Viernes, 2 de diciembre de 2016Actualizado a las 19:18

Los astronautas del Endeavour concluyen el segundo paseo espacial en la EEI

por 14 febrero 2010

Los astronautas del Endeavour concluyen el segundo paseo espacial en la EEI
Durante su salida al espacio, completaron la instalación de las mangueras de amoníaco que enlazarán el nuevo módulo con el sistema de refrigeración de la plataforma orbital.

La tripulación del Endeavour realizó este domingo su segunda caminata espacial para completar la instalación de los cables de alimentación que darán vida al nuevo módulo Tranquility, adosado a la Estación Espacial Internacional, y que incorpora un espectacular mirador.

Los astronautas Robert Behnken y Nicholas Patrick, que abandonaron la cámara de descomprensión a las 02.20 GMT y regresaron a las 08.14 GMT, cumplieron con todas las tareas asignadas en las cinco horas y 54 minutos que duró el paseo, indicó la NASA en su página en internet.

Durante su salida al espacio, los astronautas completaron la instalación de las mangueras de amoníaco que enlazarán el nuevo módulo con el sistema de refrigeración de la plataforma orbital.

Asimismo, instalaron cubiertas de aislamiento térmico para evitar la condensación dentro del módulo, prepararon el puerto de acoplamiento nadir para la recolocación de la cúpula y colocaron barandillas y agarres, que facilitarán el trabajo en futuras caminatas.

Precisamente cuando uno de los astronautas procedía a establecer los conductos de refrigeración del módulo, que una vez instalados permitirán que el Tranquility pueda comenzar a funcionar, se registró una pequeña fuga de amoníaco.

"Patrick levantó la cubierta del conector del nuevo módulo y vio cristales de amoníaco", precisó la NASA.

A pesar de no descubrir partículas de amoníaco en su escafandra, el estricto reglamento de vuelo establece que los astronautas, como medida de seguridad, deberán permanecer un tiempo adicional en la esclusa de la EEI, con el fin de que los sistemas eliminen posibles restos del gas tóxico.

"Si encuentra partículas de amoníaco en la escafandra, Patrick intentará eliminarlas antes de regresar al interior de la estación", explicó la NASA.

En tanto, el comandante de la estación, Jeff Williams, los ingenieros de vuelo Soichi Noguchi y Timothy Creamer, el piloto Terry Virts y la especialista Kathryn Hire completaron desde el interior del nuevo módulo la configuración de los sistemas y los mecanismos internos.

Antes de la caminata, los astronautas tuvieron ocasión de abrir por primera vez la puerta del Tranquility, instalado durante el primer paseo el pasado viernes, y de acceder a su interior.

El Tranquility, de construcción europea, añade al complejo orbital un volumen de 800 metros cúbicos y nueve dormitorios y aporta a los habitantes de la Estación un pequeño lujo, una cúpula acristalada que da una visión privilegiada del espacio y de la Tierra.

Según declaró Patrick antes de partir hacia la plataforma orbital, "la cúpula será probablemente el mejor ventanal que jamás ha volado al espacio en todos los programas de la historia de la conquista espacial".

"Tendremos la panorámica más espectacular de la Tierra que nadie haya podido tener jamás desde el interior de la estación", dijo por su parte Stephen Robinson, otro de los seis integrantes de la actual misión.

En un principio estaba previsto que la cúpula fuera despresurizada al término de la segunda caminata, pero la NASA ha aplazado esta operación para más adelante.

Asimismo, la NASA decidió la víspera extender un día más la misión que desarrolla el transbordador Endeavour en la plataforma orbital, por lo que regresará, en principio, el 21 de febrero.

Según la agencia espacial estadounidense, una vez que se complete la instalación de Tranquility y de la cúpula, la Estación Alfa, que orbita la Tierra a casi 400 kilómetros de altura, quedará completada en un 90 por ciento.

El diez por ciento restante deberán concluirlo las cuatro siguientes misiones de los transbordadores, que serán retirados a finales de este año por la NASA para dar paso a nuevas naves.

La de hoy fue la segunda de tres caminatas de la misión STS-130, la 232 dirigida por astronautas estadounidenses, la quinta para Behnken y la segunda para Patrick.

Este paseo espacial fue el 139 de todos los realizados para asistir en la instalación y mantenimiento de la EEI, que totalizan 867 horas y 28 minutos.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes