Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 09:07

Alertan que explotación desenfrenada puede devastar Amazonía peruana en 2041

por 4 febrero 2010

Alertan que explotación desenfrenada puede devastar Amazonía peruana en 2041
La búsqueda de hidrocarburos se expande hoy al 70 por ciento de la selva, la minería abarca más de 10 millones de hectáreas amazónicas, se proyectan 4.200 kilómetros de hidrovías y miles más de hasta siete ferrovías, cuestionó el ex vicepresidente de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas, Marc Dourojeanni.

La Amazonía peruana quedaría casi devastada en el año 2041 si se implementan todos los proyectos de inversión en esa zona, alertó el ex vicepresidente de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas, Marc Dourojeanni, en una entrevista publicada este jueves.

"Si en la próxima década se implanta la mayoría de proyectos de inversión propuestos, para el año 2041 el 91 por ciento de la selva habrá sido degradada y deforestada", manifestó Dourojeanni al semanario político peruano Caretas.

El presidente fundador de la organización ProNaturaleza es autor junto a Alberto Barandiarán y Diego Dourojeanni del libro "Amazonía peruana en 2021", en el que se critica la inexistencia de un sistema nacional de planificación que haga viable la inversión en la selva.

"Hablar de medio ambiente es hablar de costos. Pero nuestras inversiones no van de la mano con el verdadero desarrollo", acotó el coautor del libro a Caretas.

La búsqueda de hidrocarburos se expande hoy al 70 por ciento de la selva, la minería abarca más de 10 millones de hectáreas amazónicas, se proyectan 4.200 kilómetros de hidrovías y miles más de hasta siete ferrovías, cuestionó Dourojeanni.

Además, el defensor del medio ambiente enfatizó que el déficit energético del país es de 2.000 megavatios, lo que se podría cubrir con la producción de la hidroeléctrica de Inambari, en la selva peruana, un megaproyecto cuya construcción está a cargo de un consorcio brasileño.

"Sin embargo, dicha energía se exportará en lugar de cubrir la necesidad nacional actual", acotó Dourojeanni.

El experto criticó que en la construcción de la Carretera Interoceánica Sur-IIRSA, que unirá a Perú y Brasil, no se haya invertido en la región de Madre de Dios en regularizar la tenencia de la tierra, promover la agricultura en zonas deforestadas ni implementar instituciones para racionalizar la explotación forestal, mejorar la salud y educación pública, entre otros asuntos.

"Mientras Brasil invirtió 100 millones de dólares para estimular el crecimiento del Acre acorde a la IIRSA, en Madre de Dios el gobierno solo invirtió 20 millones: tan solo el 1,5 por ciento del costo de la vía interoceánica", dijo.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes