carrera en algunas universidades? Se lo pregunto porque hay quienes sostienen que hay muchos periodistas que se titulan y no encuentran trabajo…

-¡Pero por ningún motivo! ¡No! Es mentira, yo necesito más El Mostrador, más El Dínamo, más The Clinic, aunque me agarren para el leseo. Necesito El Ciudadano, el diario El Centro de Talca, El Rancagüino… Eso necesito yo. Son 120 diarios, los conté. Es lo que se necesita, pero es necesario ir más allá. ¿Tú sabías que El Ciudadano, o cualquier diario, tienen que pagarle a El Mercurio o La Tercera para que hagan la distribución de los diarios? Son dos empresas las que distribuyen diarios a lo largo de todo Chile. O sea, ellos te pueden hasta manejar de esa forma. Porque, si no, tus diarios van a quedar en la bodega.

La TV “tiene que cumplir su rol social”

-¿En este contexto, cómo ha visto el debate que se generó a raíz de la Ley de TV digital que llevó a la UDI a recurrir al Tribunal Constitucional, por estimar que vulnera la libertad de expresión con normativas como la que obliga a los canales a transmitir campañas de utilidad pública, por ejemplo?

-Los canales de televisión son un medio masivo, donde las señales son todas del Estado y se entregan a universidades, eso era originalmente, y estas las vendieron. Por lo tanto, tienen que cumplir un rol social. En Estados Unidos, la cuna del capitalismo, hay una franja abajo, cuando viene un huracán. Eso es servicio de utilidad pública. Tienen que hacerlo y lo deben hacer. Ellos tienen el derecho de entrar a tu casa, tu living y hasta a tu cama casi, ¿y tú no le vas a pedir nada a cambio? Si esa no es la discusión es porque hay otros intereses. Y, es verdad, hay otros intereses. Los canales de televisión, que son cinco, ya pertenecen tres a conglomerados económicos. Por lo tanto, ellos quieren competir con cuatro y no con 35 canales. Yo necesito la televisión digital, pero al siguiente año voy a estar presentando el proyecto sobre televisión en internet.

-¿Si usted no llega a la Presidencia de la República, que es lo más probable, seguiría liderando la búsqueda de un cambio en esta materia?

-No lo sé. Lo que sí te digo es que nosotros ya pusimos el tema. Muchas personas, entre periodistas y estudiantes de periodismo de regiones, escucharon lo que yo dije y ellos tienen que ser también (los que trabajen en eso)… Si yo no soy el superhéroe.

-¿Qué otros aspectos aborda esta ley de medios que plantea?

-Que se tiene que pasar a la desconcentración, que los grupos económicos no van a poder tener el cien por ciento de las acciones de los medios de comunicación.

-¿Cómo así?

-Con una ley de desconcentración, como se hizo en Estados Unidos. No como lo está haciendo Argentina, pero sí tiene que haber una participación de inversionistas o directores externos.

-¿Cuál es, entonces, la fórmula concreta?

-Que por lo menos el 30 por ciento de los directores de los canales de televisión y las radios sean externos. Eso es lo que estamos pensando. Y que Televisión Nacional nunca más tenga un director ejecutivo que no sea un periodista y no sea interno. No tengo nada contra Mauro Valdés, es simpático, pero él era de la industria minera, qué hace en Televisión Nacional.

-Pero se da en casi todos los canales que hay directivos que no son periodistas.

-Yo estaría de acuerdo en el caso de los canales y radios privados, pero no en el canal estatal, que es de todos los chilenos

-¿Qué otro aspecto de la ley que propone es relevante?

-Claramente cambiar el concepto de cómo se elige a los directores de Televisión Nacional. Porque TVN es de todos los chilenos. Yo no me voy a meter en el bolsillo de los Luksic, o a quién coloquen, están en su justo derecho y ahí no puedo hacer nada. En el caso de TVN, nosotros proponemos pedirle al Colegio de Periodistas que me entregue una terna y de ahí yo elegiré dos directores. Y ojalá que piensen distinto a mí.

-¿Por qué cree que esto no se ha hecho antes u otros candidatos no lo han planteado con tanta fuerza?

-Porque les tienen miedo a los medios. Sí. Cuando Agustín Edwards invita a tomar tecito, todos salen corriendo.

-¿Cómo siente que lo han tratado los medios en esta campaña?

-¿Sabes?, no me interesa. Yo sé que me van a atacar todo el rato, lo tengo clarísimo. Porque creo que van pauteados.

-¿Siente que ha tenido desventaja respecto de otros candidatos?

-Sí, pero es entendible. No estoy quejándome. Porque los medios se financian con publicidad; la publicidad pertenece a los grandes grupos, entonces, los grandes grupos dicen ‘oye, no me gustó la entrevista. Ah, disculpe jefecito’.

A la segunda vuelta

-¿Cuáles son sus expectativas para el domingo?

-Lo más probable es que pasemos a segunda vuelta, si votan más de 8 millones de personas.

-Entiendo que están reforzando el llamado a que los jóvenes vayan a votar.

-Y muy fuerte en las regiones. Nosotros estamos colocando todo nuestro presupuesto de radios en las regiones. En Santiago no tenemos ninguna publicidad y eso nos va a costar. Yo creo que vamos a pagar ese precio. Pero no estábamos dispuestos a gastar 200 millones de pesos en radios.

-¿Hicieron algún control de daños respecto del efecto que pudieron haber causado a su candidatura las acusaciones de Evelyn Matthei?

-Yo creo que no debí haber caído en el juego de ella.

-¿Es decir que ha hecho un mea culpa sobre su propia reacción?

-Sí, claro. Lo que ganó ella es que me distrajo. Pero también nos dimos cuenta de dónde estábamos pisando, porque fue un ataque brutal. Salieron todos a atacarnos. Todos. Fue una semana de ataque continuo. Fue horrible, fue una bajeza que la va a tener que pagar, pero no por mí, porque alguien no puede ser tan malo.

-Me llama la atención su reacción frente al tema, porque es muy visceral, porque lo que a usted le pasó es habitual en una campaña. Sin ir más lejos, me atrevería a decir que fue hasta suave.

-Es que esa no es la política que quiero para Chile. Que anden gritando ese tipo de cosas injustificadamente y aprovechándose de los medios. ¿Cómo los medios le dan tribuna? Ese es exactamente el Chile que yo no quiero.

-¿Si usted pasara a segunda vuelta en vez de Matthei, lo que para la derecha sería una tremenda derrota…

-Pero merecida, justificada y creo que sería renovadora para la derecha.

-¿Pero qué vendría para usted después?, porque si bien uno puede llegar a imaginar que en un determinado escenario usted pudiera pasar a segunda vuelta, no hay ninguna posibilidad de que le gane a Michelle Bachelet, porque no parece viable que ningún candidato le gane.

-Veámoslo después. Si en estricto rigor yo debería estar marcando cero: no tengo partido político, no teníamos ni uno; el cerebro pensante, el círculo de hierro somos tres. ¡Lo que hemos hecho es increíble!

-Se lo pregunto porque si, después de todo esto, usted pierde y chao, parece ser que toda la energía invertida se pierde. O uno podría pensar que a futuro vamos a seguir escuchando de Parisi, no el economista o académico, sino Parisi el político.

-Si paso a segunda vuelta y no gano, voy a hacer una oposición constructiva al gobierno de Bachelet. Que no sería lo mismo si pasara otro candidato, para el que va a ser un apocalipsis. Yo voy a ser constructivo, por supuesto que distante; quería ser Presidente, no lo fui, pero voy a ser constructivo apoyando las buenas ideas y tratando de mejorar las más o menos y diciendo que no a las malas, de alguna tribuna pública.

-¿Si no pasa a segunda vuelta llamaría a votar por alguno de los candidatos que pasen, en el caso de que efectivamente la haya?

-No.

-Usted se ha vendido como un candidato independiente, sin embargo, la gente tiende a percibirlo como independiente de derecha, ¿por qué cree que no se ha podido quitar esa especie de karma?

-Porque el centro y la centroizquierda están completamente poblados. Entonces, no hay espacios. Pero ¿la ley de medios es de derecha o de izquierda?, ¿eliminar el FUT, aumentar el emprendimiento? Lo que pasa es que yo soy un candidato complejo. No creo en la linealidad de las cosas, pienso en volúmenes, en término de N dimensiones, no lineal.

  • Términos & Condiciones

  • Ver Comentarios

Las opiniones vertidas en esta sección comentarios son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial de El Mostrador.


Quienes entran a revisar y leer estos comentarios deben tener presente que, no obstante el esfuerzo permanente que realiza El Mostrador para que no ocurra, pueden encontrar expresiones ofensivas o groseras, proferidas por personas que no han respetado el ambiente de respeto y tolerancia que es consustancial a la línea editorial de El Mostrador.