Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:57

Hombres viven menos que las mujeres por culpa de un gen

por 2 diciembre 2009

Hombres viven menos que las mujeres por culpa de un gen
Se transmite a la descendencia a través del esperma y es el responsable también de que los hombres sean más grandes que las mujeres, una característica que también implica una vida más corta.

La razón de que los hombres vivan menos que las mujeres puede estar en el esperma, según un estudio de investigadores japoneses que demostraron en ratones que hay un gen que sólo se activa en el sexo masculino y que acorta la vida.

Este gen se transmite a la descendencia a través del esperma y es el responsable también de que los hombres sean más grandes que las mujeres, una característica que también implica una vida más corta.

Aunque el estudio fue realizado en ratones, los científicos consideran que las conclusiones se pueden aplicar al caso de todos los mamíferos, incluida la especie humana.

La investigación, realizada por el Instituto Nodai de Investigación de Tokio y publicada en la revista científica "Human Reproduction", giró en torno a un grupo de ratones que nacieron a partir del material genético de dos hembras y sin necesidad de aportación genética por parte de un macho.

Un total de 13 ratones "bi-maternales", como se definen en el estudio, fueron producidos a partir de la manipulación de ADN, de manera que los genes en los óvulos de hembras jóvenes se comportan como los incluidos en el esperma, dándoles la capacidad de fecundar.

El material genético alterado fue entonces implantado en los óvulos de ratones hembra adultas para crear los embriones y el resultado fueron trece ratones con genes heredados únicamente de dos madres sin que hubiera participación del esperma masculino.

Estos ratones "bi-maternales" resultaron vivir de media un 33 por ciento más que los ratones con padre y madre: 1.045 días, frente a los 996 días que suelen vivir los ratones nacidos de manera natural.

Los ratones de laboratorio eran sensiblemente más pequeños al nacer y también tenían sistemas inmunológicos más eficaces.

El responsable es el llamado gen marcador, el que tiene que ver con el proceso por el que los genes heredados de ambos padres son activados o desactivados en función del sexo del descendiente.

El director del estudio, el profesor Tomohiro Kono, manifestó: "creemos que la razón más probable para las diferencias en longevidad tienen que ver con la represión de un gen llamado Rasgrf1 en los ratones bi-maternales".

"Este gen normalmente se expresa a partir de un cromosoma heredado vía paterna y es un gen marcador del cromosoma 9, asociado con el nacimiento pos-natal", añadió Kono.

El científico japonés aclaró que "no está claro si el Rasgrf1 está definitivamente asociado con la longevidad de los ratones, pero es uno de los principales candidatos para ser el gen responsable".

"Este estudio puede ofrecer la respuesta a las cuestiones fundamentales, es decir, si la longevidad en los mamíferos es controlada por la composición del genoma de sólo uno o de los dos progenitores y por qué las mujeres tienen ventaja sobre los hombres en lo que se refiere a la longevidad", explicó el científico.

El estudio argumenta que sus resultados concuerdan con las teorías que defienden que los individuos masculinos concentran sus recursos genéticos en tener un tamaño mayor con el objetivo de tener más oportunidades de reproducción, a costa de una vida más corta.

Las hembras, por contra, tienden a "optimizar su producción reproductiva conservando energía para el parto, para proveer alimento para sus crías y para evitar a los depredadores".

"Nuestros resultados sugirieron diferencias sexuales en la longevidad que se originan a nivel del genoma, lo que implica que el genoma del esperma tiene un efecto perjudicial en la longevidad de los mamíferos", subraya la investigación.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes