Grupo El Mostrador: | El Mostrador | El Mostrador TV | El Mostrador Mercados | Avisos Legales

Búsqueda
  • Jueves, 24 de julio de 2014
  • Actualizado a las 08:23

2 de noviembre de 2010

Hijo de senador Larraín recopila historias sobre el 11 de septiembre

Para fines de este mes está programado el estreno de Post Mortem, la tercera película de Pablo Larraín, hijo del senador UDI, Hernán Larraín. La cinta, que recibió elogiosas críticas durante su paso por el último Festival de Venecia, trata sobre un empleado del Servicio Médico Legal que debe encargarse del cadáver de Salvador Allende el 11 de septiembre de 1973.

A la espera de su estreno comercial la película ya comenzó una particular campaña de promoción. “Está basada en la generación de una conversación en torno al día 11 de septiembre de 1973. Una conversación evitada pero necesaria al cierre de este bicentenario” dicen en la agencia Los Contenidos, encargada de la campaña.

Desde la  semana que viene en el sitio www.postmortemlapelícula.cl se articulará esta conversación a partir de dos preguntas:  “¿Qué significa para ti 11 de septiembre del 73?”  y “¿Dónde estabas ese día?”. Según los gestores de la iniciativa “más que política buscamos historias. Los usuarios de la red podrán acceder al sitio a contar del día 1 de noviembre. Nuestra intención es que  la gente converse y exponga, en un sólo sitio, sus puntos de vista, etc. No necesariamente buscamos la fricción, aunque sabemos que se dará naturalmente.”

La campaña ya cuenta con los testimonios de Raquel Correa, Matías del Río, Iván Moreira, el Rumpy, Sergio Campos, y Antonio Vodanovic, entre otros que se incorporarán próximamente.

Pablo Larraín es además hermano de Hernán Larraín Matte, asesor del “segundo piso” en La Moneda, e hijo de la Ministra de Vivienda Magdalena Matte.

  • Términos & Condiciones

  • Ver Comentarios

Las opiniones vertidas en esta sección comentarios son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial de El Mostrador.


Quienes entran a revisar y leer estos comentarios deben tener presente que, no obstante el esfuerzo permanente que realiza El Mostrador para que no ocurra, pueden encontrar expresiones ofensivas o groseras, proferidas por personas que no han respetado el ambiente de respeto y tolerancia que es consustancial a la línea editorial de El Mostrador.